domingo, 31 de agosto de 2014

La vida desde la concepción es una evidencia


Hay un principio moral que debería ser comprensible para cualquiera, creyente o no: toda vida humana debe ser respetada siempre. Hoy la ciencia, es decir, la medicina, la biología, la genética y otras ramas afines están de acuerdo en afirmar que hay vida desde el momento en que se produce la concepción. Por lo tanto, la vida humana concebida y aún no nacida también merece ser protegida y respetada en todo momento. Abortar es matar.

De hecho, la palabra abortar procede del verbo latino ‘aborior’ que significa precisamente esto: matar. Por mucho que los defensores del aborto afirmen que éste es una ‘interrupción’ del embarazo, todos sabemos que lo que realmente ocurre en un aborto es que la vida que se desarrolla en el seno materno es eliminada. 

Parece que hemos necesitado de muchos adelantos técnicos para reconocer la gran verdad de que hay vida desde el momento de la concepción; sin embargo, los médicos que pronunciaban el Juramento Hipocrático cinco siglos antes de Cristo ya se comprometían a no matar a sus pacientes y a ‘jamás administrar abortivo a mujer alguna’.

Por supuesto, la Iglesia católica condena el aborto, pero olvidémonos por un momento de planteamientos religiosos y contemplemos la cuestión desde un punto de vista puramente antropológico. Si hay vida desde la concepción, y eso es una evidencia científica, esa vida humana tiene un valor inestimable y debe ser protegida por leyes justas, sin ambigüedades ni equívocos. 

sábado, 30 de agosto de 2014

Guías ciegos que llevan a sus ovejas al abismo


En Ohio, Estados Unidos, Planned Parenthood, la plataforma abortista más grande a nivel mundial, ha organizado un "encuentro de oración" para rezar, dicen, por los más vulnerables.

En la fotografía podéis ver a un grupo de pastores de diversas sectas protestantes y algún sacerdote rezando en respuesta a la convocatoria abortista. Mientras tanto, los más vulnerables, los niños no nacidos, siguen siendo asesinados, uno cada 26 segundos en los Estados Unidos.

Parece que el ejemplo del Papa francisco rezando ante el Jardín de los Niños Abortados no ha hecho mella en estos pastores ciegos que guían a sus ovejas al abismo. No se entiende que líderes de religiones que afirman seguir a Cristo participen en actos para manipular la opinión pública respecto a una industria millonaria que se hace de oro a base del asesinato de seres humanos. 

Fuente: Sacerdotes por la vida.

viernes, 29 de agosto de 2014

La industria del aborto: una estructura de pecado


El aborto «es una enorme amenaza contra la vida: no sólo la de cada individuo, sino también la de toda la civilización. Estamos ante lo que puede definirse como una ‘estructura de pecado’ contra la vida humana aún no nacida» (San Juan Pablo II).

jueves, 28 de agosto de 2014

Religiosas que ceden su espacio a la Nueva Era: un modo de herejía


Un monasterio de Palma de Mallorca perteneciente a unas religiosas Jerónimas ha sido alquilado a una asociación de la “Nueva Era”. En lo que era un espacio sagrado se invocan ahora espíritus-guía, se “reconectan seres ascendidos” y “seres superiores”, se “leen registros akáshicos”, se entregan “códigos radiónicos” y se cobran 475 euros por un curso para “limpiar energías de embarazos no llevados a término” voluntaria o involuntariamente.

Lamentablemente, no es el primer caso de religiosos que prestan su convento o alquilan su monasterio a sectas incompatibles con la fe católica. Varias veces hemos podido ver como instituciones católicas, llamadas a ofrecer acogimiento y enseñanza centrada en Cristo, prestan su espacio a actividades incompatibles con la fe de la Iglesia.

¿Por qué estas monjas alquilan su convento a una secta que puede dañar a tantos creyentes? Seguramente por dinero. No me parece razón suficiente para permitir que grupos como la Nueva Era parasiten un espacio que tendría que utilizarse para propagar la auténtica fe y que debería ser un lugar de expansión espiritual.

El reiki es una técnica de curación inventada en Japón a principios del siglo XIX basado en textos budistas y hoy es una de las tantas «espiritualidades» promovidas por la Nueva Era. No es una religión en sí misma, sino una técnica que pretende aportar una curación 'espiritual'. Y «aunque algunas personas pretenden identificar el reiki con la curación divina conocida por los cristianos, se equivocan. Para el practicante de reiki el poder sanador está a disposición del hombre. La esencia del reiki no es la oración sino una técnica que transmite el maestro reiki al alumno, y que una vez que se llega a dominar, supuestamente produce los resultados previstos. Algunos practicantes intentan cristianizar el reiki añadiendo una oración a Cristo, pero esto no afecta a la naturaleza esencial del reiki. Por estas razones, el reiki y otras 'técnicas terapéuticas' similares no pueden identificarse con lo que los cristianos llamamos curación por la gracia divina» (Directrices para evaluar el reiki como terapia alternativa del Comité Doctrinal de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos).

