viernes, 31 de octubre de 2014

Unicef usa Halloween para promover el aborto

 
Todos sabemos que Unicef vende cada año tarjetas navideñas con las que se recaudan fondos destinados a favorecer la llamada ‘salud sexual y reproductiva’ de las mujeres de los países pobres. Algo parecido viene haciendo con motivo de la fiesta de Halloween. Bajo el lema ‘Los niños ayudan a los niños’, Unicef ofrece cajas en forma de huchas para que los niños vayan de casa en casa recaudando dinero para lo que se supone será una ayuda para los pequeños de otros países, cuando en realidad Unicef destina esos fondos al aborto, la anticoncepción y una educación sexual basada en la ideología de género.

La 'enfermedad del embarazo' y el 'late-term-abortion'

 
¿Existe la enfermedad del embarazo? Según el Dr. Warren Hern, sí. Esa es la razón por la que este hombre se dedica al aborto en el último trimestre o aborto por nacimiento parcial, según sus propias palabras.
Como científico, propone que el embarazo sea tratado en todos los aspectos como una enfermedad y afirma:

“Tendríamos que dejar de asumir que el embarazo es un estado natural en la mujer y considerar que el embarazo es una condición crónica, con una morbilidad determinada que se puede prevenir mediante la contracepción efectiva, que debe definirse como una enfermedad que requiere atención médica y que puede tratarse mediante la evacuación del contenido uterino”. El entrecomillado es un breve resumen de las bestialidades que este 'médico' defiende para proteger su dedicación al abortismo.
No es extraño que Hern quiera dar esta visión negativa de la fertilidad y el embarazo cuando existe una industria millonaria de la que él se lucra y que lo respalda. Por otro lado, hay que reconocer que lo que afirma Hern no es una excepción al pensamiento general. De hecho, en EEUU el famoso Obamacare se basa precisamente en considerar el embarazo como enfermedad. De ahí que en los seguros los métodos anticonceptivos se incluyan como 'preventivos' y 'cobertura sanitaria básica'.

El Dr. Hern es uno de los muchos carniceros que siguen practicando en EEUU el llamado 'late-term abortion' o aborto por nacimiento parcial, con el que se mata al niño hasta pocos segundos antes de su nacimiento natural. Para practicar este tipo de aborto, primero se induce a la mujer al parto; Cuando el bebé está naciendo, el 'médico' ayuda a extraer las piernas del niño y posteriormente el cuerpo. Con la cabeza aún en el interior de la madre, el abortero clava un punzón en el cuello del bebé e introduce un catéter para succionar el cerebro. Finalmente extrae la cabeza del niño que, a pesar de lo que ha sufrido, en muchos casos aún nace y permanece vivo durante unas horas sin recibir ningún tipo de ayuda o tratamiento.

jueves, 30 de octubre de 2014

Apple Gay

 
Que Apple promueve la agenda del lobby gay ya lo sabíamos. Ahora, Tim Cook, director ejecutivo (CEO) de Apple, ha anunciado públicamente su homosexualidad, en un artículo firmado para la revista especializada 'Businessweek', donde, entre otras cosas, afirma: "Estoy orgulloso de ser gay y considero que ser gay es uno de los mayores dones que Dios me ha dado". Los gays parecen empeñados en meter a Dios en todos sus asuntos.
No me importa nada lo que hace este señor en su casa, pero sí me preocupa la propaganda pro homosexual que abunda en las redes, en los medios, en las grandes empresas e incluso en los colegios, buscando imponer su reingeniería social. Cook no es sólo el director de una empresa poderosa, sino que también actúa como miembro de un lobby de presión con poder y dinero, capaz de colocar en la presidencia de EEUU a un títere que promueve el homosexualismo político.

Algo parecido sucede en Europa, donde la agenda homosexual está ya muy avanzada: uniones homosexuales igualadas al matrimonio, adopción de niños por parejas homosexuales, ideología de género en colegios e institutos, cuotas a favor de la comunidad LGTB para becas Erasmus, y exigencia de otros supuestos derechos en realidad inexistentes.
Tim Cook ha recibido numerosas felicitaciones por su 'valentía' en salir del armario, cuando lo cierto es que desde hace muchos años el homosexualismo político militante va imponiendo su 'estilo de vida' ante el aplauso social.

El Arzobispo de Riga fue salvado del aborto: "¿Por qué tuve suerte?"

 
El arzobispo de Riga, Letonia, Zbigevs Stankevis, ha dado su particular testimonio en defensa de la vida afirmando que hace 59 años estuvo a punto de morir por culpa de un médico.
Stankevis, de 59 años, relata que su madre quedó embarazada cuando tenía ya 40 años. El médico que la atendía insistió en que abortase: "Mi madre tenía cuarenta años y la doctora le propuso que abortara; Ya eres mayor- le dijo - y tener otro hijo no es una decisión sabia".

Finalmente, su madre decidió seguir adelante con su embarazo.
Hoy en día, cientos de mujeres en Letonia atraviesan la misma situación que vivió la madre del arzobispo y son incitadas a abortar, especialmente desde que en el año 2002 el gobierno aprobó una ley pro-aborto.

El arzobispo de Riga, Zbigevs Stankevis ha escrito un artículo titulado: ¿Por qué tuve suerte? y afirma:
"Quería compartir mi experiencia. A mi madre le propusieron que me matara y ella rechazó la idea, estoy vivo gracias a ella. Puedo vivir libremente mi vocación y cumplir mi misión en la vida. Si mi madre me hubiera matado tendrían otro arzobispo en Riga".

Fuente: Rome Reports.

El derecho a enterrar al hijo no nacido

 
En la ciudad de Arequipa, en Perú, Mirian Rosas Chacón fue internada el 23 de diciembre de 2013 en el hospital Edmundo Escomel. Presentaba una amenaza de aborto por una infección urinaria. Siete días después tuvo un aborto espontáneo. Cuando después de este triste suceso solicitó el certificado de defunción y el cuerpo de su hijo para darle sepultura, éste le fue negado.
La explicación que ha recibido esta madre es que no le pueden entregar el cuerpo de su hijo porque el bebé no llegó a las 22 semanas de gestación y un peso de 500 gramos. Al parecer, éste es el requisito que exige el Manual de Normas y Procedimientos de Manejo de Cadáveres de EsSalud. Rosas Chacon insiste: "Lo que pido es que me den el cuerpo de mi hijo. Lo tienen guardado en formol en el área de Anatomopatología".

Está claro que en Perú el embrión o el feto de menos de 22 semanas de gestación no es percibido como persona por las autoridades sanitarias. De otra forma no se entiende que un ser humano que se encuentra en un momento incipiente de su desarrollo y que fallece por causas naturales sea tratado como desecho sanitario. Desgraciadamente, en la mayor parte de los países del mundo, los embriones son tratados como objetos susceptibles de compra, venta, congelación o destrucción. En este caso, simplemente como desecho.
El cuerpo de un nonato fallecido no es un desecho. Tiene derecho a un entierro digno. Para los padres que pierden un hijo por un aborto espontáneo, la posibilidad de verlo y despedirse, como por otra parte se hace con cualquier otro fallecido, ayuda a vivir el duelo, de la misma forma que ayuda el poder enterrar el cuerpo de ese hijo que nunca llegó a nacer.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Solidaridad, caridad y la alegría de dar

 
Un día, al salir del trabajo, Narayanan Krishnan contempló una escena espeluznante. Un hombre hambriento en la calle comía sus propias heces. Narayanan dejó su trabajo como cocinero en un gran hotel y decidió dedicar su talento a alimentar a los olvidados. Desde entonces recorre las calles con alimentos y atiende a los sin techo, a los que además lava y corta el pelo. Cuando habla de su labor, nos anima a todos a descubrir la alegría que hay en dar:

Feministas: atajo de sacrílegas

 
Infocatólica informa sobre la exposición `Un saber realmente útil´, que tiene lugar en el Museo Reina Sofía, y desde la que se lanzan proclamas abortistas e insultos a la Iglesia.
Una vez más, unas que se llaman a sí mismas feministas han convertido la causa de la defensa de los derechos de las mujeres en un circo en el que blasfeman, echan espumarajos por la boca y piden a gritos que la sociedad proclame el ‘derecho’ a matar a sus propios hijos.

