viernes, 31 de enero de 2014

El aborto, una amenaza


El aborto «es una enorme amenaza contra la vida: no sólo la de cada individuo, sino también la de toda la civilización. Estamos ante lo que puede definirse como una estructura de pecado contra la vida humana aún no nacida» (Juan Pablo II).

jueves, 30 de enero de 2014

¿Baños comunes y mingitorios para todos?


El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves la nueva Ordenanza de Protección para la Salubridad Pública que, entre otras cosas, establece que los bares y cafeterías de menos de 200 metros cuadrados no tendrán que tener servicios diferenciados para hombres y mujeres, sino que será suficiente con que haya un único escusado, que no 'excusado'.

Si la igualdad consiste en compartir baño, me hago machista. Sí, ya sé que me diréis: "vive peligrosamente", pero no me da la gana; aprecio demasiado mi intimidad y no estoy dispuesta a hacerles la corte a estos progres de pacotilla.

Ya está bien de tanta chorrada. En Amsterdam, por lo visto, hay un restaurante cuyos baños están divididos en aseos de homosexuales y aseos de heterosexuales. ¿Es que la tendencia sexual tiene algo que ver con hacer pis?

La ingeniosa idea de permitir baños comunes viene, cómo no, de nuestra inefable alcaldesa Botella, conservadora liberal, que imagino que quiere actualizar nuestra legislación en materia de identidad de género. Y es que, claro, los baños para hombres y mujeres clasifican a la humanidad en dos géneros, cuando todo el mundo sabe que en realidad existe el género femenino, masculino, neutro, bisexual, transexual, homo, hetero, común, epiceno y ambiguo… a elegir por gustos.

La ideología de género pretende imponer la idea de que la diferencia sexual no es algo natural y propio del ser humano, sino algo accidental, producto de la cultura. ¿Cómo solucionar esta imposición? Yo comenzaría dejando de votar a estos políticos vendidos a los grandes lobbys anticristianos, y promovería a aquel que entienda que la igualdad depende, precisamente, del reconocimiento de la diferencia.

Por cierto, gracias a que me he puesto a escribir sobre esta mamarrachada, he incorporado a mi vocabulario una palabra que desconocía: mingitorios. Para el que sea un inculto como yo, diré que se trata del urinario que habitualmente se coloca en los baños masculinos, diseñado para usarlo de pie y sobre el que se puede verter únicamente desechos líquidos y no sólidos. En los baños comunes, ¿habrá mingitorios para ellas o no los habrá para nadie? ¡A sentarse todos!

miércoles, 29 de enero de 2014

Thomas Jefferson, la esclavitud y su herencia: el aborto


Thomas Jefferson fue el tercer Presidente de los Estados Unidos de América, y es considerado uno de los Padres Fundadores de la nación. Fue el principal autor de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de 1776.

Sin duda, tiempos apasionantes en la historia de Norteamérica, pero también un periodo histórico lleno de sombras donde la esclavitud era una institución aceptada e incluso, a veces, considerada esencial para la economía.

El esclavo era tratado como una mercancía que el dueño podía vender, comprar, regalar o cambiar, sin que ni él ni su familia pudieran hacer nada, dado que la ley protegía a los propietarios. Naturalmente, todo ello se avalaba con una filosofía racista y eugenista.

Jefferson, considerado uno de los más grandes Presidentes de Estados Unidos, tuvo esclavos toda su vida, en total más de seiscientos. Para pagar sus deudas y apoyar su vida lujosa, él mismo vendió a muchos de sus esclavos, a veces a través de un testaferro. Su actitud hacia ellos era paternalista. Afirmaba que no había que maltratarlos, sino cuidarlos, ya que ellos no podían hacerlo por sí mismos. Pretendía que los propietarios fueran amables con los esclavos, pero nunca luchó por su libertad, y los utilizó como moneda de cambio o mercancía que se podía comprar o vender. En resumen, una actitud de buenismo que recuerda a la mantenida actualmente por tantos políticos que defienden la eutanasia o el aborto eugenésico, terapéutico o por causa de violación, donde un falso altruismo y un mentiroso interés por la mujer y el niño les lleva a proponer actos absolutamente injustos.

La conocida sentencia Dred Scott del Tribunal Supremo de los Estados Unidos afirmaba (en 1857) que aun cuando tenía un corazón y un cerebro, y biológicamente podía ser considerado humano, un esclavo no era una "persona" ante la ley. El mismo Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró en 1973 que aunque posea un corazón y un cerebro, y biológicamente se le considere humano, el niño no nacido no es "persona". El paralelismo entre las dos sentencias espanta. El mundo ha llegado a la conclusión de que la esclavitud es una lacra y una terrible injusticia, sin embargo, aún defiende la esclavitud del no nacido, considerado un objeto, incluso una mercancía con cuyo tráfico muchos se lucran en la sociedad moderna.

Un hombre de la raza negra sólo tenía personalidad jurídica al ser libertado; en otro caso, no poseía derechos ante la ley. Exactamente lo mismo se dice hoy del no nacido. Por eso, aunque en algunas legislaciones (por ejemplo la española) se le tiene por nacido para aquello que le sea favorable, esto no impide que, al mismo tiempo, la ley permita su eliminación.

Thomas Jefferson consideraba la esclavitud como una institución humanitaria, gracias a la cual sobrevivían personas de raza negra que, en su opinión, eran débiles mentales, incapaces de valerse por sí mismos, necesitados de la ayuda de los blancos. Este argumento degradante e hipócrita no le impedía usar a sus esclavos como mercancía, venderlos, comprarlos, y decidir sobre sus vidas. También los abortistas piensan que el aborto es una práctica humanitaria gracias a la cual a los niños enfermos, no deseados o planeados se les asiste quitándoles la vida. La historia se repite.

martes, 28 de enero de 2014

Marlise Muñoz ha sido desconectada y su hijo ha muerto


Marlise Muñoz era una joven declarada cerebralmente muerta y conectada a un respirador artificial en un hospital de Texas. La particularidad de su caso es que Marlise estaba embarazada. Desconectarla suponía dejar morir su cuerpo, pero también matar al pequeño ser humano que habitaba en él y que continuaba vivo.

Hace dos días, un juez de Fort Worth (Texas) falló a favor de la petición del marido de Marlise, que declaró que a su mujer no le hubiera gustado estar así. Es evidente que ninguno de nosotros desearía que, llegado el momento de la muerte, nos mantuvieran conectados a un respirador. Pero me pregunto si acaso Marlise no hubiera querido que su hijo viviera.

El juez afirma en su sentencia que la mujer ya estaba muerta y el feto no era viable. Muy cierto. Marlise estaba embarazada de 22 semanas cuando el domingo fue desconectada. Los médicos del hospital proponían realizar una cesárea dentro de dos semanas, cuando el feto fuera viable y pudiera sobrevivir fuera del útero materno.

El hospital argumentó en defensa del niño remitiéndose a una ley aprobada por el Congreso de Texas en 1989 y modificada en 1999, que establece que "nadie puede acabar con un tratamiento para mantener la vida artificialmente de una paciente embarazada". Sin embargo las abogadas de la familia replicaron que si la paciente está muerta, ni puede estar embarazada ni se le pueden aplicar medidas para sustentar la vida, ya que no dispone de ella. En otras palabras: la mujer ya está muerta y por tanto no necesita el soporte vital.

