miércoles, 17 de septiembre de 2014

Un nuevo individuo que no es parte del cuerpo de la madre


Las abortistas que gritan "¡mi cuerpo, mi elección!" para justificar el aborto se han quedado en el pleistoceno. Que el cuerpo del embrión no pertenece al cuerpo de la mujer, sino que es un ser totalmente separado e independiente, es una afirmación rotunda de la ciencia que ya nadie pone en duda.

Desde el comienzo de su existencia el recién concebido interactúa con su madre. Poco después de la concepción, el embrión comienza a producir una sustancia, la gonadotropina coriónica (hCG), que mantiene el cuerpo lúteo del ovario de su madre. Este segrega dos hormonas, estrógeno y progesterona, necesarias para dar soporte al embarazo durante el primer trimestre, manteniendo acogedor el útero materno. La nueva vida tiene su propio carné de identidad, el genoma, diferente de los de sus padres. El nuevo individuo depende de su madre, sí, pero no es parte de su cuerpo.

2 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. En efecto,distinto contenido de su juego haploide de cromosomas, más comprensible a lo 'clase de biología' o mejor a lo CSI distinto ADN. Contundente y Científico. Un abrazo.

CHARO dijo...

Y aún así se sigue y, lamentablemente, se seguirá abortando.....que Dios nos poerdone.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).