viernes, 28 de febrero de 2014

Por los que viven, trabajan y mueren en Nirmal Hriday


ORACIÓN DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II EN LA CASA DE LOS MORIBUNDOS INDIGENTES NIRMAL HRIDAY DE CALCUTA

Lunes 3 de febrero de 1986

Dios todopoderoso y sempiterno, Padre de los pobres, consuelo de los enfermos, esperanza de los moribundos.

Tu amor guía cada instante de nuestras vidas. Aquí, en Nirmal Hriday, en este sitio de cuidado amoroso para los enfermos y los moribundos, elevamos nuestras mentes y nuestros corazones en oración.

Te alabamos por el don de la vida humana y especialmente por la promesa de la vida eterna. Sabemos que estás siempre cerca de los afligidos y de los marginados, de los débiles y de los que sufren.

Oh Dios de ternura y compasión, acepta las oraciones que te ofrecemos por nuestros hermanos y hermanas enfermos. Incrementa su fe y su esperanza en Ti. Confórtalos con tu presencia amorosa y, si es tu voluntad, devuélveles al salud, dales una fuerza renovadora de cuerpo y alma.

Oh Padre amoroso, bendice a aquellos que están para morir, bendice a aquellos que, muy pronto se encontrarán contigo, cara a cara. Creemos que Tú has hecho de la muerte la puerta que nos conduce a la vida eterna. Mantén a nuestros hermanos y hermanas moribundos en tu amor, llévalos sin tropiezo y cuidadosamente contigo a la morada de la vida eterna.

Oh Dios, fuente de toda fortaleza, asiste y protege a aquellos que cuidan de los enfermos y que atienden a los moribundos. Dales un espíritu valiente y gentil. Sostenlos en sus esfuerzos de consolar y curar. Conviértelos cada vez más en un símbolo radiante de tu amor transformador.

Oh Señor de la vida y fundamento de nuestra esperanza, vuelca tus abundantes bendiciones sobre aquellos que viven, trabajan y mueren en Nirmal Hriday. Cólmalos de tu paz y de tu gracia. Hazles ver que eres un padre amoroso, un Dios de misericordia y compasión. Amén.

jueves, 27 de febrero de 2014

La vida no está al arbitrio del hombre


La Biblia relata la historia de siete hermanos israelitas que fueron apresados junto con su madre para que renegaran de la fe verdadera. Fueron torturados para que hicieran lo que la religión prohíbe, pero con gran valentía aguantaron los insultos y las flagelaciones para, finalmente, acabar quemados vivos sin renegar de su religión.

Uno por uno, fueron muriendo ante los ojos de los que aún quedaban vivos. Cuando sólo quedó uno, su madre le dijo: «Yo no sé cómo aparecisteis en mis entrañas, ni fui yo quien os dio el aliento de vida, ni tampoco organicé yo vuestros miembros. El Creador del mundo, el que modeló al hombre en su nacimiento y proyectó el origen de todas las cosas, os devolverá misericordiosamente el espíritu y la vida, si ahora no miráis por vosotros mismos sino que por amor a sus santas leyes la despreciáis» (2 M 7, 22-23).

Con estas palabras, la madre de los siete hermanos profesó su fe en Dios afirmando que es Él quien da la vida y la forma desde el momento de la concepción, y quien continúa dando la vida, la nueva vida, más allá de la muerte.

A propósito de este texto, dice Juan Pablo II: ¿Cómo se puede pensar que uno solo de los momentos de este maravilloso proceso de formación de la vida pueda ser sustraído de la sabia y amorosa acción del Creador y dejado a merced del arbitrio del hombre?

miércoles, 26 de febrero de 2014

Desde la concepción la madre establece un estrecho vínculo con su hijo


Dicen que el síndrome post-aborto no existe. Sin embargo, existe y es muy fuerte incluso en los abortos espontáneos, porque desde el momento en que comienza el embarazo, la mujer es madre, su cuerpo, incluso su cerebro cambia y se adapta a la nueva situación, formando un vínculo muy estrecho con su hijo.

López Moratalla denomina «vínculo de apego» a esta relación estrecha que se genera en la concepción y dura años. Cuando una mujer aborta, el vínculo con su hijo también se ha creado, de ahí que suponga un trauma para ella, y que este drama tenga consecuencias físicas y psicológicas.