El reiki y todo lo que forma parte de la llamada Nueva Era no es compatible ni con la doctrina cristiana ni con la evidencia científica. Ninguna institución católica debería apoyar o ceder sus espacios para la promoción de algo que es claramente incompatible con la fe. Hacerlo es un modo de apostatar.

Juan Pablo II alertó a los católicos a este respecto afirmando que existe un «renacimiento de las antiguas ideas gnósticas en la forma de la llamada New Age. No debemos engañarnos pensando que ese movimiento pueda llevar a una renovación de la religión. Es solamente un nuevo modo de practicar la gnosis, es decir, esa postura del espíritu que, en nombre de un profundo conocimiento de Dios, acaba por tergiversar Su Palabra sustituyéndola por palabras que son solamente humanas. La gnosis no ha desaparecido nunca del ámbito del cristianismo, sino que ha convivido siempre con él, a veces bajo la forma de corrientes filosóficas, más a menudo con modalidades religiosas o pararreligiosas, con una decidida aunque a veces no declarada divergencia con lo que es esencialmente cristiano».

Sobre este tema y para que nadie se llame a engaño, podéis informaros en el documento de la Santa Sede: Jesucristo portador del agua de la vida. Una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era”.

Los que consagran su vida a una misión...


La Iglesia Católica siempre ha tenido muy presente las palabras de Jesús acerca del juicio final y de cómo seremos juzgados según nuestra caridad ejercida con el hambriento, el sediento, el desplazado, y todo aquel que refleja el rostro del Señor. Aunque el mandato es para todos, los religiosos y misioneros lo viven muy especialmente, ya sea desde la oración o desde la acción.

Así le ocurre a Sor María Nazaret, religiosa desde hace veinte años en el Instituto del Verbo Encarnado, fundado en Argentina. Sor María ha asumido literalmente la exhortación del Papa Francisco de salir de nosotros mismos e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales, en busca de los más lejanos, los olvidados; Por ello, sor María Nazaret trabaja desde hace cuatro años en la franja de Gaza, cerrada por Israel y controlada por los islamistas de Hamas.

Ahora quiere dar un nuevo paso y ha pedido ser trasladada a Alepo, al norte de Siria, para reforzar con su presencia la labor de dos religiosas que ayudan al Obispo católico de Alepo. Allí piensa desarrollar su labor en una residencia universitaria para jóvenes cristianas. Es la historia de una persona que pone un grano de arena en el desierto, una gota de agua en el océano. Pero, como decía la Madre Teresa, sin esa gota entregada por estos religiosos que consagran su vida a la misión, el océano no sería el mismo

San Juan Pablo II pedía para ellos: “Señor, concédeles la recompensa de los servidores buenos y fieles”. 

martes, 26 de agosto de 2014

¿Paternidad responsable? Sí

 

Muchas veces, hablando con jóvenes, he podido observar que tienen una idea equivocada de lo que la Iglesia sostiene respecto a la procreación. Alguno me ha comentado eso tan manido de que la Iglesia quiere que las mujeres tengan hijos ‘como conejos’. Esto se basa en la idea errónea de que la Iglesia, al alentar la generosidad de los esposos a la hora de aceptar una prole numerosa, y al proclamar que existen vías ilícitas para evitar la paternidad, está poco menos que obligando a las parejas a procrear sin discernimiento alguno. Nada más alejado de la verdad.

En realidad- dice san Juan Pablo II- en la generación de la vida los esposos realizan una de las dimensiones más altas de su vocación: son colaboradores de Dios.

Como podéis imaginar, este hecho de ser colaboradores de Dios, los obliga a ser extremadamente responsables. Por tanto, paternidad responsable, sí. Paternidad egoísta, utilitarista, hedonista, no. Ejercer una paternidad responsable implica no hacer uso de medios inmorales, ni para evitar nacimientos, ni para evitar la concepción, ni para fabricar hijos perfectos violentando la dimensión unitiva y procreadora del matrimonio. 

La fecundidad es un don, un fin del matrimonio, pues el amor conyugal tiende naturalmente a ser fecundo: El niño no viene de fuera a añadirse al amor mutuo de los esposos; brota del corazón mismo de ese don recíproco, del que es fruto y cumplimiento (CEC 2366).

lunes, 25 de agosto de 2014

Sobre la competitividad sana...


Vivimos en un entorno competitivo, qué duda cabe. En los estudios, en el trabajo, somos competitivos o, al menos, nos incitan a serlo. El que se quede atrás parece que ya no podrá salir del hoyo. Pero existe también una competitividad sana que nos induce a tratar de ser mejores en aquello que hacemos, superándonos a nosotros mismos.

El premio, el incentivo económico, es una forma de fomentar la competitividad que no tiene porqué ser insana, sino que puede ayudar a los estudiantes o profesionales a superar obstáculos y ganar en autoconfianza.

En los colegios, la competitividad sana fomenta la mejoría de la clase. En el trabajo, da mayor eficacia al grupo que labora unido porque el trabajador busca su propio bien, y esto repercute sobre todo el grupo. Un jugador desea meter un gol pero, ante todo, quiere que su equipo gane y facilitará las cosas para que sus compañeros de equipo también jueguen bien y marquen.

