jueves, 31 de julio de 2014

La empatía ante el dolor


En la Parroquia de San Juan Bosco en Mexicali B.C., se representaba el Viacrucis. Un joven con Síndrome de Down lo seguía piadosamente hasta el momento en que Cristo es bajado de la Cruz. En el momento en que es entregado a la Virgen, el joven saltó hacia donde se representaba la escena y fue corriendo a llorar con María.

La empatía es una habilidad necesaria para mejorar las relaciones con los demás, nos permite entender qué siente el otro, cuáles son sus necesidades y cómo debe ser nuestro comportamiento para poder ayudar a los demás. Pero es también una cualidad a la hora de profundizar en nuestra vida interior.


Pienso que esta fotografía puede servirnos para meditar sobre la pérdida de empatía que muchas veces nos impide a los cristianos emocionarnos a la vista de un Crucifijo o entender la grandeza del sacrificio de la Misa. Es precisamente la empatía lo que permitió al protagonista de esta fotografía comprender el dolor de la Virgen ante la Crucifixión y por ello su gesto tiene un valor profundo.

miércoles, 30 de julio de 2014

Para los que odian la verdad


Leí una vez una divertida historia sobre una mujer que llevó al circo a sus nietos. Mientras veían el espectáculo, un elefante se sentó sobre su coche y lo aplastó. Como aún estaba en condiciones de ser conducido, la mujer subió al coche y salió a la carretera con intención de llevarlo a un taller. Por el camino, tuvo que parar porque delante de ella se produjo un accidente de varios vehículos. Cuando llegó la policía, la mujer explicó que ella no había sufrido ningún accidente. Lo que me ha pasado -explicó- es que un elefante se ha sentado encima de mi coche y lo ha abollado. Los médicos la metieron en una ambulancia pensando que se encontraba en estado de shock. A pesar de sus protestas y de su intento de dar explicaciones, la pobre mujer acabó en un manicomio.

Esto es lo que suele sucedernos a los cristianos cuando decimos la verdad. No nos encierran en un manicomio, pero nos miran como si estuviéramos locos y nos dan de lado.

No tengamos miedo de defender la verdad, pues por encima de los respetos humanos está nuestra responsabilidad personal de dar testimonio y proclamar la verdad especialmente en esta sociedad relativista donde grupos de presión como el lobby gay, los grupos laicistas o el lobby abortista esparcen con fuerza y gran apoyo económico su ideología atea.

La verdad suena a odio para aquellos que odian la verdad. No sé de quién es la frase, pero me parece muy apropiada para describir la actitud de los que se sienten agredidos cuando alguien explica que el aborto es matar, que la Reproducción in vitro es inmoral o que el matrimonio gay no es matrimonio. Sin embargo, sucede todo lo contrario. Esta verdad dicha con rectitud de intención es un auténtico gesto de caridad, porque «sólo en la verdad resplandece la caridad y puede ser vivida auténticamente» (Encíclica Caritas in Veritate).


martes, 29 de julio de 2014

Honrar y ser agradecidos


Liang Yaoyi , de origen Chino, murió de un tumor cerebral a los once años. Antes de su muerte pidió donar sus órganos y, dado que su mayor deseo era convertirse en médico de mayor para poder ayudar a otros, donó también su cuerpo a la medicina.

En la fotografía, un grupo de médicos honran su cadáver tras su muerte.

Fuente: CCTV News

lunes, 28 de julio de 2014

El Movimiento Voluntario de Extinción Humana, un síntoma de enfermedad terminal


¿Sabíais que existe una organización llamada Movimiento Voluntario de Extinción Humana?

Uno de sus fundadores, Les U. Knight, explica que “la lenta desaparición de la raza humana a través del cese voluntario de la procreación permitirá a la biósfera terrestre recuperar la salud. El hacinamiento y la escasez de recursos se aliviarán a medida que reduzcamos nuestra densidad”.

Una de las exigencias por parte de la organización a sus miembros es la de no añadir otro ser humano a este mundo sobrepoblado, en otras palabras, no reproducirse.

