viernes, 14 de noviembre de 2014

Ideología de género y tiranía

 
En Alemania, un matrimonio con nueve hijos ha sido arrestado. ¿Su delito? Negarse a que sus hijos participen en los cursos de educación sexual previstos para la escuela, donde se propugna la ideología de género.
 
Primero fue encarcelado el marido. Su mujer, Luise no fue entonces arrestada con él porque estaba embarazada. Este año, sin embargo, ha sido llevada a la cárcel aunque el oficial de policía no se la ha «llevado por la fuerza, como debería» porque sigue amamantando al último hijo.

En Alemania la escuela es obligatoria. Cuando un niño no va a clase, el colegio tiene la facultad de denunciar a los padres y el tribunal puede multar a la familia. Evidentemente recibir por ley clases que contradicen la propia fe o los propios principios es una tiranía. Los padres tienen el derecho y la obligación de ser los primeros educadores de sus hijos y ni el Estado ni a escuela pueden usurpar ese derecho, por mucho que lo digan leyes corruptas. Estas leyes «no sólo no crean ninguna obligación de conciencia, sino que, por el contrario, establecen una grave y precisa obligación de oponerse a ellas mediante la objeción de conciencia».
Este matrimonio tiene todo el derecho del mundo a negarse a que el Estado imponga a sus hijos lo que tienen que pensar. Aun así, el Estado reacciona con dureza, amenaza y encarcela. Con el pretexto del progreso y de la igualdad de género, la sociedad está destruyendo los principios básicos, convirtiéndose cada vez más en una dictadura “progre” e injusta que impone su pensamiento único. El lobby LGTB nos ha salido tirano.

2 comentarios:

CHARO dijo...

Me ha parecido una injusticis tremenda......vamos en picado a nuestro propio desatre si esto no cambia.Besicos

PEPE LASALA dijo...

Yo es que cada vez entiendo menos. Eso tampoco es libertad. En fin. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.
@Pepe_Lasala

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).