domingo, 18 de enero de 2015

Nativos digitales y nuevos analfabetos

 
Cuando conseguí mi primer trabajo, lo primero que hice fue sentarme frente a un ordenador. Me explicaron dos o tres nociones e, inmediatamente, se convirtió en mi principal instrumento de trabajo. Aun así, no me considero una nativa digital. Durante mi infancia y juventud he leído muchas más horas que las que he dedicado a los videojuegos, y mi teléfono ofrece toda una serie de prestaciones que prácticamente no utilizo, no porque tengan alguna dificultad, sino por falta de interés.
No sucede así con los que ahora rondan los veinte. Ellos sí que son nativos digitales. No conciben la vida sin la televisión, los videojuegos o las selfies diarias. ¿Quiere esto decir que son una generación más preparada? Lo dudo. De pequeños saben manejar el smatphone con naturalidad, pero es que se trata de un artilugio realmente sencillo. Sin embargo, leen menos, utilizan peor el lenguaje y, en general, son menos cultos.

Hace unos años, el Ministerio de Cultura y Comunicación francés publicó un estudio en el que se ponía de manifiesto el descenso progresivo de los índices de lectura tradicionales entre los nativos digitales, incluso entre aquellos que pertenecen a familias lectoras con un nivel cultural alto. Por otro lado, los nativos digitales, aunque se sociabilizan mejor a través de las redes sociales, tienen grandes carencias en el tú a tú. Su lenguaje es más críptico y repetitivo. ¿Nuevas tecnologías? Por supuesto. Pero sin dejar de lado la enseñanza de lo básico: la lectura como estímulo de la inteligencia, la imaginación y la creatividad, para que los nativos digitales no sean los nuevos analfabetos.
 

1 comentario:

pensamiento dijo...

Gracias, muy buen compartir, Para una auténtica obra educativa no basta una buena teoría o una doctrina que comunicar. Hace falta algo mucho más grande y humano: la cercanía vivida diariamente, que es propia del amor y que tiene su espacio más propicio ante todo en la comunidad familiar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).