En el vídeo tenéis un precioso ejemplo de un bebé recién nacido que por el olor reconoce a su madre y no desea separarse de ella.

La revista Telva se sube al carro del 'todo vale'


La revista Telva se sube al carro del buenismo social. De ser un referente de publicación elegante dedicada a la mujer con valores, Telva pasa a convertirse en un palmero más de la sociedad dominada por la ideología de género y el homosexualismo político.

En su último número, Telva realiza una entrevista al "interiorista estrella que toma Madrid", Michael S. Smith, amigo, conviviente o como queráis llamarlo del actual embajador de EEUU en España, James Costos, presentándolo como el matrimonio de cualquier diplomático destinado en nuestro país, cuando en realidad se trata del jefe de la diplomacia norteamericana en España y de su amante, que resulta ser otro hombre. 

A través de la entrevista al amante del embajador y de las fotografías de ambos con el Príncipe Felipe y Michelle Obama, se pretende presentar el estilo de vida gay como algo natural, chic, elegante, culto y amable. 

Atención a la pregunta: "Compartir la vida con un embajador es difícil para cualquier persona con un trabajo propio. ¿A qué se ha visto obligado a renunciar?" El pobrecito Michael explica que ya no duerme tanto como antes y vive ¡agotado! ¡Qué salado!

Por último, me aburre tener que repetir lo evidente. Esta entrada no va de homofobia; no se trata de rechazar a las personas por su tendencia sexual, sino de decir que un reportaje que pretende hacer pasar el estilo de vida homosexual como algo natural, elegante y aceptable  no me parece digno de una revista como Telva. Imagino la cara que pondría el fundador del Opus Dei, cuyas hijas crearon esta revista. 

martes, 25 de febrero de 2014

Pagar aplastacráneos es rentable, pero salvar recién nacidos no interesa


La organización Save The Children ha denunciado que un millón de niños mueren cada año en su primer día de vida por no recibir la atención sanitaria adecuada. Son hijos de madres que no reciben atención médica durante el embarazo y el parto, que dan a luz solas o que tienen que caminar durante horas antes del parto para llegar donde alguien pueda asistirlas.

Me parece escandaloso que suceda algo así en un mundo donde sobreabunda de todo. Tened en cuenta que occidente está muy pendiente de los países del Tercer Mundo a la hora de enviar material para realizar abortos. Sin embargo, estos países carecen de los medios necesarios para ayudar a las madres gestantes, y no parece que las naciones ricas estén dispuestas a proveer a países como Etiopía, Congo, Nigeria, India o Blangadesh de los medios necesarios para que las madres tengan embarazos y partos seguros. ¿Por qué?

Hace ya muchos años que EEUU decidió que tenía la obligación de liderar a nivel mundial las políticas demográficas, considerando que la población aumenta en los países menos desarrollados y que esto afecta a sus intereses. Liderar la política demográfica equivale a combatir, literalmente, el crecimiento de la población. EEUU invierte en aborto, esterilización y anticoncepción, especialmente en aquellos países donde tiene intereses estratégicos como India, Blangadesh, Pakistán, Nigeria, Méjico, Indonesia, Brasil, Filipinas, Tailandia, Egipto, Turquía, Etiopía y Colombia.

Pagar succionadores uterinos, píldoras abortivas, aplastacráneos y decapitadores le resulta rentable, pero salvar niños recién nacidos no interesa.

lunes, 24 de febrero de 2014

La Alianza de las Civilizaciones se frota las manos


A raíz de la tentativa de la Junta de Andalucía para apropiarse de la catedral de Córdoba, he leído un antiguo artículo de Juan Manuel de Prada en el que afirma que Gadafi pronosticaba hace años una gran victoria islámica en Europa sin necesidad de recurrir al terrorismo. ¿Cómo pensaba hacerlo? Simplemente esperando a que los europeos nos autodestruyéramos mientras los casi sesenta millones de musulmanes que ya viven en Europa van implantando su cultura y su religión. Así de sencillo y fácil. Lo curioso es que eso es exactamente lo que está sucediendo. Los promotores de la llamada (eufemísticamente) Alianza de las civilizaciones se frotan las manos. 

jueves, 20 de febrero de 2014

La familia, patrimonio de la humanidad


Hoy ha comenzado el Consistorio extraordinario sobre la familia. El Santo Padre, en su discurso inaugural, ha hablado de la necesidad de tener siempre presente "la belleza de la familia y del matrimonio, la grandeza de esta realidad humana, tan sencilla y a la vez tan rica, llena de alegrías y esperanzas, de fatigas y sufrimientos, como toda la vida".