Estas iniciativas pueden provocar risa. Yo las encuentro preocupantes porque dan a entender que la transmisión de valores de una generación a otra ha quedado colapsada de tal forma que la sociedad actual se divide entre quienes propugnan el derecho a tener hijos a cualquier precio, disociando incluso sexualidad y procreación y recurriendo a métodos inmorales como la inseminación artificial, y los que defienden el derecho a no tenerlos, haciendo uso si es preciso de medios anticonceptivos o abortivos

Que exista un movimiento que propugne la necesidad de la desaparición de la especie humana es algo más que un mal social. Es un síntoma de enfermedad terminal. 

domingo, 27 de julio de 2014

No hay verdadero desarrollo sin apertura a la vida


Asistimos hoy a una situación paradójica, en lo que se refiere a la profesión médica. Por un lado constatamos —y damos gracias a Dios— los progresos de la medicina, gracias al trabajo de científicos que, con pasión y sin descanso, se dedican a la investigación de los nuevos tratamientos.

Por otro, sin embargo, registramos también el peligro de que el médico extravíe la propia identidad de servidor de la vida. La desorientación cultural ha hecho mella también en lo que parecía un ámbito inatacable: el vuestro, ¡la medicina!

Aun estando por su naturaleza al servicio de la vida, las profesiones sanitarias se ven inducidas a veces a no respetar la vida misma. En cambio, como nos recuerda la encíclica Caritas in veritate, «la apertura a la vida está en el centro del verdadero desarrollo». No hay verdadero desarrollo sin esta apertura a la vida.


(Discurso del Santo Padre Francisco ante la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas). 

sábado, 26 de julio de 2014

Aspirar a la santidad


Hace unos años vimos a Felipe VI llorar. Fue al término de una Misa funeral por las víctimas del atentado del once de Mayo. Nadie dijo entonces que aquello era un acto anticonstitucional o que se oponía a la laicidad del Estado. Muchos inocentes habían muerto y la Iglesia Católica, de mayoritario seguimiento en España, ofreció lo que siempre da a todos los difuntos: la oración y el sacrificio de la Misa por todas esas almas que se encontraron tan sorpresiva e injustamente con la muerte.

En su coronación, sin embargo, el nuevo Rey de España, o quizá el Gobierno, decidieron prescindir de cualquier acto o símbolo que vinculara a la Monarquía con la Iglesia. Felipe VI es católico. Lo hemos visto comulgar y está casado por la Iglesia. ¿Hubiera tenido algo de particular que en la ceremonia de su proclamación se hubiera hecho alguna referencia  a su catolicidad?

Ser el rey de todos los españoles no significa que tenga que abdicar de su fe. Ha querido contentar a los laicistas que, si bien le soportan, en el fondo no le quieren. En mi parroquia desde días antes de su proclamación se pedía ‘por el futuro Rey’, y muchos parroquianos no son monárquicos. Resulta que los católicos somos mucho más 'demócratas' que los que manipulan esta nueva República laicista coronada.

Hace tiempo, cuando a don Álvaro d'Ors le concedieron el premio Príncipe de Viana, en su discurso se dirigió al entonces Príncipe de Asturias alentándole a practicar las virtudes del gobernante en forma heroica, con aspiraciones de santidad. Felipe improvisó una respuesta desafortunada y afirmó que él "no aspiraba a tanto".

Ayer el Rey, vestido de chaqué, cumplió con la tradicional ofrenda al Apóstol Santiago, patrón de España. Ojalá la vida y la muerte de este Santo le inspiren para hacer frente al laicismo que nos invade y ser un digno Rey de España. 

(En la imagen, la escultura de Santiago Apostól que corona la fachada del Obradoiro en la Catedral de Santiago de Compostela, en la clásica representación iconográfica del apóstol itinerante, con el bastón de peregrino y el Evangelio, entregado a anunciar la Palabra de Dios). 

viernes, 25 de julio de 2014

¡Gracias Mariam Yehya por tu inmenso testimonio de fe!


