lunes, 1 de diciembre de 2014

Atleta de élite con Esclerosis múltiple

 

La Esclerosis múltiple es una enfermedad en la que el sistema inmune ataca las células nerviosas, con lo que la comunicación nerviosa del cuerpo hace cortocircuito. Kayla Montgomery es una de las mejores atletas jóvenes de EE.UU. En concreto, es una corredora de larga distancia. Hace unos años le fue diagnosticada esta enfermedad para la que, lamentablemente, no hay cura.
Durante ocho meses, Kayla perdió la sensibilidad en las piernas hasta que, poco a poco, con el tratamiento médico comenzó a recuperarla. Tuvo que dejar algunos deportes, como el fútbol, que practicaba desde pequeña, y decidió comenzar a correr. Cualquiera podría pensar que no era el momento más adecuado para ello, pero su entrenador no opinó así. 

Cada vez que Kayla corre, la temperatura de su cuerpo sube y los síntomas de la esclerosis múltiple se agudizan. Durante el tiempo que corre, deja de sentir las piernas y cuando para de correr cae derrengada porque no tiene sensación en ellas. Pero mientras corre, es la más rápida; un ejemplo de superación. “Lo hago – dice Kayla – porque me hace feliz”.
 

5 comentarios:

Cristina A dijo...

Una gran mujer y atleta ...una muestra del valor enfrentando al dolor .....va en búsqueda de lo que la hace felíz aún a costa de su propio desgarro físico pero tranquila el alma.....
Dios siempre la bendiga y proteja
Es una muy hermosa presentación para reflexionar ...
Cristina

Armando dijo...

Magnífico ejemplo de coraje para superar las limitaciones de esa enfermedad.
Mi hermana la padece desde los cuarenta y cinco años, pero gracias a Dios, le ha afectado sólo a las piernas.
Un abrazo.

CHARO dijo...

Tremendo ejemplo de superación.Besicos

martina dijo...

Ho pianto!!!!!!!

Rafael Hidalgo dijo...

Impresionante. La verdad es que te estruja el corazón. La carrera final desde luego es épica, diga de los más grandes, como esta heroína.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).