lunes, 15 de diciembre de 2014

¿Quién nos ha nombrado jueces de la vida y de la muerte?

 
En un artículo publicado en el Journal of Thoracic and Cardiovascular Surgery (Revista de Cirugía Torácica y Cardiovascular), Udo Schuklenk, docente de filosofía en la Queen’s University de Ontario (Canadá), defiende que causarle la muerte a recién nacidos con discapacidad sería moralmente aceptable.
Precisamente hace unos días os comentaba que en Estados Unidos aumenta de forma alarmante el número de estudiantes universitarios que apoyan el infanticidio, al que llaman eufemísticamente, aborto post- nacimiento. Desgraciadamente, nuestra sociedad ha convertido al hijo en un objeto de consumo expuesto a un control de calidad, y el mismo argumento que se utiliza para defender el aborto se aplica ahora a los niños recién nacidos.

En Bélgica y Holanda se promueve la eutanasia infantil afirmando la incongruencia de que ésta se realiza 'a petición del niño'. Ya en 2009, el 'Osservatore Romano' daba a conocer un informe divulgado por la revista 'Archives of Disease in Childhood', en el que se denunciaba la alarmante tendencia de los médicos a no reanimar a los neonatos prematuros que nacen con graves patologías.
¿Quién nos ha nombrado jueces de la vida y de la muerte?

4 comentarios:

CHARO dijo...

A que triste y cruel situación estamos llegando....nada menos que senirnos jueces de la vida y de la muerte. Besicos

Armando dijo...

El ser humano está lleno de incongruencias
FELIZ NAVIDAD.

martina dijo...

E' atroce! Vogliamo la morte perché non sappiamo più amare e un bambino malato ha bisogno di tanto amore incondizionato.
Un abbraccio

AMALIA dijo...

Realmente triste. Difícil de entender.

Un beso.

Te deseo una feliz Navidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).