Que hubiera un ser humano vivo en su interior, con un corazón latiendo y unos órganos creciendo y madurando no ha servido para frenar la crueldad del juez, de la familia y de sus abogadas. De tu bebé, Marlise, ya no se acuerda nadie. Murió sin nombre, como si nunca hubiera existido. 

(En la imagen, Marlise con su primer hijo, Mateo, y su marido, que algún día tendrá que explicar al pequeño por qué no dejó vivir a su hermano).

lunes, 27 de enero de 2014

La vida es siempre un bien


Hace unos días, con motivo del quinto aniversario de este blog, os comentaba que es preciso globalizar la Cultura de la vida, es decir, educar para la vida, enseñar el valor infinito de la dignidad humana teniendo conciencia de que la violencia y la muerte provocada jamás son buenas opciones.
En una sociedad donde existen amenazas contra la vida programadas de manera científica y sistemática, es un signo de esperanza saber que hay madres de familia ayudando a otras mujeres que se encuentran embarazadas en situaciones críticas, evitando así que aborten, y que puedan hacerse cargo de sus hijos o darlos en adopción.

También resulta esperanzador ver médicos que no han olvidado que su misión primordial es la de proteger la vida, educadores que son conscientes de que deben transmitir el valor infinito de toda vida humana, niños que desde las edades más tempranas entienden lo que todo hombre que busca la verdad debe comprender: que la vida es inviolable y debe ser protegida.

Globalizar la Cultura de la vida implica construir una sociedad más libre y respetuosa con el hombre. Destruir esa infraestructura de pecado de la que habla Juan Pablo II y que nos lleva a tener leyes injustas que promueven el aborto, la eutanasia, la fertilización in vitro o la investigación con embriones humanos.

Creyentes o no, pienso que todos podemos entender que el mayor bien de la naturaleza es el mismo hombre. La defensa de la vida no es una prerrogativa única de los cristianos, sino que pertenece a toda persona preocupada por la suerte de la humanidad.

Globalizar la Cultura de la vida significa, en fin, afirmar con fuerza la absoluta dignidad de toda vida humana, porque TODOS tienen derecho a vivir la vida con plenitud, también cuando ésta es débil, incipiente, o está envuelta en el sufrimiento, porque la vida siempre es un bien.

Madre Teresa: Ayudar a la madre que está pensando en abortar


Discurso de la Madre Teresa de Calcuta, en el Desayuno de Oración Nacional, en Washington D.C., el 3 de febrero de 1994:

El aborto es una guerra contra el niño.

Si aceptamos que una madre puede matar a su propio hijo, ¿cómo podemos decir a los demás que no se maten unos a otros?

¿Cómo podemos convencer a una mujer para que no aborte? Como siempre, debemos persuadirla con amor.

Amar significa amar hasta que duela.

La madre que está pensando en abortar, debe ser ayudada a amar.

El niño es el mayor regalo de Dios para la familia.

Con el aborto, se le dice al padre que no tiene que ser responsable del hijo que ha traido al mundo.

El aborto es el mayor destructor del amor y de la paz.


domingo, 26 de enero de 2014

Obama, responsable del genocidio negro


Con motivo del aniversario de Roe vs. Wade, la controvertida sentencia del Tribunal Supremo que abrió las puertas del aborto legal en EEUU, el Presidente Obama ha emitido un comunicado en apoyo del aborto, afirmando que se trata de una práctica necesaria en un país  "donde todos merecen la misma libertad y oportunidades para cumplir sus sueños".

Si yo fuera norteamericana, me sentiría abochornada de un mandatario que considera que para que una mujer "cumpla sus sueños" debe tener la posibilidad de matar a su propio hijo. Pretende hacernos creer que existe una 'grandeza' en el aborto. Que aquel que es pro-choice no es un irresponsable que encubre un asesinato, sino alguien lleno de nobleza que defiende los derechos de las mujeres.

Obama pide a los americanos un compromiso con el 'noble propósito' por el que luchó toda su vida Margaret Sanger, la fundadora de Planned Parenthood, el mayor lobby abortista del mundo. Una mujer, por cierto, que no hubiera ni mirado a la cara al Presidente de los Estados Unidos, por el simple hecho de ser negro. Lo hubiera despreciado como abominó toda su vida de los que, según ella, pertenecían a razas inferiores.

Sanger mantuvo durante años una intensa relación con Clarence Gamble, heredero de la empresa Procter and Gamble, fundador de la organización abortista Pathfinder Fund y un feroz promotor de la eugenesia. Entre ambos escribieron el famoso "Suggestion for Negro Project". En una carta fechada en diciembre de 1939 y dirigida a Gamble, Margaret Sanger le dice que tenga cuidado con sus afirmaciones en público pues "no queremos que se corra la voz de que pretendemos exterminar a la población negra".

El aborto-  decía Sanger-  es el proceso de deshacerse del indigno. Hoy, Planned Parenthood sigue siendo un gran peligro para los afroamericanos. En EEUU, las mujeres negras tienen una tasa de aborto cuatro veces superior al de las mujeres blancas y uno de cada dos embarazos de mujeres negras acaba en aborto. A pesar de lo cual, Barack Obama sigue apoyando a esta organización que, en su momento, invirtió casi dos millones de dólares en su reelección.

Obama, el primer Presidente negro, nos ha salido eugenista, y es uno de los mayores responsables del genocidio negro que se está produciendo hoy en este país.

sábado, 25 de enero de 2014

Así reciben los cristianos perseguidos la Palabra de Dios


En la Biblia, en el libro de Nehemías, se relata cómo el pueblo se reúne en torno a  Esdras, el sacerdote, para escuchar la Ley de Moisés, que Dios había dado a Israel. Desde el amanecer hasta el mediodía, Esdras estuvo leyendo el libro a la Asamblea y cuando finalizó, se inclinaron y adoraron al Señor, rostro en tierra. Después, los levitas explicaron la Ley al pueblo, y todos organizaron una gran fiesta, porque habían comprendido lo que les habían explicado.

Así de importante es la Palabra de Dios. Seguramente todos tenemos una Biblia en casa, y es probable que esté demasiado nueva por falta de uso. La tenemos como un libro más en nuestra biblioteca, sin darnos cuenta de que no es un mensaje del pasado, sino que es una palabra viva y eficaz, más cortante que espada de dos filos (Hebr. 4,12-13), la Palabra viva de Dios puesta por escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo.

Corea del Norte, Vietnam, China y tantos otros países asiáticos sufren una gran represión religiosa. En estos lugares, tener una Biblia en casa puede llevar a los cristianos a la cárcel, a sufrir torturas e incluso a la muerte. Sin embargo, es tal el hambre de Dios que tienen los cristianos, que así es como reciben su Palabra:




viernes, 24 de enero de 2014

¡Habla tú en su nombre!


El embrión no tiene voz ni voto. Políticamente es irrelevante.

«Nosotros defendemos los derechos de la mujer», exclaman los que se lucran del negocio abortista. «Nosotras parimos, nosotras decidimos», gritan las mujeres. 

En principio, decía Miguel Delibes, ésta podría parecer una reclamación incontestable y así lo sería si lo parido fuese algo inanimado. Sin embargo, el embrión no es un algo, sino un alguien. Alguien mudo que necesita que los demás hablemos en su nombre. 

jueves, 23 de enero de 2014

¿Quieres construir un templo?



Sócrates, filósofo griego, pasaba junto a un templo en construcción. Se acercó a tres obreros que trabajaban allí labrando piedras. Preguntó al primero: ¿Qué haces? Le respondió: ¿No lo ves?, estoy labrando la piedra. Luego preguntó lo mismo al segundo. Este le dijo: Estoy haciendo un trabajo que me gusta y además gano el pan para mis hijos. Sócrates entonces se dirigió al tercero: ¿Y tú qué haces? Este le contestó lleno de orgullo mientras con un punzón labraba la piedra: ¡Estoy construyendo un templo!