Esta pequeña reflexión viene a propósito de un grupo de músicas alemanas que se han unido para interpretar a Vivaldi. Se llaman Salut Salon y merece la pena verlas.

Convocatoria del Papa a una Jornada de ayuno y oración


domingo, 24 de agosto de 2014

La paz a pesar de la guerra, en la guerra, más allá de la guerra


Una fotografía emocionante. Un grupo de niños asirios el día de su primera comunión, en la ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak. Dan, ante todo, una sensación de paz y fortaleza. Sí, son niños, pero lo suficientemente mayores como para tener conciencia del sufrimiento que ellos mismos y sus familias están experimentando en la persecución. Y buscan la paz.

¿Cuál es esa paz distinta de la que da el mundo? Es la paz… que es más fuerte que los sufrimientos, no la paz sin guerra, sino la paz a peasr de la guerra, en la guerra, más allá de la guerra, pues la paz del alma vive por el amor totalmente en el cielo y disfruta así de la paz celestial a pesar de todo cuanto a su alrededor y contra ella puede suceder en la tierra (Carlos de Foucauld). 

Un individuo de la especie humana


¿Cuántas personas veis en la imagen? ¿Dos? Entonces, ¿por qué una puede disponer de la otra?

Miguel Delibes, hablando de la famosa proclama abortista «nosotras parimos, nosotras decidimos», decía que en principio podría parecer una reclamación incontestable si lo parido fuese algo inanimado. Pero no lo es.

El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción. ¿Por qué? Precisamente porque es un individuo humano. Y si la ciencia afirma esto sin lugar a dudas (y no hace falta ser científico para verlo), entonces es lógico que nuestro Derecho también lo reconozca.

Pensad por un momento en los embriones que se fabrican cruelmente para la Fertilización in vitro. Son seres vivos que pertenecen a la especie humana. Por el simple hecho de hallarse en un estado incipiente de su desarrollo no son reconocidos por los médicos como personas y, por eso mismo, son tratados como objetos susceptibles de compra, venta, congelación o destrucción.

Una madre embarazada no habla de su hijo como algo futurible, un proyecto de vida, sino como alguien real a quien ‘siente’ muy cerca. El embrión no es «algo», es alguien. Por eso mismo nuestro Derecho debe proteger la vida desde sus inicios, también en los meses que preceden al nacimiento.

lunes, 18 de agosto de 2014

Siempre hubo un feminismo antiabortista


La mujer de la imagen, a la que un policía detiene violentamente, es la feminista Alice Paul. Se trata de una de las tantas veces en las que Alice y otras compañeras fueron detenidas por manifestarse pacíficamente para pedir el voto de las mujeres.

Hoy en día, muchas mujeres que se llaman a sí mismas ‘feministas’, han convertido la causa de la defensa de los derechos de las mujeres en un circo en el que, desnudas e intentando escandalizar, piden supuestos 'derechos' inexistentes que representan, en realidad, auténticas esclavitudes para la mujer.

Así lo entendieron muchas de las primeras feministas, como Alice Paul, que afirmaba que el aborto es la suprema explotación de la mujer. Y es que, al contrario de lo que hoy se piensa, las primeras sufragistas querían para la mujer, no sólo el voto, sino que se respetaran sus derechos a la educación, al trabajo y a una vida digna.

Mucho se ha trastocado la historia para dar una imagen distorsionada de la defensa de los derechos de la mujer. Hoy en día, por ejemplo, millones de mujeres tienen acceso al aborto y a la píldora abortiva en los países de Tercer mundo gracias a cientos de humanitarios filántropos que se preocupan en invertir en muerte, al tiempo que más de quinientos millones de mujeres adultas no saben leer ni escribir. Alice Paul y sus compañeras eran consecuentes con sus reclamaciones y hoy necesitamos muchas más auténticas feministas que no abominen de la mujer.

domingo, 17 de agosto de 2014

Cuando dices que crees en Dios pero vives como si no existiera


Dice creer en Dios pero no cree que Dios lo ame.- Todos hemos escuchado, en mayor o menor medida, esa máxima que dice: Dios te ama. Un momentito joven, ¿me ama?, no lo creo, mi vida es un desastre ¡aunque me siento bien comiendo mi regurgito existencial!, ¡déjame así que las cuentas están en rojo, no vaya a ser que ese Dios exista y se las quiera cobrar! El recientemente fallecido Robin Williams ya había reconocido cuan perniciosa es la deriva nihilista, muy común en los que sufren sin haber hallado el amor de Dios, cuando le dijo irónicamente en una entrevista a Jonathan Ross: “Vas hacia arriba, arriba, arriba… pero cuando te desplomas, hasta el diablo te dice: ‘Oye, esto no te va a gustar nada. Yo soy el diablo pero esto realmente es malo’…”.

