martes, 29 de septiembre de 2015

Quien cree y espera todo lo alcanza

 
Quien cree y espera todo lo alcanza, decía Santa Teresa de Jesús. Pronto acabará el Año Jubilar Teresiano. Un año dedicado a celebrar el quinto centenario del nacimiento de una mujer excepcional que en su tiempo alborotó sin pretenderlo su ciudad y todas aquellas que pisaba con una única intención: hacer amigos para Dios y ya que el Señor tiene pocos, que al menos estos fueran buenos.
 
Poderosos y letrados le hicieron la guerra. Otros la ensalzaron comparándola… a un hombre. Gran calificativo en una época donde la mujer era considerada poco más que un error de la naturaleza. No lo creyó así Santa Teresa que sufrió la censura por escribir:

“Ni aborrecisteis, Señor de mi alma, cuando andabais por el mundo, las mujeres, antes las favorecisteis siempre con mucha piedad, y hallasteis en ellas tanto amor y más fe que en los hombres, pues estaba vuestra sacratísima Madre, en cuyos méritos merecemos lo que desmerecimos por nuestras culpas. ¿No basta, Señor, que nos tiene el mundo acorraladas e incapaces para que no hagamos cosa que valga nada por Vos en público, ni osemos hablar algunas verdades que lloramos en secreto…? No lo creo yo, Señor, de vuestra bondad y justicia, que sois juez justo y no como los jueces del mundo, que –como son hijos de Adán y, en fin, todos varones- no hay virtud de mujer que no tengan por sospechosa.”
Si aún no habéis ganado el jubileo, corred a Ávila; o a Alba de Tormes, donde hay una misa para los peregrinos cada día a la una; o a cualquier otro lugar teresiano, que los hay y muchos. Merece la pena visitar cualquiera de ellos y conocer dónde y cómo vivió esta gran santa y escritora que iluminó a la Iglesia escribiendo sentada en el suelo sobre un poyo de ladrillos, con una pluma de ave y a la luz de una vela.

Confianza y fe viva mantenga el alma, que quien cree y espera, todo lo alcanza.

viernes, 25 de septiembre de 2015

Herida de guerra antes de nacer

 
El mundo se conmueve hoy por Amel, una niña recién nacida siria que junto a su madre y sus tres hermanos sufrió un bombardeo en su casa antes de que su madre diera a luz.
Aún se encontraba en el vientre de su madre cuando ésta recibió metralla en el rostro y en el cuerpo. Al nacer Amel (cuyo nombre significa Esperanza), comprobaron que la pequeña tenía una herida de metralla en la frente, por encima del ojo izquierdo. Los médicos creen que la niña salvó así a su madre de recibir esta metralla en un órgano vital.

Amel ha salvado milagrosamente su vida y la de su madre. Todos los días niños como Amel mueren víctimas de la guerra, antes o después de haber nacido. Pero junto a estos niños, se encuentran también los que cada día son asesinados en otra guerra, la del flagelo del aborto.

Miley Cyrus, la "librepensadora"

 
Todos sabéis quién es la cantante Miley Cyrus. Nacida en Nashville, Tennessee, apenas tiene veintidós años. Muy joven para tener una sola meta en la vida: llegar a la fama y al dinero simplemente llamando la atención con sus obscenidades. Hace unos años pasó de ser una niña Disney con la serie Hannah Montana a convertirse en un icono sexual a base de salir semidesnuda en los medios y redes sociales para luego pedir disculpas y decir que se siente avergonzada. Me produce auténtico aburrimiento y no puedo creer que esos trucos tediosos no produzcan hastío a sus fans.
Últimamente Miley se ha lucido catalogando a los cristianos de estúpidos religiosos en una entrevista concedida a la revista Paper, donde afirma que a los que profesan la fe cristiana no se les debería permitir ocupar cargos o redactar leyes. Aunque sus padres pertenecían a la Iglesias baptista, ella explica muy ufana que ya "ha superado ese cuento de hadas". Como buena "librepensadora", se muestra así de tolerante y respetuosa con las creencias ajenas. Los medios pretenden hacernos creer que es una representante de la juventud actual. ¿Lo es?

jueves, 24 de septiembre de 2015

Novell, obispo de Solsona, pide a los catalanes, “como padre y pastor”, que voten por la independencia

 
Una vergüenza para la Iglesia española y catalana: un obispo, cuya misión es la de predicar el Evangelio a toda criatura a fin de que todos los hombres consigan la salvación, metido a politicastro que pone su autoridad moral al servicio de la división y el enfrentamiento.
Novell, un obispo indigno

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).