El aborto ha hecho millonarios y ha desarrollado una industria brutal a costa de las vidas de seres inocentes pero, desde luego, no ha hecho nada por la mujer. Por ello, no tiene sentido que sean precisamente las mujeres las que lancen consignas abortistas para defender una práctica que es sexista y racista pero, en ningún caso, feminista.
En la exposición, proliferan frases como ‘la única iglesia que ilumina es la que arde’, que demuestran, una vez más, que los grupos representantes del feminismo fundamentalista que practican estas mujeres están formados por un atajo de sacrílegos que se jactan de sus hazañas contra Dios y la Iglesia. Junto a ellos, el director del museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, que asegura que con esta exposición y otras semejantes el museo ‘se posiciona como un importante catalizador del pensamiento y del debate público’. Uno más que cree que ‘catalizar el pensamiento público’ es apoyar grupos extremistas que, a quienes más dañan es, precisamente, a las mujeres.

El aborto legal también tiene riesgos

La enciclopedia médica Medline Plus afirma que los riesgos del aborto quirúrgico abarcan:
•Daño al útero o al cuello uterino
•Perforación uterina (hacer un agujero accidentalmente en el útero con uno de los instrumentos utilizados)
•Sangrado excesivo
•Infección del útero o de las trompas de Falopio
•Cicatrización del interior del útero
•Reacción a los medicamentos o a la anestesia, como por ejemplo problemas para respirar
•No extraer todo el tejido, con la necesidad de otro procedimiento
En ocasiones, estos riesgos son aún más graves. Una mujer ha sufrido la amputación de los dos pies, de la mano izquierda y del brazo derecho después de una septicemia tras un aborto en un hospital francés.
Se trata de Priscilla Dray of Bordeaux, quien decidió abortar al saber que estaba de nuevo embarazada tras el nacimiento de su tercer hijo. Tras el aborto le fue implantado un DIU. A las pocas horas, desarrolló una septicemia.
Es, sin duda, de un caso desgraciado, pero que demuestra que el aborto legal y hospitalario, en contra de lo que se dice, no está exento de riesgos muy graves.

Nueve meses y nueve horas de vida

 
Ayer os enseñaba un anuncio de Chocolate Milka en el que una joven madre se hace una ecografía. Este método de diagnóstico prenatal está resultando ser una gran ayuda para la defensa de la vida. Dicen que ‘ojos que no ven, corazón que no siente’. Pues bien, con la ecografía sucede exactamente lo contrario, los padres pueden contemplar a su bebé en los distintos estadios de su crecimiento.
Hace casi dos años, los médicos le dijeron a Katyie, entonces embarazada de 20 semanas, que su hijo venía con una grave malformación: no tenía formado el cerebro. Se trata de un problema que los médicos describen como incompatible con la vida.

Los padres del niño lo vieron a través de la ecografía mover las piernas, dar patadas e incluso sonreír. Por mucho que el médico les explico que esa sonrisa no significaba nada, que era un simple acto reflejo, los jóvenes se negaron a abortar.
Lucian nació y sobrevivió sólo nueve horas, pero durante eses tiempo fue amado y su vida significó mucho para sus padres. La ecografía prenatal cumplió su función de técnica de diagnóstico, pero también supuso un acercamiento real entre los padres y su hijo enfermo.

Su madre declaró: “Después de las cosas horribles que nos habían dicho, vimos a nuestro niño sonriendo, moviendo los brazos, haciendo burbujas, dando patadas... Y pensé que mientras estuviera dentro de mí, su calidad de vida sería maravillosa y no sería diferente a otros niños. Me dio el inmenso honor de ser su madre durante nueve meses”.

martes, 28 de octubre de 2014

Apología homosexual en Chile

 
Hay quien niega la existencia del lobby gay. Defienden que personas homosexuales tienen derecho a comportarse según su tendencia y que si esto conlleva algún cambio social, bienvenido sea.
Pero las cosas no son tan sencillas. Lo cierto es que existe un lobby que, día a día, realiza apología homosexual, promocionando una agenda política que es toda una ofensiva en contra de la familia.

En Chile, últimamente están perdiendo el norte. Financiados por la Unión Europea y el Gobierno de Holanda, se está repartiendo en los colegios un cuento para niños de cuatro años titulado 'Nicolás tiene dos papás', que constituye todo un ejemplo de apología homosexual. El manual va acompañado de un curso y de unos ejercicios o tareas a realizar por el menor.

Europa está empeñada en exportar a América el homosexualismo político y la ideología de género. Y no tienen reparo en usar para ello a los menores, explicándoles que precisan realizar un proceso de 'autoconocimiento', para discernir si son o no homosexuales, y planteándoles que proclamen cuanto antes su supuesta condición.
El manual explica a los niños que el principal culpable de la discriminación a los homosexuales es el cristianismo. “El pecado- dicen - es un concepto religioso que suele basarse en la Biblia, texto que no concluye nada al respecto”.

Los promotores de este engaño muestran, una vez más, que para los apologistas de la ideología de género y el homosexualismo político el simple hecho de que la humanidad se divida en hombres y mujeres es para ellos una realidad inadmisible. Pretenden imponerse en Chile y descristianizar todavía más la sociedad chilena según el modelo europeo, atacando a los más vulnerables: los niños.

Cuando un hombre y una mujer hacen uso de la contracepción, se rechazan recíprocramente


La Confederación italiana de los Centros para la regularización natural de la fertilidad, para dar respuesta al debate surgido en los últimos días en el Sínodo extraordinario sobre la familia, y con ocasión de la beatificación de Pablo VI, han publicado un documento en el que se confirma la importancia de la doctrina sobre la unión entre cónyuges expresada en la encíclica Humanae Vitae. Este es un pequeño extracto:
 
“Cuando un hombre y una mujer hacen uso de la contracepción, se rechazan a sí mismos, rechazando el don de la vida, se rechazan recíprocamente ya que no se dan ni se acogen en la totalidad de lo que son: el uno se niega a dar al otro la propia fertilidad en el mismo momento en que este rechaza el recibir la fertilidad del otro. El primer significado de la contracepción – está bien claro- no es la anticoncepción, sino la anti conyugal, puesto que hace abstracción de la experiencia del don y de la acogida totales del uno al otro en la medida en la que se adultera, no nos hace ser verdaderamente y radicalmente nosotros mismos y no nos deja aceptar al otro en su realidad total, así como él o ella es y está”.

Leer el documento completo aquí: HUMANAE VITAE: la vía natural del amor.

Publicidad y defensa de la vida

 
Publicistas japoneses nos cuentan una historia para reflexionar… ¡en un anuncio de ropa interior!
 
Una pareja, después de años de intentarlo, está esperando un hijo. Es el comienzo del embarazo y la madre es diagnosticada de cáncer, pero espera hasta el nacimiento del bebé para ser tratada con quimioterapia.

Se trata de un anuncio publicitario de "Beauty Inside", una marca de lencería, que pretende destacar los sacrificios de los que es capaz una mujer por aquellos a los que ama, y que revelan su belleza interior.

Aquí tenéis el anuncio:


La primera sonrisa...

 
El primer baño, el primer diente, el primer día de cole…
Dicen que las agencias publicitarias de Argentina están entre las mejores del mundo. Os dejo este vídeo, muy por la vida, para que lo comprobéis:


lunes, 27 de octubre de 2014

El mejor hermano mayor

 
MattyB es un pequeño cantante rapero de once años. Su hermana Sarah Grace tiene Síndrome de Down y Matty le ha dedicado una canción en la que pide que cada persona sea aceptada y querida por lo que es. El vídeo en YouTube ha alcanzado ya más ocho millones de espectadores:
 

Anticoncepción con control remoto

 
La Fundación Bill & Melinda Gates ha invertido más de 4,6 millones de dólares en el desarrollo de un dispositivo de apenas unos milímetros que actuará como anticonceptivo y que se prevé que esté en el mercado en 2018.
Se trata de un microchip que, implantado bajo la piel de la mujer, liberará dosis combinadas de estrógeno y prosgestina, igual que las píldoras anticonceptivas, y que se activará mediante un mando a distancia, liberando la hormona anticonceptiva en el cuerpo.