Esta ausencia del transformador “Sí” al amor de Dios en el carismático actor lo pudo comprobar la periodista Decca Aitkenhead, cuando se encontró con un Robin Williams totalmente inesperado para ella. En el diario británico “The Guardian” dijo: “Su comportamiento es de un zen intenso y casi afligido, y cuando no está imitando voces habla en un barítono bajo y trémulo, como si estuviera al borde del llanto. Es algo que funcionaría muy bien si estuviera ofreciendo una elegía en un funeral”… “Parece gentil y amable, incluso tierno, pero la impresión abrumadora es de tristeza”.

El texto anterior es un extracto de un interesante artículo de la web Tomás Alvira. Se trata de una página creada por un grupo de jóvenes profesionales comprometidos con la Iglesia Católica y la misión de anunciar el Reino de Dios desde su condición de laicos mediante talleres de formación a la luz del Evangelio y fieles a la Doctrina del Magisterio. 

Leer artículo completo: CREYENTES ATEOS – Cuando dices que crees en Dios pero vives como si no existiera. Su autor es Aldo Llanos Marín.

sábado, 16 de agosto de 2014

Hermanos gemelos dedicados a la defensa de la vida


Hace treinta años, el sacerdote Paul Schenck, que entontes era ministro protestante, recibió la visita de una pareja de su congregación.

Estos le contaron que habían visto por la ventana de su casa a unas personas con bata blanca (parecían empleados de un laboratorio), tirar una bolsa al cubo de la basura. Les pareció tan sospechosa la actitud de estos empleados que se acercaron al contenedor y encontraron no una, sino cuatro bolsas de plástico que contenían cuatro fetos muertos.

El padre Schenck se lo contó a su hermano, el Reverendo Rob Schenck. Juntos comenzaron un ministerio en defensa de la vida con mujeres en riesgo de aborto. En 2010, Paul Schenck fue ordenado sacerdote de la Iglesia Católica y dirige la Respect Life office. Su hermano, el Reverendo Rob Schenck dirige Faith and Action, en Washington, D.C., cuyo objetivo es dar a conocer a políticos, jueces y empleados del capitolio la Palabra de Dios. Ellos mismos cuentan su historia: 



viernes, 15 de agosto de 2014

La familia: Iglesia doméstica y santuario de la vida


¿Cuántas, de entre las personas que se casan, saben lo que realmente es el matrimonio? Si preguntáramos a los jóvenes que están a punto de casarse cuáles son las características esenciales del matrimonio, ¿cuántos responderían: unidad, fidelidad, indisolubilidad y apertura a la vida?

En la Exhortación Apostólica Familiaris Consortio, San Juan Pablo II afirma que hoy «es más necesaria que nunca la preparación de los jóvenes al matrimonio y a la vida familiar». Y es que la Iglesia, consciente de que los jóvenes cristianos viven muchas veces contracorriente y tienen grandes dificultades para conocer la verdad del sacramento cristiano del matrimonio, exhorta a preparar a los jóvenes que van a casarse y a enseñar, también a los ya casados, cuáles son sus responsabilidades.

Me consta que se hacen grandes esfuerzos en las parroquias para reunir a los jóvenes en catequesis prematrimoniales y explicar que eso que ellos desean realizar el día de su boda, casarse, no es la meta o un final de nada, sino el comienzo de un pacto, el pacto conyugal, que ha sido asumido y elevado por el Jesús a sacramento de la Nueva Alianza.

¿Por qué es tan importante enseñar esto a los jóvenes? Porque a partir de ese momento, los novios serán esposos, cónyuges, imagen del amor oblacional de Cristo a la Iglesia, y constituirán su familia, Iglesia doméstica. Y pronto, si es voluntad de Dios, recibirán el don de los hijos, es decir, se convertirán en colaboradores de Dios, primeros educadores y primeros evangelizadores y su familia se habrá constituido en «santuario de la vida».

jueves, 14 de agosto de 2014

Propone matar a los pobres para acabar con la pobreza


¡Increíble! Estamos llegando a situaciones difíciles de creer. En Lituania, la Ministra de Salud ha dado una entrevista en la televisión nacional donde afirma que una posible solución para las personas pobres con enfermedades terminales que no pueden pagar los cuidados paliativos y que no quieren ver a sus familias agonizando por el sufrimiento, es la eutanasia.

Así de rotunda se ha mostrado la ministra que explica que Lituania no es un estado de bienestar y por tanto no puede garantizar los cuidados paliativos de calidad para todos aquellos que los necesitan: “Es el momento de pensar en la eutanasia para estos pacientes y permitirles tomar una decisión: vivir o morir”.

Me impresionan los políticos que defienden la eutanasia y el aborto en un alarde de compasión y se acuerdan de sus ancianos, pobres y enfermos cuando les conviene quitarlos de en medio… ‘por su bien’, ¡faltaría más!

Lo que propone la ministra lituana no es nuevo. Los nazis lo intentaron en Alemania calificando muchas vidas como «Lebensunwertes Leben», es decir, indignas de ser vividas. Y nuestra hipócrita Europa, que se rasga las vestiduras con lo que sucedió entonces, permite que hoy siga sucediendo envolviendo la mentalidad utilitarista en un papel muy demócrata. 


