martes, 21 de octubre de 2014

Ex abortista explica reacciones habituales de las mujeres que han abortado

 
Carol Everett ha sido propietaria de dos ‘clínicas’ abortistas. Hoy, después de reconocer que el aborto es un asesinato, Carol espera poder ayudar a la causa pro-vida dando testimonio de sus experiencias durante sus años como abortera.
Para empezar, Carol ha declarado que, según su experiencia, existen dos reacciones clásicas entre las mujeres que han abortado. La más común es la de gritar ‘he matado a mi bebé’, justo tras la intervención. Everett reconoce que siempre se sorprendía al escuchar a las mujeres llamar ‘bebé’ al hijo que habían abortado. Esa mujer, afirma hoy, probablemente podrá superar el trauma del aborto, pues reconocerá que ha quitado la vida a su hijo y hará duelo por ello.

La segunda reacción, explica Carol, es la de la mujer que mientras está en la sala de recuperación dice ‘tengo hambre; llevo aquí varias horas y quiero irme’. Everett, que hace años también abortó, afirma que para esta segunda mujer será mucho más difícil la recuperación, pues huye de lo que ha hecho, quiere dejarlo atrás y lo niega. Al parecer, en estos casos transcurre una media de cinco años hasta que la mujer reconoce los hechos, admite que voluntariamente ha matado a su bebé, y puede comenzar a recuperarse.
Las mujeres que han tenido abortos voluntarios, tienen un riesgo de suicidio 6/7 veces superior a otros adultos, y 10 veces superior en el caso de adolescentes, además de problemas de depresión y psiquiátricos. Uno de los objetivos pendientes de los grupos pro-vida  es llegar a estas mujeres para poder ayudarlas y apoyarlas en su recuperación una vez están dispuestas a ello.

1 comentario:

CHARO dijo...

Me alegra mucho cada vez que leo a una ex-abortista arrepentida....no todo está perdido.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).