martes, 9 de diciembre de 2014

El matrimonio es, por naturaleza, indisoluble

 
En realidad la indisolubilidad del matrimonio ha de entenderse y realizarse partiendo de la fe en la irrevocable decisión de Dios de unirse en ‘matrimonio’ con la humanidad de Cristo. Notemos que esta aparente fijación de la decisión momentánea de una persona le da la posibilidad de seguir adelante, de aceptarse paso a paso, mientras que la subsiguiente anulación de tal decisión le hace retroceder al principio y lo condena a vivir encerrado en el círculo de la ficción de la eterna juventud que así rechaza el todo del ser humano.
J. Ratzinger, Introducción al cristianismo.

3 comentarios:

CHARO dijo...

Creo en lo que dice esta entrada.Besicos

martina dijo...

Sì, sì......es verdad!

gosspi dijo...

Ay la Fe, que Don tan menospreciado por el mundo...La Fe es la Luz que hace sea todo sagrado...y en el matrimonio se viva la eternidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).