Una hora de estudio, para un apóstol moderno, es una hora de oración, dice San Josemaría en Camino. Y añade: Si has de servir a Dios con tu inteligencia, para ti estudiar es una obligación grave.

¿Por qué estudias? ¿Quieres labrar la piedra, quieres hacer un trabajo que te gusta y además ganar así el pan de tus hijos, o quieres construir un templo?

Del blog de Cordelia os traigo esta impresionante oración de Santo Tomás especialmente apropiada para los estudiantes.

Oh inefable Creador nuestro, altísimo principio y fuente verdadera de luz y sabiduría. ¡Dígnate infundir el rayo de tu claridad sobre las tinieblas de mi inteligencia, removiendo la doble oscuridad con la que nací: la del pecado y la ignorancia!

¡Tú, que haces elocuentes las lenguas de los pequeños, instruye la mía, e infunde en mis labios la gracia de tu bendición!

Dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facilidad para atender, sutileza para interpretar y gracia abundante para hablar.

Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar.

¡Oh Señor, Dios y hombre verdadero, que vives y reinas por los siglos de los siglos!

Amén

En la imagen, San Cosme y San Damián, dos hermanos originarios de Arabia, nacidos en el seno de una familia cristiana, que en la primera mitad del siglo III estudiaron medicina para practicar la caridad con los enfermos y expandir el cristianismo.

miércoles, 22 de enero de 2014

No puedes ser ecologista si no proteges la vida humana


En prácticamente todos los países de la Unión Europea existen leyes que protegen a los mamíferos, también cuando están en estado fetal, para evitar que sean sacrificados sin necesidad, o que se experimente con ellos o se les torture.  En concreto, el artículo 13 del Tratado de Funcionamiento de la UE, establece que en materia de bienestar de los animales, la UE y los Estados miembros tendrán en cuenta que se tratan de seres sensibles.

En España, sin ir más lejos, los partidos mayoritarios acordaron el año pasado que, en lo que se refiere al cuidado de los animales, a su explotación, transporte, experimentación y sacrificio, se protegerán "determinadas formas fetales de mamíferos".

Es lógico que el hombre tenga una especial preocupación por proteger la naturaleza, el medio ambiente. Lo que resulta paradójico es que en ese interés no se incluya a sí mismo, pues tiene la inteligencia, la capacidad de raciocinio y los medios para lograrlo. ¿Por qué entonces el útero de una mujer es el lugar más peligroso del mundo?

¿Qué significa cuidar el medio ambiente? Para empezar, significa cuidar a la persona, porque la ecología medioambiental no tiene sentido sin una ecología humana.

martes, 21 de enero de 2014

Anticoncepción y aborto: una visión utilitarista del hombre y de la sexualidad


Anticoncepción y aborto son, evidentemente, cuestiones distintas. Sin embargo, prácticamente todos los últimos Papas han coincidido en señalar que son males que tienen una raíz común: una visión utilitarista y despersonalizada del hombre y de la sexualidad.

Ratzinger explicaba que la contracepción conduce necesariamente al aborto como 'solución de reserva'. El que refuerza la mentalidad anticonceptiva, refuerza también la ideología que la sostiene y, por tanto, implícitamente, promueve el aborto.

Existen estudios sociológicos que demuestran que la práctica del aborto crece paralela a las tasas de recurso a la contracepción. El argumento más defendido a favor de la anticoncepción, es que ésta evitará embarazos no deseados y, por tanto, la ‘necesidad’ de recurrir al aborto. Se trata de una explicación que, en la práctica, se ha demostrado que es falsa. Así, en todos los países donde en los últimos 40 años, se ha promovido el uso generalizado de la contracepción, el aborto se ha legalizado.

La cultura de la muerte comienza siempre pidiendo el acceso fácil y gratuito a la anticoncepción. De ahí se pasa a la mal llamada contracepción de emergencia (que es abortiva) para, finalmente, defender la necesidad del aborto quirúrgico y del aborto químico como medida de ‘protección’ de las mujeres.

lunes, 20 de enero de 2014

Reagan anunció cigarrillos; Obama anuncia ¿drogas?


Hace unos años, el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaraba que legalizar las drogas no era la respuesta adecuada a los problemas causados por el narcotráfico en América, entre otras razones, porque semejante medida incrementaría el tráfico de estupefacientes.

Hoy, Obama no parece tenerlo tan claro y, en una entrevista a la revista 'New Yorker', afirma: "fumé marihuana cuando era niño y lo veo como una mala costumbre y un vicio, no muy diferente de los cigarrillos que fumé cuando era joven y en una gran parte de mi vida adulta. No pienso que sea mucho más peligrosa que el alcohol". Y añade: "no deberíamos encerrar a los adolescentes o a los consumidores individuales durante mucho en tiempo en las cárceles, cuando algunos de los que escriben esas leyes probablemente han hecho lo mismo". Luego, cómo no, suelta la frase demagógica que jamás falta cuando abre la boca: "Los adolescentes de clase media no son encerrados por fumar marihuana, y los adolescentes pobres sí".

Yo creo que nadie pide que se encierre a los adolescentes. Pero ponerles la droga barata a mano no es precisamente hacerles un favor. Por el contrario, facilita que se vuelvan adictos y que su capacidad para estudiar, trabajar, obtener su primer empleo o formar una familia sean mucho menores.

¿A qué viene este empeño en promover el consumo de marihuana como si se tratara de tabaco? La British Lung Foundation afirma que los 'porros' contienen un 50% más de agentes cancerígenos que el tabaco, y afecta el cerebro de forma similar a la cocaína y la heroína.

Obama quiere emular a Reagan y ser el protagonista del próximo anuncio de porros. Me preguntó cómo se sentirá cuando sus guardaespaldas vayan 'fumados'.

domingo, 19 de enero de 2014

Fertilización in vitro: ¡No, gracias!


Si una pareja desea tener un hijo y el marido o la mujer son estériles, ¿qué tiene de malo recurrir a los avances de la ciencia para poder ser padres?

En primer lugar hay que decir que para la Iglesia “son lícitas todas las técnicas que respetan el derecho a la vida y a la integridad física de cada ser humano, la unidad del matrimonio, que implica el respeto recíproco del derecho de los cónyuges a convertirse en padre y madre solamente el uno a través del otro y los valores específicamente humanos de la sexualidad” (Instrucción Dignitas Personae). Es decir, son aceptables todas las intervenciones médicas que tienen por finalidad remover los obstáculos que impiden la fertilidad natural.

Por otro lado, es necesario insistir en que no existe el derecho a tener hijos. Un hijo es una persona con un valor y una dignidad infinita; es un bien en sí mismo, y para nada puede depender del deseo sus padres.

La FIV es una técnica que conlleva prácticas que son atentados a la persona. Para empezar, la fertilización in vitro expone a los embriones a un riesgo altísimo de muerte, dada la manipulación que se realiza con ellos. Además, se les hace pasar por un control de calidad, es decir, el embrión es tratado como un objeto de consumo. El que no está a la altura de las expectativas de quien lo crea o quien lo desea, es eliminado. Además, muchos embriones son congelados o utilizados para la investigación.

