jueves, 13 de noviembre de 2014

Amor conyugal: plenamente humano, total, fiel, exclusivo y fecundo

 
Ante la gran confusión que hay hoy en día acerca de lo que es realmente el matrimonio, me gustaría recordar la forma en que la encíclica Humanae vitae enumera las características del amor conyugal. Éste amor es, ante todo, plenamente humano, total, fiel, exclusivo y fecundo: quien ama verdaderamente a su cónyuge, lo ama no sólo por lo que de él recibe, sino por sí mismo, gozoso de poder enriquecerlo con el don de sí.
El amor conyugal- decía Karol Wojtyla analizando esta encíclica- se caracteriza con las notas que resultan de tal comunión de personas y que corresponden a la personal dignidad del hombre y de la mujer, del marido y de la esposa.  Se trata del amor total, es decir, del amor que compromete a todo el hombre, su sensibilidad y su afectividad así como también su espiritualidad y que además debe ser fiel y exclusivo. Este amor «no se agota en la comunión entre los cónyuges, sino que está destinado a perpetuarse suscitando nuevas vidas»; y por eso es amor fecundo. Una tal comunión amorosa de los cónyuges, en virtud de la cual ellos constituyen «un solo cuerpo», según las palabras de Gn 2, 24, es como la condición de la fecundidad, la condición de la procreación. Esta comunión, en cuanto es una particular actuación de la comunión conyugal entre personas, dado su carácter corporal y sexual, en sentido estricto, debe realizarse en el nivel de la persona y respetando la dignidad de la misma.

3 comentarios:

Josefa dijo...

Mis padres me dejaron un ejemplo de vida conyugal que siempre he procurado seguir.
Muy buena entrad para los tiempos que vivimos.
Un cordial saludo.

CHARO dijo...

Una entrada magnífica pero que si la leen muchos jóvenes les sonaría a "chino" porque ya de entrada se casan pensando que no es para siempre y a la primera de turno se separan....que pena.Besicos

Maria Moreno dijo...

Una entrada muy apropiada para nuestro tiempo, pueda ser y muchos jóvenes la lean y pongan en practica.

Abrazos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).