martes, 30 de septiembre de 2014

Los padres, primeros custodios y administradores del don de la vida


Creo que a estas alturas todos tenemos claro que la vida es un valor primario. Esto significa que toda vida humana merece ser defendida siempre. Hoy la vida se exalta con facilidad cuando es placentera y rebosa salud y posibilidades de promoción, pero se olvida con la misma facilidad cuando viene envuelta en el sufrimiento, en la enfermedad o en la pobreza.

El Papa Benedicto XVI afirma que defender la vida humana es un acto de amor que exige amor (Jornada por la Vida 2006). No es una afirmación gratuita. El Papa explica que partiendo del amor profundo a toda persona, es posible realizar formas eficaces de servicio a la vida: tanto a la que nace como a la que está marcada por la marginación o el sufrimiento, especialmente en su fase terminal

¿Y quiénes deben ser los primeros en defender la vida humana? Evidentemente los padres, que son los primeros custodios y administradores del don de la vida, tal como se desprende de la ley natural. Administradores de un don, no dueños de un derecho, porque el hombre no es dueño de la vida. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).