miércoles, 17 de diciembre de 2014

No matar la creatividad

 
Cuando nacieron mis hijas comencé a darme cuenta de las extraordinarias capacidades que tienen los niños. Siendo aún muy pequeños y si nadie les mata la autoestima, son capaces de inventar, asimilar y comprender mucho más de lo que nosotros percibimos. Aunque no estén seguros de algo, se atreven a dar una respuesta. Somos los adultos los que solemos estigmatizar los errores, de manera que, poco a poco, la confianza infantil va disminuyendo.
Cuenta un famoso conferenciante norteamericano el caso de una niña de seis años que, mientras la profesora está explicando algo en clase, se dedica a dibujar. La maestra se acerca a su pupitre y le pregunta: "¿Qué haces?". "Estoy dibujando a Dios"- le responde la niña. La profesora objeta: "pero nadie sabe cómo es Dios". Y la niña le dice: "pues lo van a saber en un minuto".

La creatividad, según dicen los científicos, surge de la actividad del lóbulo derecho del cerebro, donde están la intuición, el arte y la inspiración. Sin embargo, los niños suelen tener que luchar contra la ‘lógica’ de los más pragmáticos y, en general, de los adultos.
Pienso que los mayores, en especial los padres y los maestros, debemos tener mucho cuidado de no matar la creatividad y el entusiasmo de los niños. Su alegría por pintar, escribir, cantar, dibujar o plasmar de alguna forma lo imaginado, sea esto real o no, es fácilmente aplastada por preguntas como: ¿De dónde sacas semejante idea? ¿Cómo se te ocurre algo así?, o frases del estilo de: esto no parece una cara, el mar es azul y no verde, esta canción no es así, ese sol es demasiado grande, y otras semejantes.

Dice Daniel Goleman en ‘La inteligencia emocional’: "En la vida, las presiones psicológicas que inhiben la creatividad de los niños no tardan en manifestarse. La mayor parte de los niños en edad preescolar, así como los que cursan primero de primaria, aman ir al colegio, se entusiasman con la idea de explorar y aprender. Pero cuando llegan a tercero o cuarto, a muchos de ellos ir al colegio ya no les gusta, y no encuentran ya ningún placer en su propia creatividad".
Los países desarrollados tienen una determinada jerarquía en las materias escolares: lo más importante, matemáticas y lengua; después, ciencias y humanidades; y, por último, las artes, cuyos profesores raramente están preparados para impartir la asignatura porque ni dominan la música ni son expertos en dibujo, pintura, escultura, canto, etc. Las matemáticas y la lengua son fundamentales, sí, pero ¿no seríamos todos un poco más felices si pudiéramos escuchar a Beethoven siguiendo la partitura o si tuviéramos unas nociones básicas de música?

Evitemos matar la creatividad de los niños para que puedan desarrollar esa cualidad también de adultos. Dirigiéndose a un grupo de artistas les decía Juan Pablo II: "nadie mejor que vosotros, geniales constructores de belleza, puede intuir algo del pathos con el que Dios, en el alba de la creación, miró la obra de sus manos".

3 comentarios:

CHARO dijo...

Bonita e interesante entrada, tengo unas nietas a las que les gusta mucho dibujar y no veas las veces que me sorprenden con sus dibujos.Besicos

Anónimo dijo...

Muchas gracias por esta entrada Elige.
Tenemos que ser agradecidos con los talentos que traen los demás y valorarlos desde la infancia. Una de las enfermedades del mundo es que no valoramos a los demás ni a sus capacidades y pocas veces se dedica el tiempo a descubrirlas y fomentarlas. En ese sentido me gusta la labor que han hecho algunos programas de 'talento' al descubrirnos lo que mucha gente corriente puede hacer (cantar..etc)
Y entre adultos debemos valorarnos igual. La creatividad mantiene el entusiasmo

FELIZ NAVIDAD ELIGE Y ENHORABUENA POR TUS POSTS!
(SOLO ME QUEDAN YA DOS MESES...para salir de cuentas)BSS
Wells

eligelavida dijo...

Hola MrsWells!! Qué alegría saber de ti. Me alegro que todo vaya bien. Te tendré muy presente. ¡¡¡Feliz Navidad!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).