domingo, 25 de enero de 2015

¿Puede sobrevivir una democracia que oculta la tiranía de los fuertes contra los débiles?

 
Nuestras ciudades - afirma san Juan Pablo II en la Encíclica Evangelium vitae – “corren el riesgo de pasar de ser sociedades de ‘con-vivientes’ a sociedades de excluidos, marginados, rechazados y eliminados”. Así es. Podemos comprobar fácilmente que esto sucede cuando se antepone el bienestar y el egoísmo de unos sobre la vida de los otros.
Constantemente oímos como se proclama la libertad, exigencia de la dignidad humana, para después emplearla ‘legítimamente’ contra los más débiles. Es una ‘libertad’ mal entendida que “exalta de modo absoluto al individuo y no lo dispone a la solidaridad, a la plena acogida y servicio del otro (…) una visión de la libertad muy individualista, a acaba por ser la libertad de los ‘más fuertes’ contra los débiles destinados a sucumbir (EV).

¿Son legítimas las democracias occidentales donde tras la formas electorales y las apariencias de libertad y pluralismo se oculta la realidad implacable de la fuerza que los fuertes ejercen contra los débiles, privándolos incluso de la vida?

3 comentarios:

Armando dijo...

La libertad y el respeto a todos nuestros semejantes sin excepción, van en paralelo. Cuando se separan, mi libertad se convierte en libertinaje y el respeto en prepotencia soez.
Un abrazo y feliz domingo.

Cristina A dijo...

Triste palabra "democracia" , mal usada, mal tratada, lejos de lo que se debe a todos por igual y por sobre todo cautelar por las necesidades de los más de débiles dando cumplimiento al básico derecho de todos el derecho a la vida desde su procreación.
Un abrazo

CHARO dijo...

La libertad mal entendida nos hace mucho daño a todos.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).