En definitiva, la FIV es un engaño. Es una técnica que aparentemente está puesta al servicio de la vida pero que, a la hora de la verdad, es causante de la destrucción de cientos de miles de vidas humanas. 

sábado, 18 de enero de 2014

¡Protege la vida!


La vida humana, don precioso de Dios, es sagrada e inviolable, y por esto, en particular, son absolutamente inaceptables el aborto procurado y la eutanasia.

La vida del hombre no sólo no debe ser suprimida, sino que debe ser protegida con todo cuidado amoroso.

La vida encuentra su sentido en el amor recibido y dado, en cuyo horizonte hallan su plena verdad la sexualidad y la procreación humana; en este amor incluso el sufrimiento y la muerte tienen un sentido y, aun permaneciendo el misterio que los envuelve, pueden llegar a ser acontecimientos de salvación.

El respeto a la vida exige que la ciencia y la técnica estén siempre ordenadas al hombre y a su desarrollo integral; toda la sociedad debe respetar, defender y promover la dignidad de cada persona humana, en todo momento y condición de su vida.

(Evangelium Vitae) 

viernes, 17 de enero de 2014

La generosidad de los donantes de órganos: «amar hasta el extremo»


La generosidad de 1.655 donantes de órganos ha hecho que en 2013 se hayan realizado en España 4.279 trasplantes, un record histórico.

Para muchos enfermos, la única esperanza de salvar la vida es recibir un trasplante. En este sentido, hay que reconocer que los españoles somos generosos. El donante sabe que, con toda probabilidad, su gesto altruista de donar unos órganos cuando ya no los necesita, salvará la vida de una o varias personas. En total, este año se han realizado en España 2.552 trasplantes renales, 1.093 hepáticos, 285 pulmonares, 249 cardíacos, 92 de páncreas y 8 intestinales.

Qué duda cabe que el trasplante exitoso de órganos es una conquista de la ciencia moderna y un ejemplo de lo que debe ser la medicina puesta al servicio de la vida.

Hoy se nos desafía a amar a nuestro prójimo de un modo nuevo, dice Juan Pablo II; en términos evangélicos, amar «hasta el extremo», aunque dentro de ciertos límites que no se pueden traspasar.

Evidentemente, jamás se deben usar órganos y tejidos humanos como objetos de consumo, susceptibles de ser vendidos o intercambiados. Pero ofrecer en vida una parte del propio cuerpo, ofrecimiento que será efectivo después de la muerte, es ya en muchos casos un acto de gran amor (Juan Pablo II). 

jueves, 16 de enero de 2014

Legislar a favor del aborto terapéutico es una manera de justificar el aborto libre


El término 'aborto terapéutico' es contradictorio y supone una ironía en sí mismo. ¿Qué clase de cura aporta la eliminación de un ser humano? Me refiero, por supuesto, a lo que hoy llaman aborto 'para preservar la salud de la madre'.

Muchos se preguntarán qué sucede cuando una mujer gestante está enferma y necesita una intervención quirúrgica o un tratamiento médico que puede conllevar la muerte del feto. ¿Es esto un aborto directo? Evidentemente no. Cuando la vida de una mujer está en peligro y necesita una operación o de un tratamiento terapéutico, esto no puede calificarse de aborto intencionado, ya que lo que se busca es salvar la vida de la madre pero, en ningún caso, eliminar la del hijo, aunque ésta pueda ser una desgracia sobrevenida.

Continuamente oímos a los políticos de uno y otro signo promover el llamado 'aborto terapéutico' afirmando que la mujer tiene derecho a salvaguardar su salud. En realidad, se trata de un argumento falaz, ya que nadie, y mucho menos la Iglesia, forzaría a una mujer a dejar de recibir un tratamiento médico o una intervención quirúrgica por el hecho de estar embarazada, si dicha terapia es necesaria para salvar su vida. Existe una gran diferencia entre realizar una intervención quirúrgica para salvar la vida de la madre, aunque dicha operación ocasione la muerte no deseada del feto, y practicar un aborto que lo que pretende es, directamente, matar al ser humano en gestación.

Si la vida de una mujer gestante depende de una operación o de un tratamiento terapéutico, y éste tiene como consecuencia no querida ni buscada la muerte del feto, un acto así no podría considerarse un atentado directo contra la vida humana. En otras palabras, no sería un aborto directo. Se entiende, por supuesto, que se trata de salvar la vida de la madre y que no es posible postergar el tratamiento al momento en que haya nacido el niño porque sería demasiado tarde.

Legislar a favor del aborto terapéutico es una manera de justificar el aborto libre.

No retiraremos los crucifijos


A los que odian a Dios, el crucifijo les duele. Saben que la Cruz es signo de la victoria de Cristo y no están dispuestos a tolerarlo. Quieren convertir a Dios en el gran ausente; quieren sacarlo de las calles, de los hospitales, de los colegios, de la universidad. Lo que ha pasado con la exposición sobre la vida y obra de la Madre Teresa de Calcuta es muy significativo. Unos han declarado sentirse ofendidos por los símbolos religiosos y otros los han retirado para no ofender.

Lo cierto es que la Iglesia de hoy no necesita católicos tibios, cumplidores de preceptos que se conformen con ser tan buenos y tan políticamente correctos que retiren crucifijos de una exposición que versa sobre la vida de una santa de la iglesia. Un absurdo y un contrasentido.

No se trata de imponer nada, sino de proclamar nuestro derecho a ser testigos de Cristo y a manifestarlo públicamente. Por negarse a quitar un crucifijo, más de un cristiano ha dado su vida. Recuerdo ahora el caso de Helen Kafka, una religiosa Francisca de la Caridad de Viena, que en 1938 desobedeció el mandato nazi de quitar los crucifijos del hospital en el que trabajaba, por lo que fue arrestada y condenada a muerte.

No, no podemos retirar los crucifijos porque a quien nosotros predicamos es precisamente "a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles" (1 Co 1, 23). 

miércoles, 15 de enero de 2014

Desvirtúan el mensaje de Madre Teresa: ¿Hiere al mundo ver a una religiosa orando?


Cuando a la Madre Teresa de Calcuta le preguntaban el porqué de la labor de las Misioneras de la Caridad con los pobres, ella insistía: “Lo hacemos por Jesús”. El amor de Dios es lo que la impulsó a dar su vida por los más necesitados, y la llamada de Dios lo que la llevó a dejar su primer convento y a salir a la calle en busca de los parias y desahuciados.

Ahora unos pocos representantes del laicismo piden que se quiten los símbolos religiosos de la exposición que sobre la Madre Teresa tiene lugar estos días en Vigo (ver entrada anterior), y los responsables obedecen retirando crucifijos, enseres que pertenecieron a la santa y una figura que representa a Madre Teresa en oración. ¿Hiere al mundo ver a una religiosa orando?

Los organizadores de la exposición que ahora retiran los símbolos religiosos son un ejemplo de lo gallinas que podemos ser los católicos. ¿Es que no son conscientes de que cuando presentan el mensaje de Madre Teresa, están ofreciendo al mundo palabras de vida?

Dios, que actúa en la historia, quiso dar a su Iglesia una gran santa, una mujer fiel y entregada que se convirtió en signo de esperanza. ¿Quiénes son ellos ahora para desvirtuar su mensaje? La Iglesia nos urge a una nueva evangelización y nosotros, ¿vamos a negar la alegría de ser cristianos para unirnos a los desesperanzados del mundo? ¿Vamos a reducir el mensaje de Cristo, plasmado en la obra de la Madre Teresa, a simple buenismo?

