martes, 7 de octubre de 2014

«El alma que se me encomiende por el Rosario no perecerá»

 

Hoy celebra la Iglesia el día de Nuestra Señora del Rosario, fiesta instituida por el Papa san Pío V el 7 de Octubre, aniversario de la victoria obtenida por los cristianos en la  Batalla naval de Lepanto (1571), atribuida a la Madre de Dios, invocada por la oración del rosario.

Fue la Virgen María quien, en persona, enseñó a  Sto. Domingo a rezar el rosario en el año 1208, pidiéndole que propagara esta devoción y la utilizara como arma poderosa en contra de los enemigos de la Fe.

Más tarde, la Virgen se apareció a Alano de la Rupe y le dijo que reviviera esta devoción haciéndole las siguientes promesas:

1. Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.

2. Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.
 
3. El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejías.

4. El Rosario hace germinar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina. Sustituye en el corazón de los hombres el amor del mundo con el amor de Dios y los eleva a desear las cosas celestiales y eternas.

5. El alma que se me encomiende por el Rosario no perecerá.

6. El que con devoción rece mi Rosario, considerando sus sagrados misterios, no se verá oprimido por la desgracia, ni morirá de muerte desgraciada, se convertirá si es pecador, perseverará en gracia si es justo y, en todo caso será admitido a la vida eterna.

7. Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos.

8. Todos los que rezan mi Rosario tendrán en vida y en muerte la luz y la plenitud de la gracia y serán partícipes de los méritos bienaventurados.

9. Libraré bien pronto del Purgatorio a las almas devotas a mi Rosario.

10. Los hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular.

11. Todo cuanto se pida por medio del Rosario se alcanzará prontamente.

12. Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.

13. He solicitado a mi Hijo la gracia de que todos los cofrades y devotos tengan en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados de la corte celestial.

14. Los que rezan Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.

15. La devoción al Santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación de gloria.

5 comentarios:

martina dijo...

Lepanto è storia attuale. Sapremo noi combattere contro chi vuole distruggere la fede cattolica?
Un grande abbraccio

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida.
El arma más poderosa para que se cumnpla la Voluntad de Dios. Un abrazo.

Maria Moreno dijo...

Pormedio del Rosario, acudo a María por mi protección la de mis hijos, mi hogar, mi familia, el mundo y todos los cristianos.

Recemos el Rosario!

CHARO dijo...

A mi "tocaya" le tengo una gran devoción.Besicos

Norma dijo...

Amén. Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).