Hace unos días os comentaba que en África miles de mujeres han recibido lo que creían que era una vacuna contra el tétanos, mezclada con otra sustancia que actúa como contraceptivo. En otras palabras. En teoría las han vacunado contra el tétanos y en la realidad las han dejado estériles sin su conocimiento. De la misma manera, muchas niñas y adolescentes podrían ser ‘injertadas’ con este microchip que actuaría como medio de control de la población. Al fin y al cabo, esta es la gran obsesión del eugenista millonario Bill Gates, controlar el crecimiento poblacional en los países pobres.

domingo, 26 de octubre de 2014

Interrumpir es una cosa, matar es otra

 
¡Cuántas madres, debido a este engaño con las palabras, no saben lo que están haciendo realmente! “Interrumpen” el embarazo autojustificándose con frases repetidas: “no era el momento de quedarme embarazada”, “no lo deseaba”, “estoy sin trabajo, estoy sola”, etc., etc. Todas estas frases se emplean para ocultar la verdad: la muerte de sus hijos.
Esas mismas madres ¿podrían utilizar la misma justificación cuando, por quedarse sin trabajo o solas, por la muerte del marido por ejemplo, se plantearan matar a alguno o todos sus hijos? Nadie en la sociedad diría que la madre ha interrumpido su maternidad, ni podría alegar que su acción respondía a que “no era el momento de quedarse viuda”, o que la pobreza o la viudez “era una situación no deseada”.

¿Acaso la única situación que parece dar valor a la vida de sus hijos es que se encuentran fuera del útero materno de modo que matar a un hijo cuando está fuera de su seno es un delito, mientras que matarlo cuando está en el seno materno es un derecho? ¡Qué hipocresía! ¿O es que estamos locos?
Los políticos prefieren en esto, como en tantas cosas, jugar con las palabras.

La ciencia dice algo diferente: dice que el ser humano es humano desde el mismo momento de la fecundación del óvulo por un espermatozoide y lo que se forma en ese momento nunca se puede llamar “nada” o “cosa”, sino “vida humana”. El que niegue esto, o es ignorante o actúa de mala fe o por intereses.
Extracto del artículo ¡Despertemos del letargo del aborto! de sor Aurora Gallego, directora de la Casa Cuna Santa Isabel de Valencia.

Artículo completo en Fórum Libertas.

Hay principios no negociables. El primero: el respeto a la vida


Hay cuestiones fundamentales que son innegociables porque están inscritas en la propia naturaleza del hombre. Entre ellas, el respeto a la vida desde la concepción hasta la muerte natural. El relativismo que infecta la sociedad ha hecho que, para muchos, «opciones, antes consideradas unánimemente como delictivas y rechazadas por el común sentido moral, lleguen a ser poco a poco socialmente respetables» (San Juan Pablo II). 

Algunos, obsesionados con el consenso y lo que llaman ‘respeto a la libertad’ de los demás, han olvidado que hay derechos que son primarios. La vida, el primero de ellos. 

La Escritura no hay que leerla de forma académica, sino orando


Es preciso leer la sagrada Escritura no como un libro histórico cualquiera, por ejemplo como leemos a Homero, a Ovidio o a Horacio. Hay que leerla realmente como palabra de Dios, es decir, entablando una conversación con Dios.

Al inicio hay que orar, hablar con el Señor: "Ábreme la puerta". Es lo que dice con frecuencia san Agustín en sus homilías: "He llamado a la puerta de la Palabra para encontrar finalmente lo que el Señor me quiere decir". Esto me parece muy importante. La Escritura no se lee en un clima académico, sino orando y diciendo al Señor: "Ayúdame a entender tu palabra, lo que quieres decirme en esta página".

(Encuentro del Papa Benedicto XVI con los jóvenes de Roma y del Lacio como preparación para la XXI Jornada Mundial de la Juventud).

sábado, 25 de octubre de 2014

Una fiesta hueca como la calabaza

 
Esta mañana me ha llegado un correo con un power point en el que, junto a varias diapositivas cargadas de consejos pseudoreligiosos e imágenes de vírgenes, al final decía: "envía este correo a veinte personas. Margarita no lo envió y su hija se cayó por una ventana. Si lo envías y pides un deseo y rezas una oración, se cumplirá. Pedro lo hizo y le tocó la lotería". ¡Ahí que queda eso! El que inventó estos 'tantras' es un castizo… impregnado en esta cultura pagana que mezcla a partes iguales ocultismo, superstición y estupidez.  Curiosamente, evangelizar cuesta, pero estas bobadas corren como la pólvora y se globalizan fácilmente.
Hubo un tiempo en que los cristianos transformaban las fiestas paganas en fiestas cristianas y los templos paganos en iglesias. Ahora es al revés. La gente vive la tradicional fiesta de difuntos disfrazada de 'caminantes' al más puro estilo The Walking Dead, con amuletos en los llaveros de los coches, música heavy en la tienda de vaqueros y vistiendo camisetas con conocidos símbolos de brujería.

Comprendo que en un mundo globalizado llegue hasta nosotros y se imponga una fiesta que no es nuestra. Halloween nos ha ido invadiendo durante los últimos años hasta imponerse, como se impuso en su momento la comida basura. Hay que reconocer que el Halloween que se celebra en España es bastante inocente y está tan vacío de contenido como la calabaza que lo representa. La gente se disfraza como autómata, porque es lo que toca, gastándose el dinero en horrendos disfraces, accesorios y 'chuches' bastas que, desgraciadamente, han desbancado a nuestros deliciosos huesos de santo. Y eso sí que es un crimen.

viernes, 24 de octubre de 2014

Dar la vida

 
El padre Montes, misionero argentino del Instituto del Verbo Encarnado (IVE), llegó a Irak en el año 2010, poco después del gran atentado que hubo contra la iglesia Nuestra Señora de la Salvación, en el cual murieron 50 cristianos que estaban participando en la Misa. Hoy afirma que “misionar en Irak es una cosa maravillosa, porque en el corazón del hombre siempre se da una lucha entre el bien y el mal. Dios quiere llevarnos a sí, darnos la vida eterna, y el diablo, enemigo de Dios, quiere apartarnos de Dios”.
Cuenta cosas tremendas de la persecución que los cristianos sufren en Irak donde hay un ‘terrorismo satánico’. Sin embargo, dice, también está la fuerza que Dios da a sus hijos, y tenemos así casos de heroísmo, gente que da su vida por Cristo, que da su vida por sus hermanos. Y esto hace que sea realmente a la vez que un espectáculo muy triste, algo muy edificante. Nosotros estamos aprendiendo de los cristianos en Medio oriente, de los cristianos iraquíes”.