El Papa ha aseverado que hoy "la familia es despreciada, es maltratada, y lo que se nos pide es reconocer lo bello, auténtico y bueno que es formar una familia, ser familia hoy".

Reconocer el valor de la familia y al matrimonio son temas por los que el Papa se ha mostrado especialmente interesado desde que comenzó su pontificado. "La familia- decía Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud - es patrimonio de la humanidad, porque a través de ella, de acuerdo con el designio de Dios, se debe prolongar la presencia del hombre en el mundo".

Y hoy, con la apertura de este consistorio, pide a los sacerdotes una pastoral inteligente, valiente y llena de amor, que acompañe a las familias en sus muchas dificultades y que ayude a los cónyuges a vivir su vocación matrimonial con alegría.

miércoles, 19 de febrero de 2014

La vida pertenece a Dios


La vida humana es sagrada e inviolable en cada momento de su existencia, también en el inicial que precede al nacimiento.

El hombre, desde el seno materno, pertenece a Dios que lo escruta y conoce todo, que lo forma y lo plasma con sus manos, que lo ve mientras es todavía un pequeño embrión informe y que en él entrevé el adulto de mañana, cuyos días están contados y cuya vocación está ya escrita en el «libro de la vida».

Incluso cuando está todavía en el seno materno, el hombre es objeto personalísimo de la amorosa y paterna providencia divina.


Juan Pablo II, Encíclica Evangelium Vitae. 

martes, 18 de febrero de 2014

El médico no es juez de la vida y de la muerte


A los niños no se les permite decidir sobre muchas cuestiones inocentes. Aunque sean muy inteligentes, dominen las nuevas tecnologías y sepan mucho de política, los niños no pueden votar. Se entiende que no tienen uso de razón o, en el caso de los adolescentes, que aún no son lo suficientemente maduros para discernir. En el caso de separación de sus padres, hasta los doce años se le escucha, pero no son ellos quienes deciden con cuál de sus progenitores van a vivir.

Sin embargo, en Bélgica y Holanda dicen que la eutanasia infantil se realiza 'a petición del niño'. Al parecer, sí son lo bastante maduros para, en un momento dramático de su existencia, ante una enfermedad grave, pedir que alguien los quite de en medio.

¿Y los que aún no saben hablar? Hace unos días, todos nos hemos escandalizado, como es lógico, con la nueva ley de eutanasia en Bélgica. Sin embargo, la situación no es nueva.

En 2009, el 'Osservatore Romano' daba a conocer un informe un informe divulgado por la revista 'Archives of Disease in Childhood', en el que se denunciaba la alarmante tendencia de los médicos a no reanimar a los neonatos prematuros que nacen con graves patologías. En otras palabras, cada vez son más los médicos que se abstienen de salvar la vida de recién nacidos aunque existan grandes posibilidades de supervivencia, si piensan que el niño vivirá con una grave discapacidad.

¿Y quién ha nombrado a estos médicos jueces de la vida y de la muerte? 

lunes, 17 de febrero de 2014

La crisis moral de occidente


¿Europa está en crisis? Desde luego. Nuestro continente es la cuna de la civilización occidental. Santos y misioneros partieron de aquí para evangelizar el mundo y, sin embargo, hoy los europeos nos encontramos desorientados, en un período de secularización y decadencia.

Europa se niega a reconocer sus raíces cristianas y, aunque sus tradiciones nacieron a la luz de Evangelio, hoy se jacta de su cristofobia. Es tal la cantidad de profanaciones y sacrilegios que vemos a diario que ya casi ni llaman la atención en los medios, cuando se trata de hechos gravísimos.