El Señor nos lo está diciendo a todos: no tengáis miedo de librar el buen combate de la fe (1 Tm 6, 12).

Miedo laicista a la Madre Teresa y tolerancia católica ante imágenes blasfemas


Dos noticias me llamaron la atención ayer:

Por una parte, me sorprendió leer que un grupo de laicistas se sienten atacados por una exposición sobre la Madre Teresa de Calcuta. Se trata de la Plataforma Gallega por el Derecho al Aborto, de Galicia Laica, del Partido Socialista gallego, y de otras asociaciones que han protestado contra exposición sobre la vida y la obra de Madre Teresa que estos días tiene lugar en Vigo.

Por otro lado, leo en distintas webs que un locutor de radio que trabaja en el grupo COPE (cadena de la Conferencia Episcopal Española) se dedica a colgar fotografías blasfemas en su Twitter y sigue trabajando en la misma emisora.

Es curioso el comportamiento de unos y otros. Mientras los laicistas que se sienten atacados por una exposición sobre la vida de una santa acusan al Gobierno gallego de hacer apología del catolicismo y piden que se cierre la exposición, los obispos responsables de la COPE callan y no reaccionan ante el empleado de su cadena que se dedica a subir imágenes irreverentes e hirientes para los católicos.

¿Por qué esa diferencia de actitud? Si aquellos que atacan a la Iglesia están dispuestos a protestar a la primera de cambio ante una santa cuya vida es ejemplar, ¿por qué los católicos son tolerantes con quien impregna la red de imágenes blasfemas?

martes, 14 de enero de 2014

No a la cultura del 'descarte'



«No nos pueden dejar indiferentes los rostros de cuantos sufren el hambre, sobre todo los niños, si pensamos a la cantidad de alimento que se desperdicia cada día en muchas partes del mundo, inmersas en la que he definido en varias ocasiones como la cultura del descarte.
Por desgracia, objeto de descarte no es sólo el alimento o los bienes superfluos, sino con frecuencia los mismos seres humanos, que son descartados como si fueran cosas no necesarias. Por ejemplo, suscita horror sólo el pensar en los niños que no podrán ver nunca la luz, víctimas del aborto, o en los que son utilizados como soldados, violentados o asesinados en los conflictos armados, o hechos objeto de mercadeo en esa tremenda forma de esclavitud moderna que es la trata de seres humanos, y que es un delito contra la humanidad».

El Papa Francisco al Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede.

lunes, 13 de enero de 2014

¡Cuidado con los sepulcros blanqueados que, aunque por fuera parecen limpios, por dentro están llenos de carne podrida!


Imagino que a estas alturas todos habréis leído el artículo titulado "Sepulcros blanqueados" del abogado Antonio Garrigues Walker, publicado en ABC el pasado 10 de enero. En él, Garrigues se suma al grupo de palmeros que adula al Papa Francisco manipulando sus palabras y llevándolas a su terreno para defender lo indefendible.
Para empezar, el autor comienza diciendo que el nuevo ecumenismo requiere –como base esencial– que ninguna religión se proclame como la única verdadera. A partir de esta argumentación, explica que en realidad todas las religiones son igualmente verdaderas.

¡Este es de los que creen que Dios no ha creado al hombre, sino que el hombre ha creado a Dios! Por ello, para él todas las religiones son igualmente verdaderas, porque ninguna conlleva la Verdad, ya que ésta no existe. En esto consiste el liberalismo, en poner la propia razón, la propia moral, en el lugar de Dios. Para empezar diré que creo en la libertad religiosa y de conciencia y por ello opino que este señor tiene derecho a pensar como le de la gana. Pero que manipule las palabras del Papa para dar lecciones a los católicos, me parece una hipocresía.

Garrigues Walker afirma que la elección del Papa Francisco para dirigir lo que él llama una organización religiosa resistente a las nuevas ideas, y ajena a las nuevas realidades (entiéndase, Iglesia), es un buen ejemplo para todos. Y dice textualmente: No podemos seguir blanqueando sepulcros. Ya no engañan a nadie. Sabemos lo que hay dentro.
¿Dentro de qué? ¿De la Iglesia? ¿No será Vd., don Antonio, quien se posiciona en la actitud de los fariseos hipócritas que merecieron ese calificativo del Señor? ¿No es Vd. acaso un jurista de prestigio, defensor, por cierto, de una ideología condenada por la Iglesia, que desde su atalaya nos dice qué Pontífice actúa bien y cuál lo hace mal? Toma unas pocas frases de Francisco, sacadas de contexto a modo de twitts, y las contrapone al mismísimo Evangelio.

Por otro lado, nada de esto debe sorprendernos porque no es nuevo. En 2009, con motivo de la aprobación del proyecto de la Ley Aído, Garrigues declaró que se trataba de una ley aceptable y que la Iglesia debería vigilar mucho su intromisión en estos asuntos. En esa misma entrevista afirmó lo que ahora repite: que no hay una religión verdadera.
Garrigues, con su sabiduría clarividente, afirma que Francisco va a ser el Papa que ponga en marcha un ecumenismo auténtico en su raíz, capaz de superar los encerramientos dogmáticos tradicionales que reforzó el Papa Ratzinger, afirmando que la Iglesia católica «es la única verdadera». ¿Resulta entonces que el verdadero ecumenismo es el que niega la religión? ¡Pobre Papa Benedicto acusado de declarar que la Iglesia católica es la única verdadera! Y pobre Papa Francisco, del que Garrigues espera que acabe negando a Cristo y a su Iglesia.

¡Es tan antiguo eso de acusar a la Iglesia de ser enemiga de la libertad! El liberalismo es una perversión de la libertad que se muestra en afirmaciones como las que hace el señor Garrigues. Chesterton decía que tener la mente abierta es como tener la boca abierta, es decir, no es un fin, sino un medio. El fin, explicaba Chesterton, es cerrar la boca sobre algo sólido. Pues de eso se trata. Tengamos la mente abierta, pero no para aceptar cualquier cosa, sino para buscar la verdad y engancharla. Y es evidente que si sólo hay un Dios, sólo puede haber una Verdad.
La ideología liberal es en gran parte culpable de la dictadura del relativismo que vivimos actualmente. Una forma de pensar que no reconoce nada como auténtico o definitivo y que mide todo lo que hay a su alrededor en función del propio yo y sus antojos.

¡Cuidado, cuidado con estos verdaderos sepulcros blanqueados que, aunque por fuera parecen limpios, por dentro están llenos de carne podrida!

No es lo mismo procrear que producir industrialmente seres humanos


No es lo mismo la procreación que la producción industrial de seres humanos.

Cuando un hombre y una mujer procrean, piensan en el bebé, el ser humano que va a nacer. Sin embargo, cuando un niño es fabricado en un laboratorio, deja de ser tratado como una persona y pasa a ser considerado un producto.
La fertilización in vitro es una técnica de producción de seres humanos en cadena que ha aplastado toda una serie de cuestiones éticas como son el derecho de toda persona a ser concebida en un acto de amor de sus padres, el respeto al ser humano desde su concepción,  la consideración debida toda persona que presenta algún defecto o enfermedad y el derecho de todo ser humano a no ser congelado, manipulado o seleccionado para la vida o para la muerte.


domingo, 12 de enero de 2014

sábado, 11 de enero de 2014

En EEUU más de 55 millones de niños han muerto por causa del aborto



Los obispos norteamericanos han convocado a los fieles católicos a una novena por la vida. "Nine Days for Life" es una iniciativa que tendrá lugar entre el 18 y el 26 de este mes. En enero es cuando en EEUU se celebra el aniversario de la famosa sentencia Roe v. Wade que dio lugar a la legalización del aborto en este país.
Se trata de un caso paradigmático en el que una mujer, Norma L. McCorvey, conocida con el seudónimo de Jane Roe para salvaguardar su intimidad, solicitaba un aborto argumentando que su embarazo era producto de una violación. En 1973, Norma dio a luz una niña a la que entregó en adopción. Años después reconoció que el embarazo se había producido durante una relación consentida y que había sido manipulada por sus abogadas. La cuestión es que, como consecuencia de esta demanda, el Tribunal Supremo emitió una sentencia histórica que obligó a modificar todas las leyes federales y estatales que prohibían o restringían el aborto.