En la imagen podéis verlo dando la mano a su madre. María vive una vida plena. Madre de siete hijos, uno falleció, tres son sacerdotes, otro es laico consagrado y los demás están casados. Enviudó hace ocho años, y teniendo ya 82, se ha convertido en religiosa.
Fuente: Aciprensa

Cuando los partidos políticos se convierten en estructuras de pecado


 
Carta pastoral de Monseñor Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, titulada «Llamar a las cosas por su nombre. Un verdadero reto para los católicos», publicada hace unmes:
1. El Presidente del Gobierno de España y del Partido Popular ha confirmado la retirada de la reforma de la ley del aborto que pretendía “limitar” cuantitativamente el “holocausto silencioso” que se está produciendo. Mantener el derecho al aborto quiebra y deslegitima el supuesto estado de derecho convirtiéndolo, en nombre de la democracia, en una dictadura que aplasta a los más débiles. Ninguna ley del aborto es buena. La muerte de un solo inocente es un horror, pero “parecía” que “algo” estaba cambiando en las conciencias de algunos políticos relevantes respecto del crimen abominable del aborto (Cf. Concilio Vaticano II, Gaudium et spes, 51).
Dicho esto conviene denunciar, con todo respeto a su persona, que el Presidente del Gobierno ha actuado con deslealtad respecto a su electorado al no cumplir su palabra en esta materia, explicitada en su programa electoral; también ha actuado con insensatez pues ha afirmado que lo sensato es mantener el “derecho al aborto”, es decir, el derecho a matar a un inocente no-nacido, el crimen más execrable. Además ha faltado a la verdad, pues su partido tiene mayoría absoluta en el Parlamento y, sin embargo, afirma que no hay consenso, algo que no ha aplicado a otras leyes o reformas infinitamente menos importantes.

Ha llegado el momento de decir, con voz sosegada pero clara, que el Partido Popular es liberal, informado ideológicamente por el feminismo radical y la ideología de género, e “infectado” como el resto de los partidos políticos y sindicatos mayoritarios, por el lobby LGBTQ; siervos todos, a su vez, de instituciones internacionales (públicas y privadas) para la promoción de la llamada “gobernanza global” al servicio del imperialismo transnacional neocapitalista, que ha presionado fuerte para que España no sea ejemplo para Iberoamérica y para Europa de lo que ellos consideran un “retroceso” inadmisible en materia abortista.
2. Respecto al Jefe de la Oposición en el Parlamento, también con todo respeto a su persona, hay que afirmar que se ha mostrado falto de rigor intelectual y con un déficit de sensibilidad ante la dignidad de la vida humana. Es asombroso comprobar cómo telefonea a un programa de televisión para denunciar la violencia contra los animales, y, sin embargo, olvida la violencia criminal contra dos millones de niños abortados: decapitados, troceados, envenenados, quemados… Desde la lógica del horror el Secretario General del PSOE ensalzó en la Estación de Atocha de Madrid el mal llamado “tren de la libertad” en el que algunas mujeres reclamaban “el derecho a decidir matar inocentes”; este tren, como los trenes de Auschwitz que conducían a un campo de muerte, debería llamarse, no el “tren de la libertad” sino, el “tren de la muerte”, del “holocausto” más infame: la muerte directa y deliberada de niños inocentes no-nacidos.

3. Como es verificable, el Partido Popular con esta decisión, se suma al resto de los partidos políticos que, además de promover el aborto, lo consideran un derecho de la mujer: una diabólica síntesis de individualismo liberal y marxismo. Dicho de otra manera, a fecha de hoy ‒ y sin juzgar a las personas ‒, los partidos políticos mayoritarios se han constituido en verdaderas “estructuras de pecado” (Cf. San Juan Pablo II, Encíclicas Sollicitudo rei socialis, 36-40 y Evangelium vitae, 24).
4. En el orden cultural, y bajo la presión del feminismo radical, se ha trasladado el punto de mira del aborto; se ha deslizado desde el tratamiento como un crimen (No matarás) a la consideración de la mujer como víctima. Es verdad que la mujer es también víctima, abandonada en muchas ocasiones ‒ cuando no presionada para que aborte ‒, por el padre de su hijo, por su entorno personal y laboral y por la sociedad; también es cierto que sufre con frecuencia el síndrome post-aborto, etc.; pero, si bien algunas circunstancias puede disminuir la imputabilidad de tan gravísimo acto, no justifican jamás moralmente la decisión de matar al hijo por nacer. Esto hay que denunciarlo al tiempo que hay que acompañar con misericordia y «adecuadamente a las mujeres que se encuentran en situaciones muy duras, donde el aborto se les presenta como una rápida solución a sus profundas angustias» (Papa Francisco, Evangelii gaudium, 214).
Pero, como digo, lo específico del aborto es que se trata de un crimen abominable: «el que mata y los que cooperan voluntariamente con él cometen un pecado que clama venganza al cielo (Cf. Gn 4, 10)» (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2268). No se puede justificar, apelando a la libertad, lo que de sí es una acción criminal que mata a un inocente, corrompe a la mujer, a quienes practican el aborto, a quienes inducen al mismo y a quienes, pudiendo con medios legítimos, no hacen nada para evitarlo. La Iglesia Católica, Madre y Maestra, en orden a proteger al inocente no-nacido e iluminar las conciencias oscurecidas «sanciona con pena canónica de excomunión este delito contra la vida humana. “Quien procura el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión latae sententiae” (CIC can. 1398), es decir, “de modo que incurre ipso facto en ella quien comete el delito” (CIC can. 1314), en las condiciones previstas por el Derecho (Cf. CIC can. 1323-1324). Con esto la Iglesia no pretende restringir el ámbito de la misericordia; lo que hace es manifestar la gravedad del crimen cometido, el daño irreparable causado al inocente a quien se da muerte, a sus padres y a toda la sociedad» (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2272). Es necesario evidenciar que nos encontramos ante una verdadera crisis de civilización.

5. Por otra parte, diré más: se debe aclarar que no es justificable moralmente la postura de los católicos que han colaborado con el Partido Popular en la promoción de la reforma de la ley del aborto a la que ahora se renuncia. La Encíclica Evangelium vitae del Papa San Juan Pablo II no prevé la posibilidad de colaboración formal con el mal (ni mayor ni menor); no hay que confundir colaborar formalmente con el mal (ni siquiera el menor) con permitir ‒ si se dan las condiciones morales precisas ‒ el mal menor. Dicha Encíclica (n. 73) lo que afirma es: «un problema concreto de conciencia podría darse en los casos en que un voto parlamentario resultase determinante para favorecer una ley más restrictiva, es decir, dirigida a restringir el número de abortos autorizados, como alternativa a otra ley más permisiva ya en vigor o en fase de votación. […] En el caso expuesto, cuando no sea posible evitar o abrogar completamente una ley abortista, un parlamentario, cuya absoluta oposición personal al aborto sea clara y notoria a todos, puede lícitamente ofrecer su apoyo a propuestas encaminadas a limitar los daños de esa ley y disminuir así los efectos negativos en el ámbito de la cultura y de la moralidad pública. En efecto, obrando de este modo no se presta una colaboración ilícita a una ley injusta; antes bien se realiza un intento legítimo y obligado de limitar sus aspectos inicuos».
6. Con afecto hacia las personas y con dolor, también debo decir que, en ocasiones, algunas instancias de la Iglesia Católica que camina en España no han propiciado, más bien han obstaculizado, la posibilidad de que aparezcan nuevos partidos o plataformas que defiendan sin fisuras el derecho a la vida, el matrimonio indisoluble entre un solo hombre y una sola mujer, la libertad religiosa y de educación, la justicia social y la atención a los empobrecidos y a los que más sufren: en definitiva la Doctrina Social de la Iglesia. Gracias a Dios el Papa Francisco ha sido muy claro respecto del aborto en su Exhortación Apostólica Evangelii gaudium (nn. 213 y 214).

7. Como en tantas otras ocasiones de nuestra historia, es momento de apelar a la conciencia de los católicos españoles. Ante nosotros, tal vez, se abre la posibilidad de “un nuevo inicio” y en todo caso un amplio abanico de acciones simultáneas, entre las que quiero destacar:
a) Hay que mantener firme el propósito de la evangelización, de la gestación de nuevos cristianos y de la atención en nuestros “hospitales de campaña” (Cáritas, Centros de Orientación Familiar, etc.) de tantas personas heridas (física, psíquica y espiritualmente) que esperan nuestro amor, nuestra misericordia y nuestra ayuda, siempre desde la verdad.

b) Insistir en la educación sexual y en la responsabilidad de las relaciones sexuales, es decir, educar para el amor.

c) Insistir en la abolición total de toda ley que permita el aborto provocado directo y promover la aprobación de leyes que protejan al no-nacido, la maternidad y las familias.
d) Suscitar una respuesta civil organizada y capaz de movilizar las conciencias.

e) Hacer una llamada a promover iniciativas políticas que hagan suya, integralmente, la Doctrina Social de la Iglesia.
f) Estudiar por enésima vez la posibilidad de regenerar los partidos políticos mayoritarios, aunque hasta ahora estos intentos han sido siempre improductivos.

