jueves, 30 de octubre de 2014

El derecho a enterrar al hijo no nacido

 
En la ciudad de Arequipa, en Perú, Mirian Rosas Chacón fue internada el 23 de diciembre de 2013 en el hospital Edmundo Escomel. Presentaba una amenaza de aborto por una infección urinaria. Siete días después tuvo un aborto espontáneo. Cuando después de este triste suceso solicitó el certificado de defunción y el cuerpo de su hijo para darle sepultura, éste le fue negado.
La explicación que ha recibido esta madre es que no le pueden entregar el cuerpo de su hijo porque el bebé no llegó a las 22 semanas de gestación y un peso de 500 gramos. Al parecer, éste es el requisito que exige el Manual de Normas y Procedimientos de Manejo de Cadáveres de EsSalud. Rosas Chacon insiste: "Lo que pido es que me den el cuerpo de mi hijo. Lo tienen guardado en formol en el área de Anatomopatología".

Está claro que en Perú el embrión o el feto de menos de 22 semanas de gestación no es percibido como persona por las autoridades sanitarias. De otra forma no se entiende que un ser humano que se encuentra en un momento incipiente de su desarrollo y que fallece por causas naturales sea tratado como desecho sanitario. Desgraciadamente, en la mayor parte de los países del mundo, los embriones son tratados como objetos susceptibles de compra, venta, congelación o destrucción. En este caso, simplemente como desecho.
El cuerpo de un nonato fallecido no es un desecho. Tiene derecho a un entierro digno. Para los padres que pierden un hijo por un aborto espontáneo, la posibilidad de verlo y despedirse, como por otra parte se hace con cualquier otro fallecido, ayuda a vivir el duelo, de la misma forma que ayuda el poder enterrar el cuerpo de ese hijo que nunca llegó a nacer.

10 comentarios:

CHARO dijo...

Un triste suceso que no debería ocurrir.Besicos

Salvador Pérez Alayón dijo...

Experimentas que la vida es un recorrido en busca de derechos. Derecho a la propia vida, a ser tratado dignamente, con justicia, con respeto y libertad.

Son los derechos consecuencia del amor, y así la falta de amor rompe los derechos y las personas, entre ellas los embriones, no son tratados dignamente.

Nos cabe la esperanza de luchar con todas nuestras fuerzas y medios, y, al mismo tiempo, rezar, pedir al Señor luz, voluntad, fuerza y sabiduría para enfrentarnos, por la puerta estrecha, a toda está corriente que nos amenaza.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

Mrs Wells dijo...

Hola Eli!

cuanto tiempo!Sigo tus posts aunque no comente..
Este en particular yo lo asocio on uno reciente, bellisimo, titulado 'Nueve meses y nueve dias' alavando la influencia de las ecografias al permitir a los padres 'ver' a sus hijos no nacidos. me impató ese post porque sincronizaba perfectamente con mi experiencia: lo lei bajo el influjo de la emocion de acabar de ver mi propia ecografía de las 20 semanas..(Siiii!! Eli estoy embarazada de 5 meses! estoy leyendo acompagnada)
por ese motivo me solidarizo con el dolor y la injusticia de la que hablas hoy...(sigo en otro comentario)

Mrs Wells dijo...

Sigue...

te recomiendo que leas algo que a mi me ha impactado mucho y que yo relaciono con este tema (por que se tiene tanto 'miedo' a la 'corporeidad' del no nacido? y como ese rechazo a asumir la verdad que representa ese cuerpo es realmente 'evil')..

he estado leyendo en otros blogs una novela en la que el autor, que es teologo, cuenta la historia de como el diablo se hizo tal y por que...la novela, que como digo es solo tal (pero escrita por un Teologo, el P.Fortea)dice que los angeles, siendo no corporeos, se revelaron al conocer que Dios se encarnaría...
Bueno el libro es mucho mas largo, yo solo he extraido este detalle que me llamo la atención y yo asocié con los temas que tu tratas..(especialmente cuando la corporeidad, verla, conocerla marca la diferencia).No se si estoy llevando las cosas demasiado lejos..solo queria compartir
pero una sociedad que quiere que entendamos que un cuerpo humano es tan poca cosa..o nada se esta revelando contra la Verdad

En fin, creo que es interesante profundizar.
te dejo el Link donde esta el libro , seguramente util de todas formas:
http://goo.gl/mNsjmY

Y espero tu felicitacion por las buenas noticias!

Mrs Wells dijo...

Yo, otra vez.

perdona, estoy muy parlanchina y llenandote el blog !!!.

Queria compartirte la conversación que tuve con la enfermera que hacía la 'ecografía' (a las 14 semanas) - creo que te encantaría hablar con esta joven profesional cuya vida entera transcurre compartiendo experiencias con esta parte de la sociedad 'oculta' que son los bebes de menos de 15 semanas de gestacion! me dijo que ella era consciente de que no era la que presentaba al nuevo miembro de la familia a cada mujer/pareja o familia que venia a la ecografia, pues ellos, al venir a las ecografías, por muy pronto que fuera el embarazo, en la mayoria de los casos, ya habian hecho el esfuerzo por 'contactar' con el bebe. Decia que algunas familias compran aparatos en internet para ver si escuchan el corazón y claro les hace mucha ilusion que la Seguridad Sosial les de este servicio!
Se sentia muy privilegiada con su trabajo y me dijo que hasta sognaba con los bebes, los que fotografiaba todos los dias, que se le olvidaban las caras de los padres antes que la imaben del bebe.. como los profesores tienden a encarignarse con sus alumnos aunque no sepan quienes son los padres.
Como, de buenas a primeras, si uno de ellos falleciera, el mismo sistema de salud puede volverse inhumano?

eligelavida dijo...

¡¡Mrs Wells!! ¡Qué alegría saber otra vez de ti! ¡Y embarazada de más de catorce semanas!! Se te nota feliz. Me alegro muchísimo.

Lo que cuentas de la corporeidad es muy interesante. De hecho, eso somos, cuerpo y espíritu. No dos aspectos separados, sino íntimamente unidos.

El Papa Benedicto XVI, en su primera encíclica, 'Deus Caritas est', comenta la anécdota entre el epicúreo Gassendi y Descartes. El primero le dice al segundo bromeando: «¡Oh Alma!». Y Descartes replica: «¡Oh Carne!». Pero - dice el Papa: «ni la carne ni el espíritu aman: es el hombre, la persona, la que ama como criatura unitaria, de la cual forman parte el cuerpo y el alma. Sólo cuando ambos se funden verdaderamente en una unidad, el hombre es plenamente él mismo».

¡Enhorabuena y un abrazo fuerte!

Esteban dijo...

Comparto totalmente el sentimiento de esa mujer, en su lugar o el de su esposo yo querría tener el mismo derecho que reclama, me parece elemental. No se me ocurre más que tenerla en mis oraciones, y lo haré.
Creo que nuestra sociedad vive de espaldas al inequívoco hecho de la muerte de un modo irresponsable y loco. Es una temeridad, que si pudiera evitarse cambiaría muchas cosas, por sí misma.
¡Saludos!

eligelavida dijo...

Esteban, comparto tu opinión. Gracias por tu comentario.

¡Un saludo!

Mrs Wells dijo...

gracias

Denise dijo...

Thank you.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).