Desde entonces, más de 55 millones de niños han perdido sus vidas por causa del aborto.

El aborto selectivo es un brutal acto de eugenesia (Un caso real)


Gema quería ser madre. Se practicó en siete ocasiones la fecundación in vitro sin obtener un resultado positivo. Es decir, le fabricaron embriones en el laboratorio pero todos murieron. Al octavo intento, quedó embarazada de gemelos. En una prueba de diagnóstico prenatal, los médicos observan que uno de los niños padece una cardiopatía y deciden realizar un aborto selectivo. En su intento de matar al enfermo, eliminaron al sano.

Esta mujer gaditana reclama ahora una indemnización de 214.000 euros ante la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía por negligencia. El aborto se llevó a cabo en una clínica abortiva de Sevilla concertada con el SAS. ¿Tiene algo de raro que en un brutal acto de eugenesia los médicos, en lugar de matar a un niño eliminen a otro?

Me impresiona cómo esta madre habla de ponerle una inyección en el corazón al feto enfermo para que muera, pensando en el niño sano. El sano es un bebé, mientras que al enfermo lo llama feto. El sano necesita espacio; el enfermo una inyección en el corazón para matarlo. Lo que pretende ser un procedimiento médico aceptado y subvencionado (aborto selectivo) se convierte en un 'me lo han matado' cuando el que muere no es el seleccionado para morir, sino el elegido.
¿Por qué ese ansia de marcar al bebé enfermo como niño maldito? ¿Por qué esa prisa en matarlo antes de nacer?

El aborto selectivo no salió bien. La madre dice que el médico pinchó al bebe sano: "Empecé a llorar, me quería morir, porque después de tantos años…"  Sí, puede que quisiera morir, pero finalmente se quedó con un bebé enfermo que necesitaba todo su amor… y también lo eliminó.

Sin comentarios.


viernes, 10 de enero de 2014

Legalizar la droga no es una buena idea

 
En Denver, Colorado, los americanos han comenzado a comprar legalmente marihuana. Una nueva ley legaliza la venta de cannabis para los mayores de 21 años, aunque a nivel federal aún se considera ilegal. El pasado 1 de enero, la tienda LoDo Wellness Center de la familia Andrews, comenzó a vender esta droga abiertamente, aceptando de momento sólo pagos en efectivo. Los clientes hicieron colas de horas y el negocio alcanzó su récord de ventas de un solo día: 10,000 dólares.
Quien espera que la legalización de la droga vaya a disminuir su consumo, se ha equivocado de medio a medio. ¿Por qué se insiste en esta medida cuando ya se ha demostrado que el mercado negro sigue existiendo y generando corrupción y violencia allí donde la droga ya es legal? Un ejemplo de ello es Alaska, donde en 1975 se despenalizó el consumo personal de marihuana. Trece años después, se comprobó que su uso se había duplicado. El número de drogadictos que pasaron de la marihuana a la cocaína y a otras drogas aumentó de forma alarmante y en 1999 se volvió a penalizar su consumo.

Méjico, Uruguay y otros países sudamericanos se plantean también la despenalización como medida para evitar la corrupción, el mercado negro y la drogadicción. Sobre el papel, los partidarios de la legalización argumentan que ésta reduciría los costos, aumentaría la competencia y bajaría los precios de las drogas. Sin embargo, la experiencia demuestra que en los países donde la marihuana se ha legalizado ha aumentado el consumo, la adicción y, por tanto, la delincuencia.

Nos pasamos la vida hablando de las nefastas consecuencias de la drogodependencia y luego, ¿vamos a poner la droga barata al alcance de los adolescentes?  Las drogas son sustancias que producen consecuencias gravísimas en quienes las consumen. Crean una necesidad imperiosa de volver a consumirlas (es lo que llamamos adicción) y afectan al drogadicto y a su entorno por la dependencia, el gasto que genera en las familias, y porque el drogadicto se vuelve violento, inestable, e incapaz de realizar un trabajo o relacionarse normalmente en familia.
Ojalá los legisladores lo piensen dos veces antes de poner en práctica estas 'grandes' ideas.

jueves, 9 de enero de 2014

El Nuncio Apostólico en España ¿apoya y celebra la nueva ley abortista?




Dicen los medios de comunicación que el Nuncio Apostólico en España, monseñor Renzo Fratini, apoya, defiende, bendice y celebra el nuevo proyecto de la ley abortista del Gobierno español. A menos que los medios nos engañen con los entrecomillados, Fratini ha declarado textualmente que la reforma que pretende el Partido Popular tiene como objetivo prestar apoyo a las mujeres "para que pasen ese periodo de embarazo que no han deseado", ayudándolas "de todas las formas".
Supongo que muchos católicos se habrán quedado ojipláticos, porque ¿qué necesidad hay de que los obispos respalden al Gobierno apoyando una ley que protege el asesinato y la industria abortiva? ¿Lo hacen porque les parece que es una ley mejor que la actual? ¿Y qué? En cualquier caso, es una ley inaceptable que legaliza lo que la Iglesia llama crimen abominable.
Juan Pablo II decía que, en esta cultura de la muerte, «opciones, antes consideradas unánimemente como delictivas y rechazadas por el común sentido moral, llegan a ser poco a poco socialmente respetables». ¿Es posible que eso esté pasando en la misma Iglesia o es que Monseñor Fratini se ha expresado mal?
Por otro lado, hay que reconocer que tiene razón en lo que dice, porque, literalmente, lo que pretende el PP con su nueva ley es que las mujeres "pasen ese periodo de embarazo que no han deseado" ayudándolas "de todas las formas". También interrumpiendo lo que ha comenzado como un "problema" no deseado. ¿Lenguaje relativista o lenguaje clerical?
El nuncio apostólico es el embajador de la Santa Sede ante el Gobierno.  Su labor es la propia de un diplomático. Si representa a la Santa Sede (que no al Estado del Vaticano), representa también al Papa. ¿Qué necesidad tiene Fratini de decir que una ley que permite el aborto en varios supuestos es una ley que defiende la vida? Una ley, por cierto, que no acaba con la venta libre de los abortivos químicos que el mismo Partido Popular legalizó en su momento.
El Ministro de Justicia declaró hace pocos días que la norma socialista "deshumaniza el aborto". Otro que gusta del lenguaje clerical, digo, relativista. ¿Es que el aborto puede humanizarse? Según nuestro gobierno, sí. Ruíz Gallardón ha tenido el tupé de afirmar que su ley es "una ley justa, humanista y progresista". ¡Casi nada! Y ahora el embajador del Papa le da la razón.
Gran espaldarazo al Gobierno, y una buena justificación para las conciencias de sus votantes católicos. ¿Rectificará el Nuncio o, al menos, explicará sus palabras? Lo deseo, pero no lo espero.
No entiendo nada…

Hermanas Sacramentinas ciegas: una vida al pie del Sagrario

 
Leo en Internet la historia de las Hermanas Sacramentinas invidentes. Se trata de una congregación religiosa compuesta por monjas ciegas cuyo carisma es la contemplación. Componen una rama de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad (PHMC) y se dedican fundamentalmente a la contemplación y adoración de Jesús sacramentado. Su hábito es de color blanco y rojo, que simbolizan la pureza y la sangre de Jesucristo, con un distintivo que representa una hostia con rayas doradas y las iniciales JHS.
Su fundador, Mons. Orione, fue capellán del colegio Regina Margherita, una escuela para invidentes, en Roma. Allí conoció a varias jóvenes piadosas que deseaban consagrar su vida a la oración, y tuvo la inspiración de fundar esta rama de las hermanas adoradoras ciegas hace más de 85 años.