Y a los ataques a la Iglesia hay que sumar las prácticas inmorales que degradan a la persona. La eutanasia se está convirtiendo en práctica común en Bélgica y Holanda, Suiza recibe turistas suicidas que llegan allí para ser ayudados a morir, la fertilización in vitro se practica alegremente en todos los países, los bebés medicamento se fabrican como si fueran productos químicos, la investigación con embriones humanos se realiza bajo el amparo de las leyes, y el aborto…, el aborto campa a sus anchas bajo una industria boyante, porque habrá crisis, no habrá para comer, pero siempre habrá unos ahorrillos para llevarse por delante al hijo no deseado.

domingo, 16 de febrero de 2014

La sencillez


"Si Dios es sencillo, la verdad es sencilla" (S.Ireneo).

De la página de Facebook de José Ignacio Munilla Aguirre.

sábado, 15 de febrero de 2014

El espeluznante afán por 'dignificar' una matanza


En 1920 un jurista, Karl Binding, y un médico psiquiatra, Alfred Hoche, publicaron un libro titulado “La exoneración de la destrucción de la vida carente de valor”. En él, afirmaban que los enfermos y los discapacitados suponían una carga demasiado grande para una sociedad que pretendía mejorar, evolucionar y desarrollarse, y proponían su eliminación. Pretendían así ser un ejemplo de altruismo social, y se convirtieron en el paradigma de los líderes de la cultura de la muerte.
 
La conjura contra la vida que denunció Juan Pablo II se ha ido haciendo realidad en los últimos años, hasta llegar al punto en que hoy nos encontramos. Los políticos se atreven a votar leyes asesinas que acaban con el respeto que todo médico debe sentir por la vida frágil y sufriente. Leyes que, por cierto, se votan por mayoría, como si una mayoría pudiese convertir en bueno lo que es moralmente inaceptable.

Ese afán por ‘dignificar muertes’ es espeluznante. Agarrar a un niño enfermo y eliminarlo silenciosamente, como si su vida no tuviera valor, en lugar de acompañarlo en su sufrimiento, amarlo, atenderlo, consolarlo, apoyarlo, acogerlo… Pero claro, es mucho más fácil matarlo con una inyección como si fuera un perro.

Esta compasión que mata, este altruismo asesino, no es más que pura hipocresía que se lleva por delante al incómodo, al que interpela a nuestra conciencia. Tanta compasión, francamente, no hay quien se la crea.

viernes, 14 de febrero de 2014

Bélgica aprueba la eutanasia infantil: No a la compasión que mata


Como era de prever, la cultura de la muerte se extiende con alarmante rapidez. Bélgica ha legalizado ayer la eutanasia de menores sin límite de edad. La mayoría de partidos políticos con representación en la cámara baja han respaldado la ley, apoyada por parlamentarios liberales y socialistas.

La vida de los más débiles, los niños enfermos, está infravalorada en esta sociedad hedonista y degenerada. En una Europa que no se atreve ni tan siquiera a encerrar de por vida a los terroristas, los niños son ejecutados por el Estado; porque no estamos hablando de omitir acciones extraordinarias para salvar la vida de un niño cuando ésta ha llegado a su fin natural, sino de provocar directamente su muerte.

Dicen los políticos que sólo se aplicará en casos extremos para evitar el sufrimiento. Mienten, por supuesto. Me repugna esta compasión que mata.

jueves, 13 de febrero de 2014

¡Os van a colgar y harán bien!


Cuando Godfrey Bloom pronunció estas palabras, seguro que no tenía en mente la expresión española para definir a los polít…, digo, perdón, a ciertos ladrones: ¡chorizos!

Estrasburgo, 21 de noviembre de 2013.

Se debate el programa de acción para el cobro de impuestos en la Unión Europea durante el periodo 2014/2020.

Al eurodiputado Godfrey Bloom le conceden un minuto para intervenir. Lo dejo para vuestra reflexión.

miércoles, 12 de febrero de 2014

La vagancia


Vaguear no es simplemente dedicarse a una actividad ociosa. Consiste en gandulear de lo lindo, no hacer nada útil ni productivo, ni siquiera descansar. El vago y remolón se levanta cansado de todo lo que ha holgazaneado el día anterior. Siente, como dice Homero en la Iliada que «el trabajo es el más pesado de los males que los dioses infringen al hombre cuando nace».

