miércoles, 22 de octubre de 2014

Me asusta una Iglesia que pide perdón por ser cristiana

 
«Me asusta (…) una Iglesia arrodillada ante el mundo, pidiendo perdón por ser cristiana, y prometiendo portarse bien en adelante y decirle al mundo lo que el mundo quiere oír. Me asusta una Iglesia gimiendo ante los hombres para que no abandonen los templos y dispuesta a «lo que sea» con tal de no perder aforo (incluso me sentiría tentado de sospechar que lo que no quisieran perder algunos son sus privilegios). Me asusta la moral de conveniencia que ya no es fiel a la verdad, sino a la estadística. Me asusta una Iglesia esclava de las encuestas (…)».
Estas no son más que unas pocas frases extraídas del artículo titulado Los «lapsi», los divorciados vueltos a casar, y mis miedos”, publicado por el sacerdote don José-Fernando Rey Ballesteros en su blog De un tiempo a esta parte… Si os interesa el reciente Sínodo de obispos sobre la familia, aquí tenéis un interesantísimo comentario sobre el mismo 

2 comentarios:

Mori dijo...

A mi me preocupa que se vacien las iglesias y cada vez haya más segidores del poder de los cristales, las piedras y otras cosas raras.
La última vez que hablamos de este tema tu me recordarte una carta de San Pablo, yo me tomo la libertad de recordarte la carta de San Pablo a los Galtas. No son las oBrasil quien salva sino la fe en cristo.
Me siento con libertad de discrepar contigo desde el cariño y el respeto ¿ te molesta?

eligelavida dijo...

Para nada, Mori. A mi también me preocupa que se vacíen las iglesias; lo que pasa es que, como dice el autor del artículo, la Iglesia no puede estar dispuesta a «lo que sea» con tal de no perder aforo.

En cuanto a lo que dices de san Pablo, no puedo estar más de acuerdo. Es más, la Iglesia católica afirma que somos justificados sólo por la fe en Cristo. Ahora bien, las obras deben corresponderse con lo que creemos por la fe. Por ejemplo: decir yo tengo fe, pero cometer un sacrilegio con la Eucaristía, no salva a nadie. Si hay fe, el amor a la Eucaristía será absoluto.

Se trata de conformar nuestra vida al evangelio de Jesús, en quien creemos.

Gracias por tu comentario. Un abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).