viernes, 20 de marzo de 2015

El respeto a la dignidad humana desde la concepción: el caso de Nathan

 
La persona existe desde el mismo momento de la concepción. El respeto a la dignidad de la vida humana en todos los estadios de su desarrollo es un deber moral, y así lo entendieron estos jóvenes padres.
El hijo de Allison tenía trece semanas y cuatro días de gestación cuando murió como consecuencia de un aborto espontáneo. Según la ley de Texas, donde vive su familia, en estos casos no es preciso un certificado de defunción ni un enterramiento. Sin embargo, los padres entendieron que todo embrión humano tiene desde el principio la dignidad propia de la persona y así, le dieron un nombre, Nathan, y quisieron enterrarlo.


Aquí tenéis las fotografías y la noticia.

2 comentarios:

CHARO dijo...

ME HA CONMOVIDO ESE BESO DE MADRE A SU HIJO PREMATURO Y MUERTO.BESICOS

PEPE LASALA dijo...

No conocía la noticia, y has hecho muy bien en difundirla. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).