Ya se sabe, entre los antiguos había de todo, como en botica, algunos trabajadores y muchos vagos. Hoy, lo mismo. San Pablo se pone serio con éstos y dice la famosa frase que más de uno ha querido apropiarse para sus proclamas ideológicas: «el que no trabaje, que no coma».

El trabajo es un medio para ganar el sustento, para mantener a la familia, y también es una forma de contribuir al progreso de la ciencia, la cultura, la justicia, y al desarrollo de la sociedad. De ahí la tragedia del paro.

Sobre el trabajo se ha reflexionado mucho. Me quedo con lo que dice el Areopagita hablando de la capacidad que Dios ha dado al hombre para participar en su obra creadora: «Lo más divino de todo es ser cooperador de Dios».

martes, 11 de febrero de 2014

Cuando un trabajador social te dice: «Lo mejor que puedes hacer es abortar»


La Razón relata la historia de una joven madre que, debido a graves problemas económicos, se plantea abortar. Acude al Centro de salud de su localidad y allí la trabajadora social le dice que lo mejor que puede hacer es abortar y la remite a una clínica abortista.

En el abortorio le realizan una ecografía y ven que está ya fuera de plazo para abortar sin justificación legal, a pesar de lo cual le dicen que le practicarán el aborto sin problema. Le explican que antes debe acudir a un centro de la Seguridad Social y solicitar la tarjeta sanitaria que se otorga a cualquier mujer embarazada para que pueda acudir a un ginecólogo. A la salida de la clínica, unos jóvenes logran hablar con ella y le piden su teléfono con el fin de poder ayudarla. Pocos días después, la Fundación Más Futuro, una ONG que trabaja con mujeres embarazadas con problemas económicos, se pone en contacto con ella. La joven, sintiéndose apoyada, desiste de su intención.

Desde la clínica abortista la llaman continuamente para presionarla diciéndole que se está equivocando. Mientras tanto, en la Seguridad Social le ponen trabas para obtener la tarjeta sanitaria al saber que no va a abortar sino que ha decidido continuar con el embarazo. La joven tuvo que mentir y decir que quería abortar para que se la dieran.

Quisiera añadir al final de esta historia un comentario que hace Manuel Morillo en la web Infocatólica y que suscribo porque me parece muy cierto:

«El Centro de Salud y la trabajadora social, los incitadores al aborto, dependen de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid, y responden a sus políticas y control desde hace varias décadas, en las que ha consolidado el abortismo.

El abortorio depende de las inspecciones y del control de la Comunidad de Madrid (de los que también reciben el pago de más de la mitad de los abortos que realizan) y se puede permitir saltarse la ley porque sabe que esa inspección es cómplice (el aborto no se ha realizado gracias a las organizaciones provida y el acto ilegal se ha denunciado por una organización privada, no por la inspección de la CAM)».

sábado, 8 de febrero de 2014

La Iglesia y la ONU


Marco Rubio, senador norteamericano por el Estado de Florida, ha publicado en National Review, un artículo en respuesta al informe de la ONU sobre la Iglesia. La traducción es de la web Infovaticana:

Naciones Unidas emitió hoy un informe sobre su investigación respecto al imperdonable escándalo de abusos sexuales sobre niños que ha socavado muchas cosas positivas que ha representado la Iglesia Católica. Esto nos recuerda que todos tenemos la obligación de proteger a los más vulnerables entre nosotros, especialmente a nuestros niños. Esta obligación no existe porque seamos americanos, católicos, o de cualquier otra nacionalidad o fe. Existe porque somos humanos. (Continuar leyendo aquí)

viernes, 7 de febrero de 2014

Que no te engañen: La Fertilización in Vitro es incompatible con el respeto a la vida


La Fertilización in Vitro es una técnica que sobrepasa los límites del derecho que tiene cualquier persona a intentar tener un hijo. Y digo intentar, porque el derecho a tener hijos no existe.

El deseo de ser padres no puede anteponerse al derecho a la vida y a la dignidad de cada ser humano. La fabricación de embriones en un laboratorio, la congelación de los mismos, la reducción embrionaria (aborto selectivo), la selección preimplantacional de embriones, la llamada maternidad subrogada, son prácticas incompatibles con el respeto a la persona humana.

