domingo, 19 de abril de 2015

Petición para que no se deje morir a las víctimas de aborto que nacen vivas

 
La ONG Centro Europeo por el Derecho y la Justicia (ECLJ) ha entregado a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa una petición firmada por 190.000 europeos contra los infanticidios neonatales, es decir, aquellos que se realizan con los fetos que sobreviven a un aborto.
Se trata de evitar la muerte, mejor dicho, el asesinato de los niños que se dejan morir sin atención médica después de haber sido abortados.
En este sentido, es famoso el caso de Gianna Jessen que nació después de una tentativa de aborto y, excepcionalmente, por la acción de una de las enfermeras del abortorio, fue trasladada a un hospital, gracias a lo cual sobrevivió aunque con graves secuelas neurológicas.
En la imagen, Grégor Puppinck, director del Centro Europeo por el Derecho y la Justicia (ECLJ) junto a Philippe Toussaint, representante de la Federación de Asociaciones de Familias Católicas y Mark Neville, representante de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).