8. El camino va a ser largo y difícil, ya sucedió con la abolición de la esclavitud. La maduración de las conciencias no es empresa fácil, pero nuestro horizonte, por la gracia de Dios, es el de la victoria del bien. Este es tiempo de conversión. Así pues, todos (mujeres y varones, profesionales de la sanidad y de los medios de comunicación, gobernantes, legisladores, jueces, fuerzas y cuerpos de seguridad, pastores y fieles, etc.) estamos obligados en conciencia a trabajar y defender con todos los medios legítimos “toda la vida” de “toda vida humana”, desde la concepción y hasta la muerte natural, empezando por los no-nacidos y sus madres; si no lo hacemos, la historia nos lo recriminará, las generaciones venideras nos lo reprocharán y, lo que es definitivo, Dios, el día del Juicio, nos lo reclamará: era pequeño, estaba desnudo e indefenso y no me acogisteis (Cf. Mt 25, 41-46).

Monseñor José Antonio Reig Pla
Obispo de Alcalá de Henares

En Alcalá de Henares, a 24 de septiembre del Año del Señor de 2014
Ntra. Sra. de la Merced

jueves, 23 de octubre de 2014

«Me da miedo el poder de elección entre la vida y la muerte en manos de los hombres»

 
Pearl Comfort Sydenstricker, conocida como Pearl S. Buck fue una gran escritora norteamericana, hija de misioneros presbiterianos, que pasó gran parte de su vida en China. Escribió más de 85 libros, en muchos de los cuales retrata la sociedad y la cultura China de su tiempo. En 1938 se le concedió el Premio Nobel de Literatura.
Pearl S. Buck fue madre de ocho hijos. La primera nació con una enfermedad y un retraso mental severo. Además, la escritora, debido a un tumor, sufrió una histerectomía durante el parto. Los siguiente hijos fueron adoptados.

Buck reflexionó sobre el sentido de este drama en su vida y afirmaba (las negritas son mías):
«Si me hubiese sido posible conocer de antemano la frustración de su vida, ¿habría deseado un aborto? Con plena conciencia de mi angustia y desesperación, mi respuesta es no. No lo hubiera deseado. Incluso con pleno conocimiento, hubiera escogido la vida; y esto por dos razones:

Primero, porque me da miedo este poder de elección entre la vida y la muerte en manos de los hombres. No alcanzo a ver un ser humano en el que pueda confiar tal poder. No basta la sabiduría humana, ni la integridad humana.
Segundo, la vida de mi hija no ha carecido de significado. Verdaderamente, ha proporcionado consuelo y apoyo práctico a muchas personas que son padres de niños retrasados, o que ellas mismas tienen alguna discapacidad. Bien es verdad que lo ha conseguido a través de mí, pero sin ella yo no hubiera logrado aprender a aceptar esa pena inevitable ni hacer que esa aceptación fuera útil a los demás. En este mundo en el que la crueldad prevalece en tantos aspectos de nuestras vidas, yo no añadiría esa nueva carga que supone el poder elegir la muerte en lugar de la vida. Un niño retrasado, una persona disminuida, brindan a la vida su propia aportación, incluso a la vida de los seres humanos normales. Esta donación se resume en las lecciones de paciencia, comprensión y piedad, lecciones que todos necesitamos volverlas a vivir y practicar unos con otros, seamos los que seamos».

Mujeres engañadas para volverlas estériles

 
Monseñor Paul Kariuki Njiru, obispo de Embu y presidente de la Comisión para la Pastoral de la Salud, de la Conferencia Episcopal de Kenia, afirma que las pruebas de laboratorio realizadas a petición de la Iglesia han encontrado que la vacuna contra el tétanos utilizada en la campaña de marzo de 2014 contenía la sub-unidad beta HCG. Esta sustancia, combinada con la vacuna contra el tétanos, en realidad se convierte en una vacuna contra el embarazo. Curiosamente, la campaña nacional contra el tétanos está dirigida a niñas y mujeres de entre 14 a 49 años, con exclusión de las niñas menores de 13 años, además de la población masculina.
¿Por qué esta falta de respeto hacia la mujer? ¿Dónde están las feministas de turno para gritar a favor de estas mujeres engañadas a las que se está esterilizando sin su consentimiento?
El obispo afirma que se trata de “una herramienta para el control permanente de la población” y pregunta por qué el Ministro de Salud no ha hecho que se involucre la Iglesia católica en la campaña anti-tétanos, visto que, ha comentado, “aportamos una contribución significativa al sector de la salud en este país”.
La cultura de la muerte comienza siempre pidiendo el acceso fácil y gratuito a la anticoncepción. Pero en este caso se cruza incluso la línea de la dignidad humana, ofreciendo a las mujeres en edad fértil una vacuna que lo que hace en realidad es imposibilitar que sean madres.
¿No tienen derecho estas mujeres a que se respete su libertad de actuar en conciencia, sabiendo cuáles son las verdaderas consecuencias de lo que se les da como un medicamento?
Fuente: aleteia

miércoles, 22 de octubre de 2014

Me asusta una Iglesia que pide perdón por ser cristiana

 
«Me asusta (…) una Iglesia arrodillada ante el mundo, pidiendo perdón por ser cristiana, y prometiendo portarse bien en adelante y decirle al mundo lo que el mundo quiere oír. Me asusta una Iglesia gimiendo ante los hombres para que no abandonen los templos y dispuesta a «lo que sea» con tal de no perder aforo (incluso me sentiría tentado de sospechar que lo que no quisieran perder algunos son sus privilegios). Me asusta la moral de conveniencia que ya no es fiel a la verdad, sino a la estadística. Me asusta una Iglesia esclava de las encuestas (…)».
Estas no son más que unas pocas frases extraídas del artículo titulado Los «lapsi», los divorciados vueltos a casar, y mis miedos”, publicado por el sacerdote don José-Fernando Rey Ballesteros en su blog De un tiempo a esta parte… Si os interesa el reciente Sínodo de obispos sobre la familia, aquí tenéis un interesantísimo comentario sobre el mismo 

Hermanas Dominicas de Irak: « La gente ya no puede aguantar más. Estamos siendo perseguidos a causa de nuestra religión»

 
«Continuamos compartiendo nuestra lucha diaria con ustedes con la esperanza de que nuestro grito pueda ser escuchado en todo el mundo.
Somos como el hombre ciego de Jericó (Mc 10, 46-52), el cual no tenía más que su voz para implorar misericordia a Jesús. Aunque algunas personas lo ignorasen otras lo escucharon y lo ayudaron. ¡Nosotras contamos con personas que nos escuchen!

Todos nos hacemos la misma pregunta: ¿hay algún tipo de final a la vista? Apreciamos todos los esfuerzos que se han hecho para proporcionar ayuda a las personas desplazadas; sin embargo, han de tener en cuenta que el suministro de alimentos no es la única necesidad esencial que se requiere. Nuestro caso es mucho más grande. Estamos hablando de dos minorías (cristianos y mazdeístas) que han perdido sus tierras, sus hogares, sus pertenencias, su trabajo, su dinero, algunos se han visto separados de sus familias y sus seres queridos y todos están perseguidos a causa de su religión.
La gente ya no puede aguantar más. Es demasiado pesada la carga. Ayer un joven expresó que prefería morir a vivir sin dignidad. Las personas sienten que han sido despojadas de toda dignidad. Estamos siendo perseguidos a causa de nuestra religión.

Por lo que concierne a nuestra comunidad sabemos que nuestro convento de Tel Kaif está siendo utilizado como sede del Estado Islámico.
Por favor, manténganos presentes en sus oraciones».

