domingo, 26 de octubre de 2014

La Escritura no hay que leerla de forma académica, sino orando


Es preciso leer la sagrada Escritura no como un libro histórico cualquiera, por ejemplo como leemos a Homero, a Ovidio o a Horacio. Hay que leerla realmente como palabra de Dios, es decir, entablando una conversación con Dios.

Al inicio hay que orar, hablar con el Señor: "Ábreme la puerta". Es lo que dice con frecuencia san Agustín en sus homilías: "He llamado a la puerta de la Palabra para encontrar finalmente lo que el Señor me quiere decir". Esto me parece muy importante. La Escritura no se lee en un clima académico, sino orando y diciendo al Señor: "Ayúdame a entender tu palabra, lo que quieres decirme en esta página".

(Encuentro del Papa Benedicto XVI con los jóvenes de Roma y del Lacio como preparación para la XXI Jornada Mundial de la Juventud).

2 comentarios:

Armando dijo...

Tienes toda la razón en lo,que dices. Leer la palabra de Dios, es un canto a su Amor infinito.
Gracias y muy feliz domingo. Un abrazo.

CHARO dijo...

Siempre me dijeron que la Biblia no es un libro de Historia, es un libre de FE donde Dios se nos manifiesta.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).