En la imagen de abajo, la ideóloga. 

miércoles, 13 de agosto de 2014

El fracaso de la verdadera compasión


Dice el juramento Hipocrático que el médico está llamado a sostener la vida y a curar el dolor, y jamás a dar muerte "ni siquiera movido por las apremiantes solicitudes de cualquiera".

Es lógico. Matar es un acto radicalmente contrario a la vocación médica. ¿Qué sucede en casos incurables donde la medicina no puede sanar? Por supuesto el paciente tiene derecho en conciencia a renunciar a tratamientos que sólo lograrían una prolongación penosa de su vida. Ahora bien, es importante entender que no es lo mismo permitir la muerte cuando ésta llega, que provocar la muerte antes de que llegue el fin natural de la vida.

Dicen los defensores de la eutanasia que llegada cierta situación de sufrimiento, ‘ayudar a morir’ es lo más humano que puede hacerse. Lo malo es que para ellos ‘ayudar a morir’ es matar. La eutanasia es el fracaso de la verdadera compasión.

martes, 12 de agosto de 2014

Hasta el último momento consagraron su vida a la misión y dieron testimonio


Ha muerto Miguel Pajares, sacerdote enfermo de ébola que había sido repatriado a España hace unos días. Poco antes que él fallecieron sus compañeros Patrick Nshamdze, Chantal Pascaline y George Combey (junto a Pajares en la imagen). Por todos ellos y por los misioneros que han dado su vida en el ejercicio de su vocación misionera traigo aquí esta oración de San Juan Pablo II; descansen en paz:

¡Bendito seas, Señor, por el testimonio de tus misioneros! Tú pusiste en su corazón la idea de abandonar para siempre su tierra, su familia, su patria, para venirse a este país, desconocido hasta entonces para ellos, y proponer el Evangelio a quienes ellos consideraban ya como hermanos.

Bendito seas, Señor, por haber sostenido su fe y su esperanza, en el momento de la siembra, y a lo largo de todo su trabajo apostólico; por haberles dado resistencia y aguante en las fatigas, en las dificultades, las penas y los sufrimientos de toda clase.

Bendito seas, Señor, por haber hecho fuerte su amistad y su confianza en los hijos de este pueblo, hasta el punto de considerarles enseguida capaces también a ellos de una vida de bautizados y de abrirles el camino a la vida religiosa, a la preparación sacerdotal, con la firme voluntad de fundar, con ellos y para ellos, una Iglesia local, cuyos frutos recogemos ahora.

Bendito seas, Señor, por todas las gracias que se han derramado a través de su palabra, de sus manos, de su ejemplo.

Hasta el último momento consagraron su vida a la misión, y han dejado a esta tierra sus restos mortales; algunos, después de una vida que el trabajo hizo más breve, otros, después de haber arriesgado y ofrecido su vida como mártires de la fe. Tenía que caer en tierra el grano de trigo y morir para que diera mucho fruto.

Señor, haz que la Iglesia regada con su sudor y su sangre llegue a su plena madurez. Gracias a ellos, otros pueden hoy recoger entre cantares lo que ellos sembraron con lágrimas. Que entre los hijos e hijas de este país surjan muchos que tomen el relevo, a fin de que sea glorificado tu nombre en esta tierra africana.

No permitas que estos precursores del Evangelio se nos borren de la memoria del corazón y de la plegaria. Esperamos que les hayas acogido en tu paraíso, perdonándoles las debilidades que hayan podido marcar su vida, como humanos que eran. Concédeles la recompensa de los servidores buenos y fieles. Que entren en la alegría de su Señor. Dales el descanso eterno y que tu luz brille sobre ellos por siempre. Amén.

Plegaria del Papa Juna Pablo II ante la tumba de los misioneros en el cementerio de makiso,  Kisangani, Zaire. 6 de mayo de 1980.

Nos habéis abandonado y habéis cerrado los ojos


"Damos las gracias a nuestros vecinos, vecinos que pensábamos que nos habrían protegido como lo hicieron un tiempo, y que se habrían rebelado contra la furia de estos criminales del siglo XXI, diciéndoles que somos los auténticos hijos de esta ciudad y que somos sus fundadores.

Nos armábamos de valor diciéndonos que podíamos contar con ellos, hermanos valerosos que mostrarán de qué pasta están hechos.

Pero nos han abandonado, dejándonos arrastrar fuera de la ciudad, hacia lo desconocido. Han cerrado los ojos, mientras dejábamos detrás nuestra historia, las tumbas de nuestros antepasados, nuestras casas, nuestro patrimonio y todo lo que es querido a nuestro corazón. Nos han abandonado, mientras decíamos adiós a nuestros barrios, a la mezquita de Jonás (que contenía también la tumba de este profeta y que, por este motivo, ha sido destruida por los yihadistas del estado islámico de Iraq y del Levante (ISIS). Adiós también al arzobispado, a la iglesia de Maskinta y a la de Ain Kibrit… ¡Adiós a todos vosotros! No estaremos más en vuestras fiestas y ceremonias, en vuestros matrimonios y funerales. El final de los milenios que hemos pasado juntos."

