martes, 29 de abril de 2014

Niños bilingües


Hace unos meses surgió una controversia en los medios a causa de unos padres sordos que deseaban tener un hijo mediante fertilización in vitro que padeciera su misma discapacidad. Hay que estar un poco mal de la olla para desear algo así. Una cosa es aceptar la discapacidad física o sensorial de un hijo y ayudarle al máximo en su desarrollo y otra muy distinta es desear para él la misma minusvalía que uno padece.

Por otro lado, es evidente que se produce una situación especial cuando unos padres sordos tienen que educar a un hijo que no tiene problemas auditivos. Según he leído (sólo conozco un caso personalmente), los hijos oyentes de padres sordos desarrollan rápidamente habilidades motrices gracias a que aprenden el lenguaje de signos al mismo tiempo que comienzan a hablar. Son auténticamente bilingües y desarrollan una gran expresividad. Lo que podría ser un hándicap (ser hijos de padres sordos) se convierte en una ventaja a la hora de relacionarse con su entorno si los niños son educados en la naturalidad y la confianza; aprenden el lenguaje de signos y además desarrollan el lenguaje oral con los demás miembros de la familia, profesores, compañeros, etc.

La simpatiquísima protagonista del vídeo es una prueba de ello. Está participando en la función navideña del colegio. Junto a sus compis canta villancicos, sólo que ella lo hace en dos idiomas: en inglés, como todos los demás, y en el lenguaje de signos, dando así una función muy especial a sus padres. No os lo perdáis.



viernes, 25 de abril de 2014

Gaude Polonia!


Esta era la expresión de Juan Pablo II cuando algún compatriota subía a los altares. El próximo domingo el canonizado será Karol Józef Wojtyła, que para muchos de nosotros ha sido el Papa de nuestra juventud. El hombre que comenzó su pontificado gritando "¡No tengáis miedo!" y que, cargado de valor, afrontó con fe y esperanza los grandes desafíos del siglo XX y la entrada en el nuevo milenio.

En la encíclica Evangelium Vitae volvió a proclamar lo que la Iglesia ha afirmado siempre, que la vida humana es sagrada e inviolable en cada momento de su existencia, también en ese tiempo inicial que precede al nacimiento: "El hombre, desde el seno materno, pertenece a Dios que lo escruta y conoce todo, que lo forma y lo plasma con sus manos, que lo ve mientras es todavía un pequeño embrión informe y que en él entrevé el adulto de mañana, cuyos días están contados y cuya vocación está ya escrita en el «libro de la vida»".

Su predilección por los jóvenes fue notoria. Sus Jornadas Mundiales de la Juventud han llevado a muchos jóvenes a conocer a Cristo, a contraer matrimonios auténticamente cristianos, o a descubrir su vocación a la vida religiosa o al sacerdocio.

Por otro lado, Juan Pablo II fue el Papa de la familia. Durante años llevó a cabo una serie de catequesis en las que trató de forma exhaustiva lo que hoy se conoce como Teología del cuerpo, ahondando profundamente en la visión de la persona humana, su dignidad infinita, el matrimonio y el amor conyugal.

Fue un hombre que conoció a fondo el sufrimiento. Supimos de las penalidades sufridas en su infancia y juventud con la muerte prematura de su madre, de su hermano mayor y de su padre; conocimos su orfandad, su trabajo de obrero en una fábrica, sus estudios clandestinos en un país comunista y ateo y, finalmente, lo vimos abrazado literalmente a una cruz cuando ya no podía caminar, siguiendo el vía crucis desde una pantalla. Ante nosotros apareció primero como un hombre todavía joven, fuerte y deportista, con una voz potente y vibrante, y después como un anciano enfermo y moribundo incapaz de moverse o hablar. En todas estas situaciones supo transmitirnos su fe y darnos un testimonio puramente cristiano.

El domingo será un día feliz. Juan Pablo II plantó la semilla de la santidad en la Iglesia y en los hijos que le fueron confiados. Y seguro que hoy, más que nunca, estará intercediendo por nosotros ante la Santísima Virgen, a la que tanto amó y venero durante toda su vida.  

jueves, 24 de abril de 2014

Las llamadas del papa y los chismes de barrio


Un periodista escribe en un medio que un hombre contó en su página de Facebook que un día respondió al teléfono y que el que llamaba era el Papa, que pidió por su mujer y que cuando ésta se puso, le dijo algo así como: "he recibido tu carta, haces muy bien en estar casada por lo civil con un divorciado, los divorciados pueden tomar la comunión y tú también aunque vivas amancebada con uno, y aunque esto va en contra de la doctrina de la Iglesia, no importa que para eso yo soy el Papa, ¡ea!"

Y los periódicos ¡hala arreando!, grandes titulares: "El Papa afirma que los divorciados pueden comulgar". Y de paso, los que conviven como matrimonio sin serlo también, porque dice Julio Sabetta que le ha dicho Jacqueline Lisboa que se lo ha dicho Francisco. Y se acabó. ¿Lo que dice Jesús en el evangelio…? Peccata minuta. Aquí lo importante es lo que dice Julio que le dijo su mujer que le había dicho el Papa. ¡Pues faltaría más!

