domingo, 26 de octubre de 2014

Hay principios no negociables. El primero: el respeto a la vida


Hay cuestiones fundamentales que son innegociables porque están inscritas en la propia naturaleza del hombre. Entre ellas, el respeto a la vida desde la concepción hasta la muerte natural. El relativismo que infecta la sociedad ha hecho que, para muchos, «opciones, antes consideradas unánimemente como delictivas y rechazadas por el común sentido moral, lleguen a ser poco a poco socialmente respetables» (San Juan Pablo II). 

Algunos, obsesionados con el consenso y lo que llaman ‘respeto a la libertad’ de los demás, han olvidado que hay derechos que son primarios. La vida, el primero de ellos. 

3 comentarios:

Armando dijo...

Incongruencias las hay y muchas:
Nos manifestamos en pro de la vida de los animales, y del mismo modo, quizás las mismas personas, se manifiestan a favor del aborto.
Destruir una vida humana, es agredir a Dios en su infinito Amor.
Buen comienzo de semana.
Un abrazo.

Armando dijo...

Incongruencias las hay y muchas:
Nos manifestamos en pro de la vida de los animales, y del mismo modo, quizás las mismas personas, se manifiestan a favor del aborto.
Destruir una vida humana, es agredir a Dios en su infinito Amor.
Buen comienzo de semana.
Un abrazo.

CHARO dijo...

Ha sido muy impactante ver esa imagen.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).