jueves, 8 de enero de 2015

Trillizas operadas en el útero materno (el feto también es un paciente)

 
Los bebés de la imagen son Eilah, Erin y Elsie, trillizas británicas que sufrían un grave problema conocido como síndrome de transfusión entre gemelos y que fueron operadas en el útero materno.
El problema fue detectado cuando su madre, Laura Slinger, de 26 años, se encontraba embarazada de 17 semanas. Las trillizas, que nacieron en el mes de octubre, han pasado las navidades en casa.

Afortunadamente, la enfermedad no ha pesado como un estigma sobre estas niñas cuyos padres y médicos han luchado por salvar cuando, según tantas leyes injustas, aún no eran ‘personas’. Los medios científicos y tecnológicos no se han puesto esta vez al servicio de la mentalidad asesina, sino del ser humano.
En muchos países, los niños no nacidos que mueren víctimas del aborto no tienen siquiera el derecho a ser enterrados y sus cuerpos son tratados como deshecho. Eilah, Erin y Elsie fueron respetadas como personas desde el instante de su concepción y, por eso mismo, fueron tratadas como pacientes, gracias a lo cual hoy viven y están sanas.

2 comentarios:

Claudia dijo...

Gracias por compartir esta noticia que realmente reconforta.
Saludos!!!

CHARO dijo...

La ciencia hace maravillas y ahí están esas trillizas para demostrarlo.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).