Lombardi ha declarado que estas noticias "no tienen confirmación alguna de fiabilidad y son fuente de malentendidos y confusión" (¡y que lo digas!), por lo que "hay que evitar deducir de esta circunstancia consecuencias relativas a la enseñanza de la Iglesia".  ¿Pero hacía falta que el portavoz de la Santa Sede dijera esto? Pues sí, porque para muchos lo que aparece en los periódicos va a misa. 

A estas alturas debo ser la única a la que el Papa no ha llamado. En fin, a la espera estoy. 

miércoles, 23 de abril de 2014

El hijo no es un objeto de consumo


El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha condenado al servicio de salud de la comunidad a pagar una indemnización de 300.000 euros por la realización, en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, de un diagnóstico erróneo en un embarazo y no detectar Síndrome de Down en el feto.

Me parece natural que unos padres reclamen por un diagnóstico erróneo. Lo malo es que en este caso la queja proviene del hecho de que los padres hubieran abortado a su hijo de haber sabido que padecía SD. 

Los magistrados conceden esta indemnización debido al "daño moral ocasionado a los padres, sustancialmente por no haberse podido acoger a la facultad legal de interrumpir voluntariamente el embarazo, y en los cuantiosos gastos económicos que la situación vital del menor les ha generado y seguirá haciéndolo durante toda su vida". Esta es la justicia que hay en España. La sentencia habla por sí sola.

Desgraciadamente, hoy en día diagnosticar una enfermedad en el feto supone una condena a muerte para el niño. Y no diagnosticarla equivale a decirle al médico que ha privado a los padres del supuesto 'derecho' a matar a su hijo. No es raro que algunos médicos se curen en salud diagnosticando falsos síndromes a la menor sospecha.

Nuestra sociedad enferma ha convertido al hijo en un objeto de consumo expuesto a un control de calidad, como si se tratara de un producto de mercado

lunes, 7 de abril de 2014

El Arzobispo de Córdoba se rinde al lobby gay


El Arzobispo de Córdoba (Argentina), Mons. Carlos Ñáñez, se ha rendido al lobby gay y finalmente ha celebrado el bautizo de la hija de una lesbiana y su compañera, en la Catedral de Córdoba.

El buen monseñor, haciéndole el juego al lobby gay, lamenta la manipulación que, según él, la prensa ha realizado sobre este Bautismo y ha dado una larga entrevista para explicar que la pequeña Umma Azul tiene derecho a recibir este sacramento. La realidad es que no hacía ninguna falta tanta explicación absurda. Bastaba con que hubiera remitido a la madre a su parroquia. Cuando un católico desea bautizar a su hijo, que yo sepa, no tiene a los señores arzobispos siempre disponibles. Por regla general, uno va a la parroquia de su pueblo y allí, el párroco o el vicario parroquial o algún sacerdote celebra el bautismo. La pareja de lesbianas ha utilizado a la niña para exigir un bautismo en condiciones especiales, con gran publicidad, dando entrevistas y haciendo ostentación de su situación irregular ante la Iglesia.

Umma Azul no solo tiene la desgracia de ser hija de una lesbiana ejerciente que hace apología de todo aquello que proclama el homosexualismo político reinante, sino que además ha sido amadrinada por la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, otra aliada de la causa LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales), y pionera en legalizar en su país lo que allí llaman Matrimonio Igualitario.

Curiosamente, uno de los requisitos que la Iglesia pide para bautizar a un niño es que exista una esperanza fundada de que el niño vaya a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza, dice el Código de Derecho Canónico, debe diferirse el bautismo, según las disposiciones del derecho particular, haciendo saber la razón a sus padres. Evidentemente, yo no soy quien para juzgar si existe alguna esperanza de que esta niña reciba una educación católica, aunque la imagen que da su madre, besando a otra mujer en la Catedral, haciendo apología del gaymonio, no parece muy esperanzadora. De hecho, la madre de la niña y su pareja han aprovechado para afirmar que desean contraer matrimonio por la Iglesia, algo que cualquiera sabe que es imposible, porque la unión de dos personas del mismo sexo jamás ha sido, es ni será matrimonio.

Sé que es imposible evitar la promoción de la ideología de género y el homosexualismo político en una sociedad confusa, atea y sexualizada como la nuestra; sólo pido que los obispos eviten que esa apología se realice delante del altar en nuestras Iglesias, por lo que supone de ofensa a Dios.

Por último, la pequeña ya ha recibido el bautismo y los que tenemos fe sabemos que el Espíritu Santo inhabita en su alma colmándola de dones. Quién sabe si será ella la que en el futuro, y gracias a este sacramento, tendrá la fortaleza de mostrarle a su madre el camino, que es Cristo. 

miércoles, 2 de abril de 2014

¡No tengáis miedo!


"¡No tengáis miedo! ¡Abrid de par en par las puertas a Cristo!". Abrid vuestro corazón, vuestra vida, vuestras dudas, vuestras dificultades, vuestras alegrías y vuestros afectos a su fuerza salvífica y dejad que él entre en vuestro corazón. "¡No tengáis miedo! Cristo sabe lo que hay dentro del hombre. ¡Sólo él lo sabe!". Lo dije el 22 de octubre de 1978. Lo repito hoy con la misma convicción, con la misma fuerza, viendo resplandecer en vuestros ojos la esperanza de la Iglesia y del mundo. Sí, dejad que Cristo reine en vuestras jóvenes existencias; servidle con amor. ¡Servir a Cristo es libertad!

XV JMJ. San Juan de Letrán, martes 15 de agosto de 2000.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).