Para mí ha sido un maravilloso descubrimiento conocer a estas hermanas que pasan su tiempo al pie del Tabernáculo, en una vida de inmolación y adoración, en espíritu de pura y vivísima fe y de amor ardiente por la Iglesia, por el Papa, los sacerdotes, los atormentados, y por los alejados de Dios.
Aquí tenéis su página web: Hermanas Sacramentinas invidentes

miércoles, 8 de enero de 2014

El homosexualismo político impone su estilo

 
El 2013 ha sido un año fructífero para el lobby gay. En Estados Unidos, el Tribunal Supremo emitió dos polémicas sentencias en las que declara inconstitucional la ley que limita el matrimonio a la unión entre un hombre y una mujer, y rechaza la decisión del estado de California de prohibir el matrimonio gay.
Para celebrar estas sentencias, el prestigioso semanario The New Yorker publicó a mediados de año una portada en la que aparecen los famosos personajes infantiles de Barrio Sésamo, Epi y Blas (llamados en Sudamérica Beto y Enrique), abrazados frente a una pantalla de televisión en la que se ve a los nueve jueces del Tribunal Supremo.

El lobby gay avanza en su imposición del homosexualismo político y los conceptos de matrimonio y de familia están siendo redefinidos hasta el punto de que son pocos ya los países en los que los padres pueden educar libremente a sus hijos sin ver que se les impone desde los colegios, la Administración o los medios de comunicación, la ideología de género. Y es que el homosexualismo político militante va imponiendo su 'estilo de vida'.

martes, 7 de enero de 2014

Ana se ha practicado la FIV y ya no desea más hijos



Ana lleva varios años casada y no puede tener hijos porque padece una obstrucción de las trompas de Falopio. Su marido y ella han decidido acudir a una clínica especializada en Fecundación artificial.
Lo primero que le realizan es una estimulación ovárica mediante hormonas para que, en lugar de producir un óvulo al mes, se puedan obtener varios óvulos para fertilizar. De otra forma, la técnica saldría carísima.

En el caso de Ana, los médicos han obtenido doce óvulos en un mes. Se los extraen mediante una punción. Después fecundan los óvulos con el semen de su marido. En otras palabras, han fabricado varios seres humanos (diez en total) en un laboratorio.
Llega el momento del proceso de selección de seres humanos. Los embriones son examinados al microscopio y dos de ellos, que muestran alguna alteración, acaban en el cubo de la basura. Se escogen cuatro para ser colocados en el útero de su madre. Ni Ana ni su marido desean tener cuatrillizos, con lo que sabemos que, aún en el caso de que el embarazo prospere, dos de ellos al menos, serán destruidos. Los embriones sobrantes, es decir, los que muestran un aspecto normal pero no van a ser colocados en el útero de Ana, se congelan para una posible utilización posterior.

La transferencia de embriones ha sido un éxito, pero a las pocas semanas, Ana tiene un aborto espontáneo. Estadísticamente es alto el número de abortos tras una FIV; es por ello por lo que se transfieren precisamente tantos embriones. Llegados a la sexta semana, los tres embriones vivos parecen estables en el útero de Ana. Sin embargo, dado que los padres no desean trillizos, la madre se somete a un aborto provocado. Los pobres pequeños tienen que pasar un nuevo proceso de selección. Dos son escogidos para vivir. Uno de ellos, por su menor tamaño y aparente fragilidad y por su posición más asequible, es elegido para morir y es eliminado. Los médicos llaman a esto reducción embrionaria.
Para ello, a Ana le introducen por el cérvix un catéter fino conectado a una aspiradora de vacío. El catéter se aproxima al pequeño ser humano que ha sido seleccionado para morir y lo aspira.  
Unos meses después, Ana dará a luz a dos preciosas niñas. En el proceso de ser madre ha sufrido una estimulación ovárica totalmente antinatural que le puede pasar factura en unos años. Además, ha perdido dos hijos que no superaron el primer proceso de selección en el laboratorio, otro más por aborto (producido por el hecho de haber sido los embriones transferidos artificialmente), y otro por reducción embrionaria (ha sido suprimido porque ni ella ni su marido deseaban trillizos).
Para Ana, su ansia de maternidad ha quedado colmada con sus preciosas niñas. Sin embargo, tiene seis hijos más en estado de congelación y deberá decidir qué hacer con ellos. Los médicos les proponen que den los embriones en adopción, pero Ana y su marido temen que algún día puedan encontrarlos por la calle y reconocerlos como a sus hijos. Me temo que estos pequeños seres humanos sobrantes, serán directamente eliminados. Ana ya no desea más hijos.


lunes, 6 de enero de 2014

Historia de una mujer excepcional


Esta es la historia de una mujer excepcional, la hermana Pauline Quinn, una norteamericana nacida en Santa Mónica, de origen mormón, hija de madre alcohólica y con un padrastro maltratador. Huyó de su casa a los doce años. Vivió en distintas instituciones y en la calle. A los dieciséis, embarazada como consecuencia de una violación, dio a su hija en adopción. La ayuda de unas monjas dominicas y el amor de un perro le salvó le vida y le hizo poco a poco, recuperar la autoestima. A los 35 años entró en la orden de Santo Domingo y se convirtió en Sister Pauline.
Esta mujer de infancia traumática recorrió todo un camino de sanación gracias a la fe. Hoy, y desde hace ya muchos años, desarrolla el llamado Dog Prision Program, un programa rehabilitación de reclusos a través del trabajo con perros. Los internos aprenden a entrenar perros y muchos de ellos, al salir de la cárcel, se dedican profesionalmente a esta actividad que requiere el contacto estrecho con el animal, esfuerzo, capacidad de superación y de trabajar en equipo, y disciplina.
 
Para los presos es además una forma de ayudar a la sociedad, porque la mayoría de los canes acaban como perros acompañantes de discapacitados. Hoy por hoy, es el programa más importante de rehabilitación carcelaria en Estados Unidos. Se ha implementado con éxito en la casi totalidad de las cárceles norteamericanas y en otros 30 países. Como dice la hermana Pauline, la esperanza vive en lugares poco probables.

domingo, 5 de enero de 2014

Los Reyes Magos, hombres de corazón inquieto que buscaron la Verdad

 
La Epifanía es una fiesta de la luz. «¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti!» (Is 60,1).
Sí, ha venido al mundo aquel que es la luz verdadera, aquel que hace que los hombres sean luz. Él nos da el poder de ser hijos de Dios.