Hermana María Hanna OP.
Hermanas Dominicas de Santa Catalina de Siena-Irak

Extracto de la carta abierta enviada por las Hermanas Dominicas de Irak hace un mes. Desde entonces, no se ha vuelto a saber nada de ellas. La carta completa aquí. 

Mujeres que se contentan «en sólo contentar a Dios»

 
Martina Purdy es una conocida periodista de la BBC que ha pasado más de 25 años cubriendo la actualidad política de Irlanda del Norte. Hace unos días, ha anunciado su decisión de abandonar su profesión, para convertirse en religiosa.
"Dejo la BBC", ha declarado Purdy - "Gracias a todos por vuestra generosidad. A los que comparten mi fe, a los de otras religiones, a los que tratan de hallar a Dios, a los que tratan de ignorarlo. Que Dios os bendiga".

El caso de Martina me recuerda otro similar: el de KathleenGilbert, periodista norteamericana que durante tres años dirigió la página LifeSiteNews, una web dedicada a la defensa de la vida y de la dignidad del ser humano, y que en 2012 se recluyó entre las que ella misma denominaba «marines de la Iglesia», en el monasterio de carmelitas descalzas de Buffalo, en el estado de Nueva York.
Otro caso interesante es el de Akiko Tamura, médico especialista en cirugía torácica que hace un par de años abandonó su trabajo en la Clínica Universitaria de Navarra para entrar como religiosa en el Carmelo Descalzo de Zarautz.

Todas ellas mujeres de gran prestigio profesional que decidieron dejarlo todo contentándose «en sólo contentar a Dios».

«Totus tuus»

 
Hoy, 22 de octubre, la Iglesia celebra la memoria litúrgica de San Juan Pablo II, establecida no el día de su muerte (2 de abril), sino la fecha de la inauguración de su pontificado.
Pensando en hacer un resumen de su vida y de su obra para conmemorar este día, he recordado el escudo espiscopal de Karol Wojtyła, que después sería su escudo papal, y que es un compendio de su pensamiento. En él, tenía una cruz de oro, con una «eme» de María abajo, a la derecha, y el lema: «Totus tuus». Estas palabras latinas hacen referencia a una conocida expresión de san Luis María Grignion de Monfort, en la que Karol Wojtyła encontró un principio fundamental para su vida:

«Totus tuus ego sum et omnia mea tua sunt. Accipio Te in mea omnia. Praebe mihi cor tuum, Maria  (Soy todo tuyo y todo cuanto tengo es tuyo. Tú eres mi todo, oh María; préstame tu corazón)».

martes, 21 de octubre de 2014

¡Ofrece una Misa!

 
 
Cuando solicitas la celebración de una Misa a través de Ayuda a la Iglesia Necesitada, con tu donativo contribuyes al sostenimiento de un sacerdote y de su labor misionera en el Tercer Mundo. Él, en agradecimiento, ofrece la Misa por tu intención o la de tu ser querido. ¡Ayuda a los que ayudan!

Ex abortista explica reacciones habituales de las mujeres que han abortado

 
Carol Everett ha sido propietaria de dos ‘clínicas’ abortistas. Hoy, después de reconocer que el aborto es un asesinato, Carol espera poder ayudar a la causa pro-vida dando testimonio de sus experiencias durante sus años como abortera.
Para empezar, Carol ha declarado que, según su experiencia, existen dos reacciones clásicas entre las mujeres que han abortado. La más común es la de gritar ‘he matado a mi bebé’, justo tras la intervención. Everett reconoce que siempre se sorprendía al escuchar a las mujeres llamar ‘bebé’ al hijo que habían abortado. Esa mujer, afirma hoy, probablemente podrá superar el trauma del aborto, pues reconocerá que ha quitado la vida a su hijo y hará duelo por ello.

La segunda reacción, explica Carol, es la de la mujer que mientras está en la sala de recuperación dice ‘tengo hambre; llevo aquí varias horas y quiero irme’. Everett, que hace años también abortó, afirma que para esta segunda mujer será mucho más difícil la recuperación, pues huye de lo que ha hecho, quiere dejarlo atrás y lo niega. Al parecer, en estos casos transcurre una media de cinco años hasta que la mujer reconoce los hechos, admite que voluntariamente ha matado a su bebé, y puede comenzar a recuperarse.
Las mujeres que han tenido abortos voluntarios, tienen un riesgo de suicidio 6/7 veces superior a otros adultos, y 10 veces superior en el caso de adolescentes, además de problemas de depresión y psiquiátricos. Uno de los objetivos pendientes de los grupos pro-vida  es llegar a estas mujeres para poder ayudarlas y apoyarlas en su recuperación una vez están dispuestas a ello.

lunes, 20 de octubre de 2014

Dios ya ve todo el futuro del embrión aún "informe"

 
Después de considerar la mirada y la presencia del Creador que se extienden por todo el horizonte cósmico, en la segunda parte del salmo que meditamos hoy, la mirada amorosa de Dios se fija en el ser  humano,  considerado  en su inicio pleno y completo. Aún es un ser "informe" en el seno materno:  algunos  estudiosos de la Biblia interpretan la palabra hebrea que usa el salmo como equivalente a "embrión", descrito mediante esa palabra como una pequeña  realidad oval, enrollada, pero sobre la cual ya se posa la mirada benévola y amorosa de los ojos de Dios.
El salmista, para definir la acción divina dentro del seno materno, recurre a las clásicas imágenes bíblicas, mientras que la cavidad generadora de la madre se compara a "lo profundo de la tierra", es decir, a la constante vitalidad de la gran madre tierra.

Ante todo, se utiliza el símbolo del alfarero y del escultor, que "forma", que plasma su creación artística, su obra maestra, precisamente como se decía en el libro del Génesis con respecto a la creación del hombre:  "El Señor Dios formó al hombre con polvo del suelo" (Gn 2, 7). Luego viene el símbolo del "tejido", que evoca la delicadeza de la piel, de la carne, de los nervios "entretejidos" sobre el esqueleto.
También Job evocaba con fuerza estas y otras imágenes para exaltar la obra maestra que es la persona humana, a pesar de estar golpeada y herida por el sufrimiento: "Tus manos me formaron, me plasmaron (...). Recuerda que me hiciste como se amasa el barro (...). ¿No me vertiste como leche y me cuajaste como queso? De piel y de carne me vestiste y me tejiste de huesos y de nervios" (Jb 10, 8-11).

Sumamente fuerte es, en nuestro salmo, la idea de que Dios ya ve todo el futuro de ese embrión aún "informe": en el libro de la vida del Señor ya están escritos los días que esa criatura vivirá y colmará de obras durante su existencia terrena. Así vuelve a manifestarse la grandeza trascendente del conocimiento divino, que no sólo abarca el pasado y el presente de la humanidad, sino también el arco todavía oculto del futuro. También se manifiesta la grandeza de esta pequeña criatura humana, que aún no ha nacido, formada por las manos de Dios y envuelta en su amor: un elogio bíblico del ser humano desde el primer momento de su existencia.
BENEDICTO XVI. Audiencia General del miércoles 28 de diciembre de 2005. Comentario al salmo 138.

Alimenta sonrisas

 
¿Se puede querer a un no nacido? Danone nos cuenta con naturalidad que es evidente que sí:
 

Planned Parenthood celebra casi cien años de muerte

 
Planned Parenthood, la mayor plataforma abortista mundial, propietaria de centenares de abortorios en el mundo entero, celebra estos días su 98 aniversario. Casi un siglo matando niños y promoviendo el asesinato de seres humanos dentro del seno materno.
Su fundadora, Margaret Sanger, abrió su primera ‘clínica’ el 16 de octubre de 1916 en Brooklyn, Nueva York. Desde allí, comenzó a promover la esterilización de los que ella denominaba 'indeseables': negros, latinos, pobres, enfermos y discapacitados. Desde allí también comenzó con su particular lucha a favor del aborto, que Sanger definía como el proceso de deshacerse del indigno.