¿Existen técnicas para vencer la esterilidad que sean compatibles con el derecho a la vida y con la ética?

Sí, son admisibles las técnicas que se configuran como una ayuda al acto conyugal y a su fecundidad… El acto médico es respetuoso de la dignidad de las personas cuando se dirige a ayudar el acto conyugal, ya sea para facilitar su realización, o para que el acto normalmente realizado consiga su fin. Son ciertamente lícitas las intervenciones que tienen por finalidad remover los obstáculos que impiden la fertilidad natural (Instrucción Dignitas Personae sobre cuestiones de Bioética).

La ciencia debe estar al servicio de la persona, y no al contrario.

jueves, 6 de febrero de 2014

¡Cuidado con los tontos útiles!


Cuando en España se comenzó a promover el matrimonio homosexual, surgió una iniciativa ciudadana para evitar su legalización. Recuerdo que un domingo varios fedatarios se pusieron a la salida de mi parroquia a recoger firmas. Un grupo de señoras en torno a los sesenta años, habituales en Misa, se acercaron a ellos y les recriminaron diciendo que había que respetar a los homosexuales. Uno de los fedatarios les respondió que la condición homosexual no disminuye para nada la dignidad de las personas, pero que el respeto hacia la persona homosexual no tiene que pasar por la aceptación de una ley injusta que equipara la unión homosexual al matrimonio.

Se formó un debate en torno a la mesa de firmas. Yo estaba expectante pues nos hallábamos en el atrio de la Iglesia y la mayor parte de los allí reunidos eran católicos que acababan de salir de Misa. Unos pocos firmaron, pero otros declararon convencidos que el matrimonio homosexual 'no hace daño a nadie', dado que 'no es obligatorio' y, por tanto, 'sólo atañe a los homosexuales'.

La candidez de estos argumentos me pareció alarmante. Sin ánimo de ofender, estos señores me parecieron unos auténticos 'tontos útiles', es decir, personas con valores que, en el ejercicio del más puro buenismo, acaban convertidos en marionetas e instrumentos de grupos políticos o sociales que promueven ideologías contrarias a su propia manera de pensar.

Estas personas, en su afán por ser caritativas, acaban defendiendo ingenuamente una ley injusta que pone en peligro la institución familiar y que daña a la sociedad. ¿Qué falta hace un Lobby LGTB cuando los mismos cristianos no comprenden el significado del matrimonio y su gran trascendencia social?

Os hablaba hace unos días del Informe Lunacek, finalmente aprobado por el Parlamento Europeo, que pretende imponer una perspectiva homosexualista en el ámbito jurídico, político y educativo. La intención del Lobby Gay no es lograr el 'derecho' a casarse sino, evidentemente, redefinir el concepto de matrimonio alterando esta institución.

Es preciso estar alerta para no acabar convertidos en 'tontos útiles'; debemos negarnos a jugar la carta del homosexualismo político y de la ideología de género, y esforzarnos en contrarrestar toda la información falsa que hay en los medios; y, sobre todo, debemos procurar que reciban buena formación todos aquellos que tienen la especial obligación de tenerla, y me refiero a catequistas, profesores, padres y responsables educativos, para evitar así la proliferación de marionetas al servicio de aquellos que quieren destruir los valores cristianos.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Es preciso devolver a la familia su valor


Hace falta que los europeos se rehagan y devuelvan a la familia su valor como elemento primero en la vida social. Estas palabras, pronunciadas por el Papa Juan pablo II hace veinticinco años ante el Consejo de Europa, siguen perfectamente vigentes hoy para Europa y para el mundo.

En general, todas las sociedades modernas, imbuidas en el relativismo, han desoído las advertencias acerca del peligro que suponen la ideología de género y el homosexualismo político, doctrinas que pretenden crear un nuevo concepto de familia, donde ésta queda en realidad olvidada y es sustituida por otras entidades que de ninguna manera alcanzan a cumplir con el gran servicio social que la familia lleva a cabo.

