miércoles, 24 de junio de 2015

Compañerismo

 
Este vídeo se ha vuelto viral en internet. Estamos tan acostumbrados a escuchar malas noticias sobre jóvenes, que cuando vemos un caso como este no es de extrañar que rápidamente se extienda. No todo es bulling en los colegios. También el compañerismo se puede enseñar, como en este caso donde un profesor anima y acompaña especialmente a un alumno discapacitado para que acabe la carrera en la que participa. Al final, y siguiendo el ejemplo de su entrenador, son todos los compañeros los que vuelven atrás y acompañan a su amigo hasta la meta.


8 comentarios:

Norma dijo...

Hermosa entrada, y, video. gracias sra amistad. Cariños.

Norma dijo...

Hermosa entrada, y, video. gracias sra amistad. Cariños.

CHARO dijo...

Muy emotivo.Besicos

Marta Máster dijo...

Hola. es un vídeo muy expresivo... no me sorprende que haya sido viral... seguimos en contacto

gosspi dijo...

Estos videos te dan esperanza!!! preciosa entrada

PEPE LASALA dijo...

Así es, gracias a Dios no todo es malo, y hay jóvenes con muchos valores y principios. Un fuerte abrazo de corazón, me despido ya de ti hasta Septiembre por el Verano. @Pepe_Lasala

AMALIA dijo...

Es un vídeo muy conmovedor y bonito.
Te agradezco lo hayas compartido.
Un abrazo

Ángeles dijo...

Maravilloso video y maravillosos niños que ayudan con su presencia a el pequeño que lo necesita... y es que en la vida también florecen rosas, no solo cardos y espinas, y estas tienen la fragancia y la luz de lo que somos como personas creadas desde el Amor.

Saludos con alas de esperanzas.
Ángeles.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).