lunes, 19 de enero de 2015

Obama: líder de la Cultura de la muerte

 
Durante las legislaturas del Presidente Obama, Planned Parenthood ha abortado más de dos millones de niños, según recoge el portal LifeNews. Obama se ha convertido en los últimos años en uno de los líderes mundiales de la Cultura de la muerte. Un político que, con motivo del aniversario de Roe vs. Wade, la controvertida sentencia del Tribunal Supremo que abrió las puertas del aborto legal en EEUU, declaró que el aborto es una práctica muy necesaria en un país  "donde todos merecen la misma libertad y oportunidades para cumplir sus sueños".
El Presidente Obama llegó al poder gracias al apoyo y la financiación de Planned Parenthood, el mayor lobby abortista del mundo y, desde entonces, ha sabido pagar, literalmente, su deuda. Constantemente recuerda a los americanos su compromiso con el aborto, el mismo por el que luchó toda su vida Margaret Sanger, la fundadora de Planned Parenthood; una racista, por cierto, que hubiera despreciado al Presidente de Estados Unidos por el simple hecho de ser negro.

3 comentarios:

martina dijo...

E' vergognoso! Obama ha avuto anche il premio Nobel per la pace.
Un abbraccio

eligelavida dijo...

Así es, Martina.

Cuando a Obama le dieron el Premio Nobel, el jurado declaró:

"Su diplomacia está fundada en el concepto de que aquellos que deben dirigir el mundo deben hacerlo sobre la base de valores y actitudes que son compartidas por la mayoría de la población mundial".

Sin comentarios...

CHARO dijo...

Personajes que producen escalofríos el pensar que han llegado tan alto a cuenta de la muerte de los más inocentes.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).