martes, 28 de abril de 2015

Hoy, 28 de Abril, fiesta de Santa Gianna Beretta

 
Hoy la Iglesia celebra a Santa Gianna Beretta Molla, una italiana nacida en Magenta (provincia de Milán) el día 4 de octubre de 1922. Educada en la fe, obtiene en 1949 el título de Doctor en Medicina y Cirugía. En 1955 contrae matrimonio con el ingeniero Pietro Molla. Después de tres hijos, en 1961, estando en su cuarto embarazo, le es diagnosticado un tumor en el útero. Es preciso operarla. Ella pide que, ante todo, se salve la nueva vida que lleva en su seno. Después para los siete meses anteriores al parto, los últimos de su vida, con una gran fuerza de ánimo.
Días antes del parto, le dice a los médicos: «Si hay que decidir entre mi vida y la del niño, no dudéis; elegid -lo exijo- la suya. Salvadlo».

El 21 de abril de 1962 da a luz a Gianna Emanuela. El día 28 de abril, entre indecibles dolores y repitiendo la jaculatoria «Jesús, te amo; Jesús, te amo», muere santamente. Tenía 39 años.
El Papa Pablo VI definió la actitud de Gianna frente a la enfermedad durante su embarazo como una «Meditada inmolación».

San Juan Pablo II dijo de Gianna Beretta que fue mensajera sencilla, pero muy significativa, del amor divino: «A ejemplo de Cristo, que "habiendo amado a los suyos (...), los amó hasta el extremo" (Jn 13, 1), esta santa madre de familia se mantuvo heroicamente fiel al compromiso asumido el día de su matrimonio. El sacrificio extremo que coronó su vida testimonia que sólo se realiza a sí mismo quien tiene la valentía de entregarse totalmente a Dios y a los hermanos».

8 comentarios:

CHARO dijo...

No conocía a esta santa y me ha conmovido su historia.Besicos

martina dijo...

Una mamma stupenda ed un medico generoso! Prega per noi.

Io ho avuto la grazia di conoscere sua figlia, proprio Gianna Emanuela!!!!!!!

Un abbraccio

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Tampoco conocía a esta santa, pero me ha encantado leer su historia.
Un abrazo fuerte.

Armando dijo...

Extraordinaria mujer.
Un abrazo

pensamiento dijo...

La santidad no consiste en saber mucho ni en mucho meditar; la santidad es un secreto: el secreto de mucho amar. Gracias, por este bello compartir, un verdadero ejemplo a seguir, gracias.

Denise dijo...

Blessings and much love to you.

Maria Rosa dijo...


Impresionante valentía.

¡Bendita sea!

mariarosa

Maria De Los Ángeles dijo...

Hola, gracias por visitarme. Me ha encantado lo que cuentas de esta madre tan extraordinaria, que prefirió morir, aunque tenía otros tres hijos, para salvar al cuarto.
Muy hermosa historia.
Te mando un saludo desde Madrid

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).