miércoles, 17 de junio de 2015

Entregó al Papa el instrumental con el que practicaba abortos

 
Antonio Oriente, ginecólogo italiano, llevaba años practicando abortos y deseando tener un hijo cuando, en un momento de iluminación pensó: «¿Cómo puedo pedir un hijo al Señor cuando yo mismo mato a los hijos de los demás?». Su matrimonio estaba destruido, su fe era inexistente y su principal quehacer como médico consistía en matar a los bebés de sus pacientes.
Un día, después de asistir a un encuentro de oración, escribió: «Nunca más muerte, hasta la muerte». Y dejó de practicar abortos. Años después, su mujer quedó embarazada. Hoy, son los padres de dos adolescentes.

En 2013, Oriente tuvo la oportunidad de saludar al Santo Padre al recibir éste a una delegación de ginecólogos de Mater Care. El médico le llevó el instrumental con el que solía practicar abortos. Hoy, Antonio Oriente, es el vicepresidente de la Asociación Italiana de Ginecólogos y Obstetras Católicos (AIGOC).

1 comentario:

CHARO dijo...

Muy emotivo y además es un motivo de alegría todo arrepentimiento. Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).