Mariam Yehya Ibrahim, la mujer sudanesa condenada a muerte a causa de su fe cristiana está ya en libertad y ha sido recibida por el Papa. En sus brazos llevaba a su hija menor, nacida durante su cautiverio y a la que tuvo que dar a luz con las piernas encadenadas.
Los medios afirman que Meriam estaba condenada por apostasía, sin embargo, ella jamás apostató pues nunca fue musulmana. Su padre, musulmán, la abandonó cuando ella tenía cinco años y Meriam fue educada por su madre, cristiana ortodoxa.  

La presión internacional y, sin duda, la oración de tantísimas personas, han logrado que Meriam se halle por fin en libertad y haya podido viajar a Roma junto con su marido, Daniel Wani y sus dos hijos, a pesar de la tentativa del gobierno sudanés de impedirle salir del país.
Meriam es la mujer que embarazada, separada de su familia y ante la amenaza de ser condenada a muerte si no apostataba de su fe declaró ante el Tribunal: "Soy cristiana, y seguiré siendo cristiana".

¡Gracias Mariam Yehya por tu inmenso testimonio de fe!

Batiendo records de niños sacrificados


Planned Parenthood, la mayor plataforma abortista mundial, afirma que entre sus objetivos está el dar información a las mujeres con el fin de reducir las tasas de aborto. Sus argumentos son los mismos que dan otros abortistas: aunque el aborto es un mal, ellos están ahí para garantizar el derecho de las mujeres a un aborto seguro.

Todo esto, naturalmente, queda desmentido con la propia práctica abortista. En la imagen podéis ver un certificado en el que Planned Parenthood premia a su abortorio filial de Aurora por superar los abortos del año anterior. En otras palabras, afirman que su objetivo es reducir la tasa de aborto, pero premian a las filiales que aumentan el número de niños sacrificados.

Por si hubiera alguna duda, Planned Parenthood ha reconocido que el certificado es auténtico.

jueves, 24 de julio de 2014

El 'orgullo' picado


El lobby gay ya no sabe qué hacer para introducirse aún más en nuestras vidas cotidianas. Con motivo de la reciente celebración del orgullo gay, Burger King puso en marcha en EEUU (no sé si también aquí en España porque evito comer sus productos), una campaña llamada “We Are All the Same Inside” (Todos somos iguales por dentro). Se trataba de vender bocadillos de carne picada... con un toque gay. Pero no una nueva receta de hamburguesas, sino el mismo soso y aburrido pedazo de carne reseca que Burguer King viene vendiendo desde hace tiempo y a la que llama Whopper.

¿Qué diferencia hay entre esta hamburguesa y las otras Whoppers? Ninguna, excepto que a ésta la llaman The proud Whopper (algo así como El orgullo Whopper). Viene en un envoltorio de colorines con banderita de arco iris incluida. Una vez abierto, descubres que te han dado gato por liebre y que la Proud Whopper es la pocha hamburguesa de toda la vida. El interior del envoltorio es una bandera LGTB donde viene escrita una frase pseudofilosófica con la que pretenden explicar el timo: “Todos somos iguales por dentro”, con lo cual, al tiempo que te zampas la hamburguesa, te hacen apología de la práctica homosexual. Todo por el mismo precio... 

“¡Eso lo serás tú!”, imagino que le dirán los críos desilusionados al inventor del engrendro cuando abran el papel de colores y se encuentren con el mini filete acolesterado de siempre.

El mensaje a los consumidores (mayoritariamente niños y adolescentes) es claro: siéntete orgulloso de ser homosexual, transexual, lesbiana, o lo que sea. Todos somos iguales, simples trozos de carne picada y cocida sin gracia envuelta en un papel, sólo que el de los gays es como más bonito. 

miércoles, 23 de julio de 2014

‪#‎YoSoyNazareno‬


El símbolo que veis en la imagen es la letra Nun del alfabeto árabe. Hace referencia a la palabra «Nasarah» o «Nasrani» (Nazareno), término con el que los islámicos han designado a los cristianos durante siglos.

Hoy, los radicales islamistas están marcando con este símbolo los hogares cristianos en Mosul, identificando así a sus habitantes como enemigos para obligarlos a convertirse al Islam o matarlos.