(Palabras llenas de lógica amargura del escritor iraquí Majed Aziza, obligado como los demás cristianos a abandonar Mosul. La carta completa podéis encontrarla en la web Aleteia).

lunes, 11 de agosto de 2014

Recuperar al niño abortado, reconocerlo como hijo, una vía para sanar del aborto


El aborto es una cuestión de vida y muerte. Imaginad el dolor, el desgarro y las heridas físicas y espirituales de las mujeres que, tras haber cedido a las presiones de la cultura de la muerte que impera en nuestra sociedad secularizada, tienen que convivir con el hecho de haber quitado la vida a un ser humano, su propio hijo.

La carta que copio a continuación es real. La dio a conocer el cardenal John O'Connor, Arzobispo de Nueva York, fallecido en el año 2000. Su autora es una madre que ha abortado a su hijo y la envía al sacerdote encargado del movimiento próvida "Proyecto Raquel". Las negritas son mías:

"Con esta nota deseo darle las gracias. No sé porqué me resulta tan difícil expresar el profundo efecto que nuestro encuentro ha tenido en mí. Las palabras no me parecen adecuadas para expresar mi gratitud. He combatido mucho tiempo para intentar superar las consecuencias de mi aborto. Las tentativas realizadas hasta ahora para lograr encontrar la paz no habían tenido éxito. Esta vez ha sido distinto. La diferencia en esta ocasión ha sido la absoluta y completa toma de conciencia del niño asesinado. No fue solamente "un pedacito de tejido" o "una bolsa de sangre" que dejó de existir. Gran parte del dolor que he experimentado en estos años ha sido por este ser humano no nacido, rechazado y desconocido. De manera que cuando usted me dijo: "puedes darle un nombre a tu niño", algo cambió en mí. No olvidaré nunca esas palabras, porque en mi mente él se volvió un niño, recuperado del cubo de la basura en el que tan brutalmente había sido arrojado. Gracias por haberlo reconocido, por haberme ayudado a encontrarlo, por haberle restituido la dignidad que yo le había negado. Ahora puedo estar más tranquila conmigo misma, sabiendo que él ha sido levantado de los abismos hasta ser colocado amorosamente en las manos de Dios. Lo he llamado Mateo José. Espero que Vd. rezará por él."

domingo, 10 de agosto de 2014

El Papa rezará en un cementerio de niños abortados


Como ya sabéis, la próxima semana el Papa emprenderá un viaje a Corea del Sur. Aciprensa informa que durante el mismo, Francisco rezará en lo que se conoce como “Jardín de los Niños Abortados”, que forma parte del gigantesco centro de acogida de enfermos en Kkottongnae, fundado en 1976 por el sacerdote coreano John Oh.

En este centro se atienden diariamente a unas cinco mil personas sin hogar, discapacitadas o alcohólicas. Detrás del edificio se ha colocado una estatua de la Sagrada Familia a cuyo alrededor hay un jardín lleno de cruces blancas donde han sido enterrados centenares de niños muertos por causa del aborto.
 
Los cementerios para niños abortados se están extendiendo poco a poco por todos los continentes. En Italia, por ejemplo, existen ya tres ciudades que tienen camposantos para enterrar exclusivamente fetos abortados de forma natural o por aborto provocado. Dar sepultura a un feto abortado es reconocerlo como persona, respetarlo en su muerte y recordarlo, es decir, reconocer su existencia, mediante una lápida o una cruz.

sábado, 9 de agosto de 2014

Hermana Chantal Pascaline: un gran don para la Iglesia


Hoy aparece en todos los diarios: la hermana Chantal Pascaline ha muerto. Pidió ser trasladada a España y se encontró con un muro de silencio, tanto aquí como en el resto de los países de Europa. Estos días en que tanto se ha hablado del misionero español recientemente repatriado padeciendo la enfermedad del ébola y de los misioneros que quedaron en Liberia, enfermos, sin ayuda, y prácticamente sin esperanza de ser salvados, pensaba que el alma de la santidad es la caridad.

La hermana Pascaline y sus compañeros no estaban en Liberia de vacaciones. Enferma del virus del ébola, fue atendida en sus últimos instantes por un enfermero voluntario, el camerunés William Ekeurm. Son cristianos que han querido amoldarse a la imagen de Cristo sirviendo al prójimo.

Decía Santa Teresita del Niño Jesús que leyendo las palabras de San Pablo sobre la caridad y la Iglesia, Cuerpo místico de Cristo, había comprendido que la Iglesia tiene un corazón y que ese corazón estaba ardiendo de amor: “comprendí que el amor encerraba todas las vocaciones, que el amor era todo, que abarcaba todos los tiempos y todos los lugares… en una palabra, que es eterno”.

La hermana Pascaline ha vivido su vocación de misionera en una entrega escondida y silenciosa que la ha llevado a la donación total a Dios y al prójimo, y eso, es un gran don para la Iglesia. 