Planned Parenthood es el sueño de una racista hecho realidad; está financiada por toda una serie de 'filántropos' que, en lugar de donar su dinero para paliar el hambre, prefieren favorecer el genocidio de lo que consideran 'razas inferiores'. Debemos eliminar los yerbajos humanos – decía Margaret Sanger - y esterilizar a la raza genéticamente inferior.
Hoy Planned Parenthood celebra su casi centenario de muertes riéndose de la sociedad a la que maltrata y tuiteando una fotografía de época con mujeres y carritos de bebés. Y todavía hay quien no se espanta de este negocio de muerte.

domingo, 19 de octubre de 2014

Los momentos de 'tentación' del Sínodo, según el Papa Francisco

Discurso completo del Papa Francisco al concluir el Sínodo Extraordinario de los Obispos sobre la Familia:
Queridos Eminencias, Beatitudes, Excelencias, hermanos y hermanas:

¡Con un corazón lleno de reconocimiento y de gratitud quiero agradecer junto a ustedes al Señor que nos ha acompañado y nos ha guiado en los días pasados, con la luz del Espíritu Santo!

Agradezco de corazón a S. E. Card. Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo, S. E. Mons. Fabio Fabene, Sub-secretario, y con ellos agradezco al Relator S. E. Card. Peter Erd? y el Secretario Especial S. E. Mons. Bruno Forte, a los tres Presidentes delegados, los escritores, los consultores, los traductores, y todos aquellos que han trabajado con verdadera fidelidad y dedicación total a la Iglesia y sin descanso: ¡gracias de corazón!
Agradezco igualmente a todos ustedes, queridos Padres Sinodales, Delegados fraternos, Auditores, Auditoras y Asesores por su participación activa y fructífera. Los llevare en mis oraciones, pidiendo al Señor los ¡recompense con la abundancia de sus dones de su gracia!
Puedo decir serenamente que –con un espíritu de colegialidad y de sinodalidad– hemos vivido verdaderamente una experiencia de "sínodo", un recorrido solidario, un "camino juntos".

Y siendo “un camino" –como todo camino– hubo momentos de carrera veloz, casi de querer vencer el tiempo y alcanzar rápidamente la meta; otros momentos de fatiga, casi hasta querer decir basta; otros momentos de entusiasmo y de ardor. Momentos de profundo consuelo, escuchando el testimonio de pastores verdaderos (Cf. Jn. 10 y Cann. 375, 386, 387) que llevan en el corazón sabiamente, las alegrías y las lágrimas de sus fieles.
Momentos de gracia y de consuelo, escuchando los testimonios de las familias que han participado del Sínodo y han compartido con nosotros la belleza y la alegría de su vida matrimonial. Un camino donde el más fuerte se ha sentido en el deber de ayudar al menos fuerte, donde el más experto se ha prestado a servir a los otros, también a través del debate. Y porque es un camino de hombres, también hubo momentos de desolación, de tensión y de tentación, como algunas de las siguientes:

- La tentación del endrecimiento hostil, esto es el querer cerrarse dentro de lo escrito (la letra) y no dejarse sorprender por Dios, por el Dios de las sorpresas (el espíritu); dentro de la ley, dentro de la certeza de lo que conocemos y no de lo que debemos todavía aprender y alcanzar. Es la tentación de los celosos, de los escrupulosos, de los apresurados, de los así llamados "tradicionalistas" y también de los intelectualistas.
- La tentación del “buenismo” destructivo, que en nombre de una misericordia engañosa venda las heridas sin primero curarlas y medicarlas; que trata los síntomas y no las causa ni las raíces. Es la tentación de los "buenistas", de los temerosos y también de los así llamados “progresistas y liberalistas”.

- La tentación de transformar la piedra en pan para terminar el largo ayuno, pesado y doloroso (Cf. Lc 4, 1-4) y también de transformar el pan en piedra , y tirarla contra los pecadores, los débiles y los enfermos (Cf. Jn 8,7) de transformarla en “fardos insoportables” (Lc 10,27).

 - La tentación de descender de la cruz para contentar a la gente, y no permanecer, para cumplir la voluntad del Padre; de ceder al espíritu mundano en vez de purificarlo e inclinarlo al Espíritu de Dios.
- La tentación de descuidar el “depositum fidei”, considerándose no custodios, sino propietarios y patrones, o por otra parte, la tentación de descuidar la realidad utilizando ¡una lengua minuciosa y un lenguaje pomposo para decir tantas cosas y no decir nada!
Queridos hermanos y hermanas, las tentaciones no nos deben asustar ni desconcertar, ni mucho menos desanimar, porque ningún discípulo es más grande que su maestro; por lo tanto si Jesús fue tentado –y además llamado Belcebú (Cf. Mt 12,24)– sus discípulos no deben esperarse un trato mejor.

Personalmente me hubiera preocupado mucho y entristecido sino se hubieran dado estas tensiones y estas discusiones animadas; este movimiento de los espíritus, como lo llamaba San Ignacio (EE, 6) si todos hubieran estado de acuerdo o taciturnos en una falsa y quietista paz. En cambio he visto y escuchado –con alegría y reconocimiento– discursos e intervenciones llenos de fe, de celo pastoral y doctrinal, de sabiduría, de franqueza, de coraje y parresía. Y he sentido que ha sido puesto delante de sus ojos el bien de la Iglesia, de las familias y la “suprema lex”: la “salus animarum” (Cf. Can. 1752). Y esto siempre sin poner jamás en discusión la verdad fundamental del Sacramento del Matrimonio: la indisolubilidad, la unidad, la fidelidad y la procreatividad, o sea la apertura a la vida (Cf. Cann. 1055, 1056 y Gaudium et Spes, 48).
Esta es la Iglesia, la viña del Señor, la Madre fértil y la Maestra premurosa, que no tiene miedo de remangarse las manos para derramar el óleo y el vino sobre las heridas de los hombres (Cf. Lc 10,25-37); que no mira a la humanidad desde un castillo de vidrio para juzgar y clasificar a las personas. Esta es la Iglesia Una, Santa, Católica y compuesta de pecadores, necesitados de Su misericordia. Esta es la Iglesia, la verdadera esposa de Cristo, que busca ser fiel a su Esposo y su doctrina.

Es la Iglesia que no tiene miedo de comer y beber con las prostitutas y los publicanos (Cf. Lc 15). La Iglesia que tiene las puertas abiertas para recibir a los necesitados, los arrepentidos y ¡no sólo a los justos o aquellos que creen ser perfectos! La Iglesia que no se avergüenza del hermano caído y no finge no verlo, al contrario, se siente comprometida y obligada a levantarlo y a animarlo a retomar el camino y lo acompaña hacia el encuentro definitivo con su Esposo, en la Jerusalén celeste.
¡Esta es la Iglesia, nuestra Madre! Y cuando la Iglesia, en la variedad de sus carismas, se expresa en comunión, no puede equivocarse: es la belleza y la fuerza del sensus fidei, de aquel sentido sobre natural de la fe, que viene dado por el Espíritu Santo para que, juntos, podamos todos entrar en el corazón del Evangelio y aprender a seguir a Jesús en nuestra vida, y esto no debe ser visto como motivo de confusión y malestar.

Tantos comentaristas han imaginado ver una Iglesia en litigio donde una parte está contra la otra, dudando hasta del Espíritu Santo, el verdadero promotor y garante de la unidad y de la armonía en la Iglesia.
El Espíritu Santo que a lo largo de la historia ha conducido siempre la barca, a través de sus ministros, también cuando el mar era contrario y agitado y los ministros infieles y pecadores.

Y, como he osado decirles al inicio, era necesario vivir todo esto con tranquilidad y paz interior también, porque el sínodo se desarrolla cum Petro et sub Petro, y la presencia del Papa es garantía para todos.