La familia es sujeto de derechos. Y por ello, es preciso, en palabras de Juan Pablo II, crear las condiciones que favorezcan su estabilidad y que le permitan acoger y dar la vida generosamente.

martes, 4 de febrero de 2014

Cuando el feminismo abomina de la mujer


Pienso que el feminismo tuvo su momento cuando, en diversas partes del mundo, las mujeres se unieron para reaccionar contra todo aquello que impedía su desarrollo y su participación en la vida política y social. Este primer impulso feminista tuvo, desgraciadamente, una vida corta. En seguida se contaminó de ideologías que, no sólo no protegen a la mujer, sino que, por el contrario, la utilizan y cosifican degradándola. Esto se lo tenemos que agradecer a feministas como Margaret Sanger, racista y eugenista, que jamás luchó por la mujer, sino que la despreció, promoviendo para ella la esterilización y el aborto.

La ideología de género, el homosexualismo político, el aborto, la fiv, la píldora abortiva, la esterilización, etc., se entienden como causas feministas y es evidente que no lo son. La razón por la que nunca me he considerado feminista es porque este movimiento, junto a una serie de cuestiones legítimas, unió su lucha a otras que no defienden la dignidad de la mujer, sino que la aplastan, perjudicándola gravemente.

He oído a feministas defendiendo en televisión el 'derecho' de la mujer a practicar la prostitución. La hipocresía y el desprecio que muestran estas palabras definen lo que algunos entienden por feminismo. ¿Cómo puede ser feminista transformar a la mujer en un objeto sin dignidad, destinado a satisfacer las pasiones de quién paga?

¿Ha beneficiado a la mujer la expansión de un estilo de vida que favorece la promiscuidad sexual, la contracepción y el aborto? ¿Es eso lo que pretendían las primeras feministas que deseaban el derecho al voto y que defendían la libre presencia de la mujer en el ámbito político, en las universidades y en el mundo laboral? Me pregunto qué pensarían estas luchadoras de la situación actual de la mujer que alquila su útero o vende sus óvulos. ¿Y dónde ha quedado la dignidad de las madres, presionadas tantas veces para deshacerse de sus hijos? Mujeres a las que se culpabiliza si traen al mundo un hijo enfermo, o si tienen familias numerosas.

En el Tercer Mundo los países ricos invierten ingentes cantidades de dinero, pero no para lograr la alfabetización de las mujeres o para que tengan derecho a la formación y puedan acceder dignamente al mundo laboral, sino para extender entre ellas el aborto y la muerte. Muchas mujeres en la India, por ejemplo, sobreviven alquilando sus cuerpos a parejas del Primer Mundo que desean tener hijos. ¿No es este acaso un feminismo de pacotilla? Mujeres jóvenes, inteligentes y fuertes que no saben leer ni escribir, expuestas a embarazos precoces y al contagio del SIDA o de enfermedades de transmisión sexual, utilizadas como objeto de placer, llevadas a eliminar a sus propios hijos, o desgastando su vida en parir hijos para otros.

No, no soy feminista, aunque sí soy consciente de que es necesario que surja un nuevo y auténtico feminismo que defienda la dignidad de la mujer y su derecho a la educación, al trabajo y, por supuesto, a la maternidad. Un feminismo que se niegue a que la mujer acabe convertida en un simple objeto de placer, en una fábrica de óvulos, en un útero de alquiler, o en una consumidora de píldoras abortivas que lucren a los filántropos de la muerte.

lunes, 3 de febrero de 2014

Ojalá Disney se pinche con el huso de una rueca


Una famosa feminista norteamericana dice en Twitter: "Estoy viendo Frozen. Es magnífica. Pero vamos, @DisneyPictures, ¡¿no es hora ya de que haya una cinta para niños en la que una princesa se case con una princesa?!".

Yo pienso que lo veremos. De hecho, Disney Channel ya ha dado el paso de incluir en un capítulo de la serie «¡Buena Suerte, Charlie!», a una pareja de mujeres lesbianas a las que presenta como maravillosas madres de una pequeña. Dicen que para ello contaron con el asesoramiento de expertos en desarrollo infantil, es decir, especialistas en imponer la ideología de género entre los niños. Resulta patético cómo los promotores del homosexualismo político intentan ocultar sus intenciones tras eufemismos ridículos.