La persecución comenzó retirando el sueldo a los funcionarios cristianos. Posteriormente, se negó la distribución de alimentos a las familias no musulmanas. Marcas en las casas, robos y expolios han obligado a los cristianos a huir de Mosul sufriendo la persecución yihadista que ha confiscado, entre tanto, sus casas, bienes y dinero.

En apoyo de los cristianos perseguidos, os animo a todos los internautas a mostrar este signo ( ن ), símbolo del genocidio cristiano en Irak, en vuestras bitácoras y en las redes sociales.

martes, 22 de julio de 2014

La solidaridad de los internautas


Me decía ayer Salvador Pérez Alayón que este es un mundo que siendo virtual cada día se hace más real. Y es muy cierto.

Leo en el blog del Padre José Medina una bonita historia de solidaridad. Su protagonista es Sofía, una pequeña nacida con un grave tumor en el hígado, que vivió sólo seis semanas. Sus padres, que afrontaron la muerte de la niña con serenidad cristiana, se sentían apenados porque no conservaban ninguna fotografía en la que su hija no estuviera con los tubos que la ayudaban a vivir.

Nathen Steffel, el padre de Sofía, lanzó un mensaje en la red preguntando si alguien dominaba algún programa informático con el que poder eliminar de la imagen los tubos de una de las pocas fotografías en las que Sofía aparece despierta.

A los pocos días se desencadenó toda una ola de solidaridad en internet y multitud de fotografías de Sofía sin los tubos fueron llegando, junto con mantas y telas con su imagen, y dibujos y pinturas realizados por los internautas. Una solidaridad virtual muy real.

(Izq. Foto: Nathen Steffel / Der. Reddit: Funkybrewster)

¡Abortista, mira a tus víctimas!


Que el aborto ha generado una fortísima industria que produce grandes beneficios a unos pocos, es una realidad que no se puede ocultar. Muchas veces, bajo la apariencia de respetables ginecólogos se encuentran auténticos eliminadores que realizan su trabajo a cambio de sustanciosas sumas de dinero.

Sartre afirmaba que el contacto visual es lo que nos hace real y directamente conscientes de la presencia de otra persona como ser humano. Sorprendentemente, en esta industria bien organizada abundan los doctores, las enfermeras o los asistentes que, una vez realizado el aborto, evitan mirar los restos del bebé que han asesinado. Afirman que son simples tejidos que han sido extraídos del útero de la mujer, pero lo cierto es que una vez ha finalizado el procedimiento tapan los cadáveres de los niños resecados de veneno, cuyos miembros destrozados y cuyas pieles oscuras y quemadas hablan del sufrimiento que estos pequeños han tenido que soportar para morir.

Algunos de estos proveedores de abortos vomitan la primera vez que participan en semejantes torturas. Luego, desgraciadamente, su corazón se endurece y siguen adelante llevados por la fuerte tentación económica.

Para tranquilizar sus conciencias afirman que ayudan a las mujeres, pero tampoco a éstas las miran, porque si después de practicarles el aborto se atrevieran a mirarlas a la cara, sus ojos les dirían que no sólo han matado a su hijo; también han matado su alma. 

lunes, 21 de julio de 2014

Los Willis, una familia con talento


Creo que va siendo hora de retomar el blog, y quiero hacerlo con un vídeo que me ha encantado y que es un verdadero soplo de aire fresco.

Jessica, Jeremiah, Jennifer, Janette, Jackson, Jedi, Jasmine, Juliette, Jamie, Joy Anna, Jaeger y Jada son doce hermanos y forman The Willis Clan, un formidable grupo musical que ya da conciertos en todo el mundo.

Sus padres, Brenda y Toby, son norteamericanos de raíces irlandesas y establecieron su hogar en Tennessee, donde han educado a sus hijos para ser músicos, bailarines, atletas, escritores y artistas.

Su primer álbum se llama Raíces (Roots) y está basado en canciones tradicionales irlandesas. No os perdáis el vídeo porque merece la pena:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).