Por lo tanto, la tarea del Papa es aquella de garantizar la unidad de la Iglesia; es aquella de recordar a los fieles su deber de seguir fielmente el Evangelio de Cristo; es aquella de recordar a los pastores que su primer deber es nutrir la grey que el Señor les ha confiado y de salir a buscar –con paternidad y misericordia y sin falsos miedos– la oveja perdida.
Su tarea es la de recordar a todos que la autoridad en la Iglesia es servicio (Cf. Mc 9,33-35) como ha explicado con claridad el Papa Benedicto XVI con palabras que cito textualmente: “la Iglesia esta llamada y se empeña en ejercitar este tipo de autoridad que es servicio, y la ejercita no a título propio, sino en el nombre de Jesucristo… a través de los Pastores de la Iglesia, de hecho, Cristo apacienta a su grey: es Él que la guía, la protege, la corrige porque la ama profundamente. Pero el Señor Jesús, Pastor supremo de nuestras almas, ha querido que el Colegio Apostólico, hoy los Obispos, en comunión con el Sucesor de Pedro … participaran en este misión suya de cuidar al pueblo de Dios, de ser educadores de la fe, orientando, animando y sosteniendo a la comunidad cristiana, o como dice el Concilio,“cuidando sobre todo que cada uno de los fieles sean guiados en el Espíritu santo a vivir según el Evangelio su propia vocación, a practicar una caridad sincera y operosa y a ejercitar aquella libertad con la que Cristo nos ha librado” (Presbyterorum Ordinis, 6)… Y a través de nosotros – continúa el Papa Benedicto – es que el Señor llega a las almas, las instruyen las custodia, las guía. San Agustín en su Comentario al Evangelio de San Juan dice: “Sea por lo tanto un empeño de amor apacentar la grey del Señor” (123,5); esta es la suprema norma de conducta de los ministros de Dios, un amor incondicional, como aquel del Buen Pastor, lleno de alegría, abierto a todos, atento a los cercanos y premuroso con los lejanos (Cf. S. Agustín, Discurso 340, 1; Discurso 46,15), delicado con los más débiles, los pequeños, los simples, los pecadores, para manifestar la infinita misericordia de Dios con las confortantes de la esperanza(Cf. Id., Carta 95,1)” (Benedicto XVI Audiencia General, miércoles, 26 de mayo de 2010).

Por lo tanto la Iglesia es de Cristo –es su esposa– y todos los Obispos en comunión con el Sucesor de Pedro, tienen la tarea y el deber de custodiarla y de servirla, no como patrones sino como servidores. El Papa en este contexto no es el señor supremo sino más bien el supremo servidor – “Il servus servorum Dei”; el garante de la obediencia , de la conformidad de la Iglesia a la voluntad de Dios, al Evangelio de Cristo y al Tradición de la Iglesia poniendo de parte todo arbitrio personal, siendo también – por voluntad de Cristo mismo – “el Pastor y Doctor supremo de todos los fieles” (Can. 749) y gozando “de la potestad ordinaria que es suprema, plena, inmediata y universal de la iglesia” (Cf. Cann. 331-334).
Queridos hermanos y hermanas, ahora todavía tenemos un año para madurar con verdadero discernimiento espiritual las ideas propuestas y encontrar soluciones concretas a las tantas dificultades e innumerables desafíos que las familias deben afrontar; para dar respuesta a tantos desánimos que circundan y sofocan a las familias, un año para trabajar sobre la “Relatio Synodi” que es el resumen fiel y claro de todo lo que fue dicho y discutido en esta aula y en los círculos menores.

¡El Señor nos acompañe y nos guie en este recorrido para gloria de Su nombre con la intercesión de la Virgen María y de San José! ¡Y por favor no se olviden de rezar por mí!
Fuente: Aciprensa

Cuatro profecías que hizo el nuevo beato Pablo VI

 

Al presentar la encíclica Humanae vitae, Pablo VI puso en guardia contra cuatro problemas principales que surgirían si no se aceptaba la doctrina de la Iglesia sobre la regulación de la natalidad.
 
Ante todo, advirtió que el uso generalizado de la anticoncepción llevaría "a la infidelidad conyugal y a la degradación general de la moralidad". Y es exactamente lo que ha sucedido. Pocos se atreverían a negar que el índice de abortos, divorcios, hogares rotos, violencia sobre mujeres e hijos, enfermedades venéreas y nacimientos fuera del matrimonio, ha aumentado muchísimo desde la mitad de la década de 1960. Desde luego, la píldora anticonceptiva no ha sido el único factor de esta degeneración, pero ha desempeñado un papel importante. De hecho, la revolución cultural que comenzó en 1968, guiada, al menos en parte, por una nueva actitud ante el sexo, no hubiera sido posible o no se hubiera podido mantener sin un fácil acceso a una anticoncepción segura. En esto Pablo VI tuvo razón.
En segundo lugar, advirtió que el hombre perdería el respeto a la mujer "sin preocuparse más de su equilibrio físico y psicológico", hasta el punto de considerarla "como simple instrumento de goce egoísta y no como compañera, respetada y amada". En otras palabras, según el Papa la anticoncepción podía presentarse como medio de liberación para las mujeres, pero en realidad los "beneficiarios" de las píldoras y de los medios anticonceptivos serían los hombres.
Tres décadas después, exactamente como había predicho Pablo VI, la anticoncepción ha liberado a los hombres, en un nivel sin precedentes en la historia, de la responsabilidad por sus agresiones sexuales. En ese proceso, uno de los aspectos más irónicos del debate de la pasada generación sobre la anticoncepción fue el siguiente: muchas feministas atacaron a la Iglesia católica por su presunta falta de aprecio de las mujeres, pero en la Humanae Vitae la iglesia identificó y rechazó la explotación sexual de la mujer años antes de que entrara a formar parte de la corriente cultural principal. Una vez más, Pablo VI tuvo razón.

En tercer lugar, el Santo Padre advirtió que el uso generalizado de la anticoncepción pondría "un arma peligrosa en las manos de autoridades públicas despreocupadas de las exigencias morales". Como hemos podido descubrir desde entonces, la eugenética no desapareció en 1945 con las teorías raciales nazis. Las políticas de control demográfico son ahora parte integrante de casi todos los debates sobre las ayudas a los países extranjeros. La masiva exportación de anticonceptivos, de la práctica del aborto y de la esterilización desde el mundo industrializado hacia los países en vías de desarrollo a menudo como requisito esencial para enviar ayudas en dólares, y en directa contradicción con las tradiciones morales locales, no es más que una forma más o menos encubierta de guerra contra la población y de cambio cultural. También en esto Pablo VI tenía razón.
 
En cuarto lugar, el Papa Pablo VI advirtió que la anticoncepción llevaría a los seres humanos a creer erróneamente que tienen un señorío ilimitado sobre su cuerpo, transformando inevitablemente a la persona humana en objeto de su propia fuerza intrusa. 
 
Aquí radica otro aspecto irónico: un feminismo exagerado, refugiándose en la falsa libertad que ofrecen la anticoncepción y el aborto, ha contribuido activamente a la deshumanización de la mujer. El hombre y la mujer participan de modo singular en la gloria de Dios a través de su capacidad de crear, junto con él, una nueva vida. Sin embargo, en la base de la anticoncepción está la suposición de que la fertilidad es una infección que se ha de combatir y controlar de la misma manera que se ataca a las bacterias con los antibióticos. En esta actitud se pone de manifiesto también el, nexo orgánico entre anticoncepción y aborto. Si la fertilidad puede ser presentada, de forma incorrecta, como una infección que es preciso combatir, entonces es posible hacer lo mismo con una nueva vida. En ambos casos uno de los aspectos característicos de la identidad de la mujer, o sea, su capacidad de gestar una nueva vida, es presentada como una debilidad, que exige una vigilante desconfianza y un tratamiento. La mujer se convierte en objeto de los instrumentos con los que pretende asegurar su propia liberación y defensa, mientras el hombre no comparte esa carga. Una vez más Pablo VI tenía razón.
 
De la Carta pastoral de monseñor Chaput, El mensaje de la"Humanae Vitae.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).