lunes, 6 de octubre de 2014

Convierte a su hija en objeto de reclamación


Jennifer Cramblett, 36 años, blanca, natural de Ohio, ha tenido una hija negra después de ser inseminada artificialmente. Descontenta con la raza de su hija, ha demandado al banco de esperma por "nacimiento injusto y violación de la garantía" pues su intención era tener una niña blanca.

Pienso que la demanda por "nacimiento injusto y violación de la garantía" expresa a la perfección lo que es la mentalidad deshumanizadora de la fecundación artificial, pues habla del bebé, en este caso su propia hija, como de un producto que no ha resultado tener la calidad deseada por la consumidora.

Su abogado, Timoteo Misny, ha declarado: "El Banco de Semen Midwest cometió un error que un banco de esperma no puede cometer. Esto no es como pedir una pizza". Este hombre se equivoca. Practicar la fecundación artificial con semen de donante es lo más parecido a pedir una pizza, solicitar unos ingredientes y esperar que el producto final tenga el resultado apetecido.

Jennifer, que es homosexual, ha sobrepasado los límites del derecho que tiene cualquier persona a intentar tener un hijo, ya que el deseo de ser madre no puede anteponerse al derecho a la vida y a la dignidad de cada ser humano. A su hija no se le ha concedido el derecho a nacer de un acto de amor de sus padres, ni siquiera se le ha dado el derecho a tener un padre. Ha sido ‘fabricada’ por encargo, al gusto de la consumidora, y ahora es tratada como objeto susceptible de reclamación.

4 comentarios:

Rosi dijo...

¡Que triste lo que nos cuentas!.¡Que pena de niños!.
Un abrazo grande.
Rosi

martina dijo...

Una beffa che spero porterà Jennifer alla conversione!
Un abbraccio

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida.
El día menos pensado estos brutos son capaces de envasarlos al vacío. Un abrazo.

CHARO dijo...

Es algo horrible.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).