Los Magos de Oriente van delante. Inauguran el camino de los pueblos hacia Cristo. Eran hombres de ciencia, pero no solo en el sentido de que querían saber muchas cosas: querían algo más. Querían saber cuál es la importancia de ser hombre. Eran personas con un corazón inquieto, que no se conformaban con lo que es aparente o habitual. Eran hombres en busca de la promesa, en busca de Dios. Lo que les importaba era la verdad misma, no la opinión de los hombres.
El corazón inquieto (...) es el corazón que no se conforma en definitiva con nada que no sea Dios, convirtiéndose así en un corazón que ama. Dios nos aguarda. Nos busca. ¡Tampoco él descansa hasta dar con nosotros!

Los Magos siguieron la estrella. La gran estrella, la verdadera Supernova que nos guía es el mismo Cristo.
(Extracto de la homilía del Papa Benedicto XVI el 6 de enero de 2012).

En la imagen, La adoración de los Magos, de Luca di Tommè (siglo XIV). Se encuentra en el Museo Thyssen de Madrid.

El Gran Hermano vigila



Vivimos en una sociedad orwelliana. Al menos, yo percibo bastantes paralelismos entre la ficción imaginada por George Orwell en su novela 1984 y la sociedad actual.
Pensad por un momento en la imposición de antivalores, la propaganda de pornografía , la Cultura de la muerte, la ideología de género, el homosexualismo político. Y que nadie ose decir que se nace hombre o mujer y que el género no se elige, porque lo más bonito que te van a llamar es fundamentalista.

Tal cual la dibujaba Orwell en su novela, nuestra sociedad es totalitaria. Además, el escritor británico describía una sociedad constantemente vigilada por un líder mundial que imponía su ideología extendiendo un pensamiento único férreamente controlado. Cada habitante del planeta sufría un control obsesivo, exactamente igual al que padecemos nosotros. Nuestros correos, mensajes de Facebook, twitter, y redes sociales en general, las webs a las que accedemos, lo que leemos o compramos, incluso cómo pensamos, es permanentemente controlado y juzgado hasta el punto de quitarnos la libertad de educar a nuestros hijos según nuestros propios principios.
"Dos más dos será igual a cinco si el 'führer' de turno así lo desea", decía Orwell. Y eso es lo que está sucediendo. El aborto es un derecho, la sexualidad una opción, el matrimonio la unión de dos que mantienen una relación homosexual o heterosexual, paliar la pobreza incluye matar a los pobres antes de que nazcan, todas las razas son iguales pero unas más iguales que otras, ayudemos a los discapacitados pero que no nazcan más ni se reproduzcan… y así podríamos continuar horas.

Pues sí, en nuestra sociedad orwelliana el Gran Hermano nos controla y nos vigila. Te dicen que es por tu bien, para evitar delitos y controlar a delincuentes, pero saben hasta la marca del papel de baño que utilizas. Para desdramatizar un poco esta entrada os pongo un vídeo curioso que destaca ciertos descubrimientos del Gran Hermano que resultan ser positivos... aunque se cargue el derecho a la intimidad.

sábado, 4 de enero de 2014

viernes, 3 de enero de 2014

¿Existe una ética del aborto que impide patear al feto pero permite degollarlo?


Erica tenía 16 años y estaba embarazada de cinco meses cuando pidió a su novio, Gerardo, que le diera patadas en el vientre porque no deseaba ser madre. Él lo hizo y logró así provocar un aborto a su novia, que perdió a los gemelos que esperaba.
Unos meses después, Gerardo fue condenado a 40 años de prisión sin posibilidad de libertad condicional. La sentencia fue ratificada por la Novena Corte de Apelación de Texas en 2007.

Gerardo y Erica no tenían dinero para acudir a un abortorio. Allí nadie habría matado a patadas a los niños. Simplemente habrían sacado sus cabezas, y los habrían degollado introduciendo unas tijeras por su cuello.
La cuestión es que si un padre mata a sus hijos pateando el vientre de la madre, la sociedad queda horrorizada y el culpable lo paga con la cárcel. Pero si un licenciado en medicina degolla a los mismos niños o los quema con una solución venenosa, el Estado lo protege. ¿No es eso una hipocresía? ¿Es que ahora existe una ética del aborto que impide patear al feto pero permite degollarlo?

Aborto, racismo y Ku-Klux-Klan

 
Alveda C. King, sobrina de Martin Luther King, es una activista pro-vida muy conocida en EEUU. Antes de convertirse en defensora de la vida atravesó una gran crisis personal y abortó en dos ocasiones. Hoy explica que las mismas mentiras que sustentaron la ideología racista son las que se utilizan ahora para defender el aborto.
No hace tantos años, muchos defendían la discriminación racial afirmando que los negros eran menos humanos, y ese absurdo argumento justificaba la violencia y los asesinatos racistas. En el siglo XXI, se dice exactamente lo mismo de los no nacidos. Se les niega la humanidad y la categoría de personas. Da igual las consideraciones que se hagan. Los violentos están interesados en la muerte de los no nacidos como en otro tiempo desearon la eliminación de otras razas.

Hace un par de años, un grupo pro-vida norteamericano realizó una campaña cuyo lema era: "El lugar más peligroso para un afroamericano es el útero". ¿Por qué? Porque en EEUU los afroamericanos constituyen el 12,8% de la población y sin embargo contabilizan el 36% de los abortos que se practican.
El aborto legal, dice King, ha logrado en EEUU lo que el Ku-Klux-Klan jamás pudo soñar, el exterminio de 14 millones de niños afroamericanos.

En la imagen, Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood y acérrima racista, arengando a un grupo del Ku-Klux-Klan.

jueves, 2 de enero de 2014

Cuando el cura es un lobo rapaz vestido de oveja

 
¿Cuándo, con qué condiciones y limitaciones es responsable, justa y justificada la decisión autónoma de la mujer que opta por acoger la vida naciente o que se encuentra en la situación de tener que decidir la interrupción del proceso de su gestación?
Esta pregunta maquiavélica se la hace Juan Masiá, un sacerdote jesuita, lobo disfrazado con piel de cordero, en un artículo titulado No es lo mismo aborto que interrupción de gestación, en el que hace apología del aborto e insta a las mujeres a actuar con responsabilidad e interrumpir su embarazo en las primeras fases el proceso de gestación en casos de malformaciones graves.

¿Es católico este cura? Resulta difícil de creer. A lo mejor es tan católico como lo era Enrique VIII, del que Chesterton dice que era católico en todo excepto en que no era católico. Puede ser que este sacerdote haya sido ordenado, pero no acepta la doctrina de la Iglesia en un tema tan importante como el No matarás, y aconseja la muerte de los no nacidos cuando sufren alguna enfermedad. Me da asco este altruismo de pacotilla sobre todo cuando viene de un sacerdote que olvida las palabras de Jesús: "Cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis" (Mt 25,40). En lugar de ejercer su sacerdocio se dedica a defender el "derecho a no nacer" de los que sufren problemas congénitos y en nombre de la responsabilidad aconseja descuartizarlos.
Bajo la apariencia de abuelito inocente se esconde un depredador con piel de cordero, un filósofo obsesionado con la muerte. En otras ocasiones ha salido Masiá a la palestra para defender la fecundación in vitro y la eutanasia, afirmando que si en un parlamento democrático se aprueban estas prácticas, los políticos católicos deben aceptar lo que decida la mayoría. Ya veis, para este cura no es Dios el dueño de la vida y de la muerte, sino "la mayoría".

No olvidemos que el lobo del cuento se vestía con la piel de un cordero para engañar a las incautas ovejas. Nuestra obligación es protegernos de ellos: "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces" (Mt 7,15).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).