martes, 11 de noviembre de 2014

La deriva de algunas órdenes religiosas...

 
La comunidad de Carmelitas Descalzos de Úbeda ha organizado un ciclo sobre la figura de San Juan de la Cruz, y no se le ha ocurrido nada mejor que inaugurar el evento con una danza sagrada india que, como todo el mundo sabe, está muy relacionada con la espiritualidad del gran santo español (¿?).
La exótica inauguración- dice la noticia- "dejó patente el interés de la comunidad de Carmelitas Descalzos de Úbeda por explorar otros territorios más allá de lo literario, como pueden ser el de la mística o el arte. En este caso, contando con Mónica de la Fuente, pionera en España en los estudios y la investigación de las artes escénicas de la India y su adaptación a un contexto contemporáneo". ¿Qué tiene que ver la poesía mística de San Juan de la Cruz con la danza hindú? ¡Vaya Vd. a saber! Con lo serio que parecía el Carmelo…

4 comentarios:

Sinretorno dijo...

aqui te mando un buen testimonio

http://caraacara.blogspot.com.es/2013/08/misticos.html

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. Que no, que tienes razón, que no viene al caso pero la mezcla es el preámbulo de la disolución de la verdad en el mar politeísta del relativismo que vivimos. San Juan de la Cruz no merece ser usado para confundir. Estoy tratando de hacer hueco para estar el 22N en Madrid, creo que esta vez me lo voy a perder. ¡Qué disgusto chica!Un abrazo.

CHARO dijo...

PUES A MÍ TAMBIÉN ME HA SORPRENDIDO.BESICOS

eligelavida dijo...

Sinretorno: muy bueno... y muy cierto!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).