Sorprendente reacción ante un mendigo


El protagonista de este vídeo comienza explicando que no tiene hogar y vive de la mendicidad. Junto a unos jóvenes, accede a participar en un experimento sociológico. Su labor es repetir lo hace todos los días, pedir dinero para comer, para un café o para coger el metro. Pero esta vez lo hace primero vestido con su ropa habitual, y aseado y con un traje después. Comprobad lo que pasó:


viernes, 8 de agosto de 2014

Civismo y bondad


El civismo no está reñido con la bondad. Y cuánto se agradece la amabilidad, incluso cuando alguien te corrige. ¿No os ha ocurrido alguna vez que alguien aparque delante de vuestro coche dejándolo bloqueado? Nuestra primera reacción suele ser quejarnos, acordarnos de la familia del pesado que ha aparcado mal y llamar a la grúa. No sucedió así con el protagonista de esta historia.

Un hombre salió a trabajar una mañana encontrándose con que alguien había aparcado justo delante de la entrada de su garaje por lo que no podía sacar el coche. En lugar de llamar a la grúa escribió esta nota para el autor de la infracción:

"Hola, me he tenido que ir a trabajar. Ojalá me hubieras dicho antes que no querías que fuera. Para ahorrarte tiempo y dinero he tomado un taxi. Por favor, en el futuro mira a tu alrededor cuando aparques. Firmado: un desconocido".

El propietario del coche mal aparcado encontró la nota y respondió: 

"Lo siento mucho. No me di cuenta de que estaba bloqueando tu garaje. Aquí dejo 15 $. Espero que cubran tus gastos del taxi. Lo siento muchísimo. Firmado: un desconocido". 

jueves, 7 de agosto de 2014

La mentalidad de la Izquierda arraiga en la Derecha


La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, del partido Popular, defiende el aborto, el ‘matrimonio homosexual’ y quiere que el ‘Orgullo de Alicante’ sea tan importante como el circo que se organiza todos los años en el ‘Día del Orgullo Gay de Madrid’. Podría tratarse de una política que, excepcionalmente, se aparta de los postulados de su partido, pero no es así.

Desde hace ya muchos años el PP juega a todas las cartas y lo que defiende la alcaldesa alicantina no es, ni más ni menos, que el «discurso histórico» del Partido Popular.

Como afirma Juan Manuel de Prada, “la mentalidad que impulsa el partido de izquierdas, arraiga y se consolida gracias al partido de derechas”. Sonia Castedo es una buena representante de los políticos que forman parte de este pensamiento único. Los partidos se alternan en el poder, pero el veneno que insuflan en la sociedad es el mismo.

miércoles, 6 de agosto de 2014

La primera nave privada dedicada a ayudar a emigrantes en pateras


Regina Catrambone (en la imagen) es italiana. Casada con un norteamericano tiene una hija y vive en Malta. Ha relatado a la prensa una pequeña anécdota que le sucedió durante unas vacaciones:

«Durante un crucero cerca de la costa de Túnez vi que algo flotando en el agua que no pude identificar. El comandante me explicó que se trataba del chaleco salvavidas de alguno de los inmigrantes que intentaban llegar a las costas italianas. Fue como un puñetazo en el estómago».

Después de aquello, Regina tuvo la oportunidad de escuchar al Papa Francisco que, con motivo de la tragedia de Lampedusa exhortó a todos a intentar hacer algo, en primera persona, para ayudar a los demás, con los medios, los recursos y las capacidades que cual tuviera.

Sin pensarlo dos veces, Regina ha comprado una embarcación de 43 metros y dos drones. La nave ha sido bautizada “Phoenix 1”. No es un yate de recreo. Su misión será la de socorrer las barcas y pateras llenas de emigrantes que cruzan el mediterráneo. Los drones pueden permanecer en vuelo hasta seis horas y serán los encargados de indicar donde se encentran las pateras en dificultades.

La nave de la operación Moas (Migrant Offshore Aid Station), navegará en aguas internacionales y llevará a bordo seis voluntarios. Su labor será la de una ONG. Regina, una mujer con iniciativa, es la primera propietaria de una nave privada dedicada a localizar y ayudar emigrantes en el mar.

Que un bebé no sea 'viable' no justifica un aborto


No existe el derecho a tener un hijo como tampoco existe el derecho al hijo sano. Nuestra sociedad no vive de acuerdo a estos presupuestos elementales y el aborto eugenésico se practica constantemente.

Cuando se diagnostica que el niño padecerá una malformación congénita o un defecto genético, el aborto suele ser la ‘solución’ propuesta por los médicos y aceptada por la ley. Incluso los políticos que se autodenominan defensores de la vida (y de esos hay muchos en España), aceptan el aborto eugenésico cuando se sospecha que el niño no es viable.

A veces, incluso, se defiende la máxima de las perversiones: el supuesto derecho a no nacer de aquellos seres humanos que se prevé que nacerán con una enfermedad.

En resumen, el hecho de que un niño no sea viable, en otras palabras, la presunción de que morirá al poco tiempo de nacer, es una forma de justificar su muerte provocada en el seno materno, es decir, su asesinato premeditado.  