El capítulo, que ya ha sido emitido en EEUU, llegará a España y lo veremos, a menos que tengamos la suerte de que Disney se pinche antes con el huso de una rueca.

domingo, 2 de febrero de 2014

Percibir al hijo concebido como persona: un paso en la cultura de la vida


Es muy cierto que la defensa de la vida no es una cuestión ‘cristiana’. Pero también lo es reconocer que la Iglesia afirma que existe en el hombre una conciencia irreductible a los condicionamientos que puedan pesar sobre ella. En otras palabras, podemos dejarnos influir por el ambiente, pueden intentar hacernos creer que el mal es un bien, o que el fin justifica los medios, pero nuestra conciencia siempre será capaz de buscar lo bueno y de reconocer la propia dignidad y la de los demás, seamos creyentes o no.

Cada día vemos como se propagan ciertas ideologías que desvalorizan el amor, que disocian el ejercicio de la sexualidad de la procreación y que debilitan el concepto de dignidad humana. Es difícil extender una cultura de respeto hacia el ser humano en una sociedad que no tiene claro el concepto de acogida de la vida.  

Por poner un ejemplo, no hay más que observar la actitud mercenaria con que los científicos practican la fertilización in vitro. Con esta técnica, amor, sexualidad y procreación son disociados para dar lugar a la 'fabricación' de seres humanos. Porque con la fertilización in vitro, el óvulo fecundado da lugar a un embrión, de eso no hay duda; y ese embrión es, evidentemente, un ser vivo que pertenece a la especie humana. Sin embargo, este ser humano vivo que se encuentra en un momento incipiente de su desarrollo, no es percibido como persona por sus padres o por los médicos. Por esa razón, los embriones son tratados como objetos susceptibles de compra o venta, de congelación o destrucción.

No sucede así con los embarazos naturales donde, desde el mismo momento en que los padres tienen conocimiento del estado de la mujer, perciben a su hijo como persona y ese tiempo de espera, es un tiempo de cuidado amoroso, pues saben que el que se está desarrollando en el interior de la mujer es su hijo, ya vivo aunque aún no nacido. Es así incluso cuando el hijo no es deseado o acaba siendo abortado. Cuántas madres son víctimas del aborto precisamente porque son conscientes de que a quien han eliminado es a su hijo.

Percibir al embrión concebido como persona es algo natural. Hablar de él, no como un algo futurible, sino como alguien ya existente, es propio de los padres y la familia. Negar su existencia es hacer un ejercicio de rechazo de la realidad. La actitud de los padres que recurren a la fertilización in vitro resulta, por tanto, completamente antinatural. Sus embriones, ya creados, son percibidos como objetos de consumo. Sólo nacerán los que convengan. 

sábado, 1 de febrero de 2014

No a la imposición del lobby LGTB y por la Libertad de Conciencia


Mañana domingo tendrá lugar en Madrid la Marcha por la Familia, la Infancia y la Libertad de Conciencia La salida será a las 12’00 h, desde la Plaza de Alonso Martínez hasta el Paseo de la Castellana número 46, donde se encuentra la sede de la Unión Europea.

Es previsible que el próximo 4 de febrero el Parlamento Europeo vote el llamado Informe Lunacek. Se pretende con ello que todos los Estados miembros reconozcan el matrimonio entre personas del mismo sexo, y el supuesto derecho de estas parejas a adoptar o a recurrir como tales a la fertilización in vitro y la maternidad subrogada. Además, se quieren imponer directrices especiales en favor del lobby LGTB a los sindicatos y organizaciones empresariales, y en materia de familia y educación, obligando, por ejemplo, a establecer determinadas cuotas a favor de la comunidad LGTB para becas Erasmus, y otros 'derechos' semejantes.

Es evidente que nada tiene que ver la no discriminación de las personas en razón de su tendencia sexual, con la exigencia de unos supuestos derechos, en realidad inexistentes, que pretenden imponer una perspectiva homosexualista en el ámbito jurídico, político y educativo.

Por supuesto, nada se dice del derecho de los padres a educar libremente a sus hijos, del derecho de los niños a no ser asediados por el homosexualismo político en los colegios, o del derecho a la objeción de conciencia.

Toda la información sobre las pretensiones del lobby LGTB aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).