En otras ocasiones os he hablado de William Liley, el médico neozelandés que desarrolló la prueba de la amniocentesis como forma de detectar y curar a los niños que padecían incompatibilidad Rh. Este análisis ha acabado por convertir el útero materno en el lugar más peligroso del mundo, donde los niños son sometidos a controles de calidad, pruebas de viabilidad que ignoran ciegamente la humanidad de aquellos que son examinados y descartados.


martes, 5 de agosto de 2014

Aborto: un negocio rastrero


La imagen no precisa de más comentarios.

Crueldad lasciva


 

Suena fuerte, pero es la expresión que utiliza san Agustín para describir la actitud de los padres que no desean el don del hijo o, habiéndolo recibido, lo destruyen cuando aún está en las entrañas de su madre:

"Alguna vez llega a tal punto la crueldad lasciva o la lascivia cruel, que procura también venenos de esterilidad, y si aún no logra su intento, mata y destruye en las entrañas el feto concebido, queriendo que perezca la prole antes que viva; o, si en el viento ya vivía, mátala antes que nazca. 

En modo alguno son cónyuges si ambos proceden así, y si fueron así desde el principio no se unieron por el lazo conyugal, sino por estupro; y si los dos no son así, me atrevo a decir: o ella es en cierto modo meretriz del marido, o él adúltero de la mujer".

domingo, 3 de agosto de 2014

La perversión de la maternidad de alquiler


Un matrimonio australiano tiene mellizos mediante madre de alquiler tailandesa. Durante el embarazo tienen conocimiento de que uno de los niños padece Síndrome de Down y una cardiopatía y le piden a la mujer que aborte, a lo que ésta se niega. Llegado el momento del parto, la pareja va a Tailandia y recoge a la niña sana, abandonando a su hijo con SD.

La inmoralidad de la Reproducción asistida mediante madre subrogada aparece aquí con toda su crudeza. Ahora nuestra sociedad hipócrita se conmueve con el niño abandonado y pide dinero para ayudar a la madre de alquiler a mantenerlo, pero lo cierto es que nadie se escandalizó de que un hombre y una mujer fabricaran dos seres humanos en un laboratorio, disociando absolutamente el amor, la sexualidad y la procreación, exponiendo a los embriones a los enormes riesgos que conlleva el proceso de fecundación in vitro, para acabar alojando a sus hijos en un útero alquilado por 15.000 $.

¿Y la ley? ¿La ley permite que unos padres abandonen a su hijo? ¿Lo considera su hijo, puesto que ha nacido de una mujer tailandesa que puede jurar que ella no lo ha concebido?

Los defensores de la maternidad subrogada la presentan así: pareja estéril con derecho a tener hijos busca mujer deseosa de ayudarles altruistamente para que traiga a su hijo al mundo.

La realidad de la maternidad subrrogada es otra: pareja heterosexual u homosexual (a veces homosexuales sin pareja), que se creen con derecho a cualquier cosa con tal de tener un hijo con sus propios genes, utiliza a mujer muerta de hambre del Tercer Mundo a la que alimenta y mantiene mientras dure el embarazo para que ésta lleve en su útero al hijo de los arrendatarios y lo dé a luz a cambio de un precio convenido. Si el niño no pasa después el control de calidad, es abandonado a su suerte. Nadie se autoproclama responsable, ni siquiera la sociedad o el Estado que permiten estas perversiones.





Unidos para siempre


La imagen dio la vuelta al mundo hace unos meses. Por si aún no la habéis visto, la traigo al blog. Dos hermanos gemelos que nacieron cogidos de la mano. ¿Unidos para toda la vida?

sábado, 2 de agosto de 2014

Usar la imaginación para hacer el bien


Hace unos días os hablaba de la empatía, esa cualidad por la que una persona entra en el mundo de otra con su mente y su corazón, poniéndose en su piel. La empatía requiere de la imaginación y la creatividad para poner en marcha sus respuestas.

Así lo demuestran los jóvenes de este vídeo. Decididos a hacer un bien al prójimo, usan de su talento y le echan imaginación:


viernes, 1 de agosto de 2014

Ballenas, delfines, focas... ¿niños?


Si alguien matara a este precioso delfín que se encuentra aún en el vientre de su madre, muchas voces se levantarían angustiadas en su defensa.

Todos los años, en el pequeño archipiélago de las Islas Feroe, entre el mar de Noruega y el océano Atlántico Norte, tiene lugar un festival llamado 'Grindadráp'.  Se trata de una tradición en la que los hombres del lugar guían con sus barcos a las ballenas y los delfines hasta la bahía donde los matan desangrados tras cortarles la cabeza.

Esta tradición comenzó hace siglos pues los habitantes de la zona se alimentaban básicamente de estos animales cuya carne, grasa y despojos eran usados en cocina, alimentación de animales, fertilizantes, iluminación y el famoso aceite de ballena. 

Hoy existen miles de asociaciones que velan por la fauna marina y que pretenden abolir esta costumbre. Me parece bien, aunque no olvidemos que estas tradiciones comenzaron como una forma que tenían los pueblos de explotar los recursos naturales y vivir de ellos. Sin embargo, ¿qué sentido tiene la matanza de niños en el vientre de sus madres?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).