jueves, 25 de septiembre de 2014

La nueva ‘colonización’ ideológica


Nunca me ha gustado la expresión ‘sociedad del bienestar’. Da la impresión de que la vida, en esta sociedad, es válida mientras pueda ser calificada de placentera o, cuanto menos, de satisfactoria. Por el contrario, la vida enferma, pobre, disminuida por la enfermedad o la marginación, no merece ser respetada, especialmente si se encuentra al final de su existencia.

Me parece admirable ver cómo, en ciertos países especialmente pobres, la Iglesia, o determinados grupos de voluntariado trabajan por la vida o por la promoción humana en condiciones sumamente precarias. Recientemente tenemos el caso de los misioneros cuyas vidas hemos conocido porque padecen ébola después de dedicar años a trabajar por los desfavorecidos en las regiones más pobres de la Tierra.

Su labor, como decía la Madre Teresa, puede parecer una gota en el océano. Sin embargo, de esa gota se beneficia toda la sociedad. Imaginad el caso de una mujer del Tercer Mundo a la que, en lugar de darle la píldora abortiva se le enseña la planificación natural para que pueda vivir su matrimonio con dignidad. Esta mujer llevará a cabo una labor educativa impagable entre los suyos, especialmente con su marido y sus hijos. En lugar de limitarse a acabar con sus embarazos y a eliminar a los hijos no deseados, podrá vivir y enseñar que la procreación no es exclusivamente un fenómeno biológico ajeno a la libertad responsable de la persona

Cuando las naciones del Primer Mundo financian material abortivo en los países pobres atentan contra la salud física y mental de sus habitantes, especialmente de las mujeres, que sufren en su propia carne un nuevo tipo de colonización ideológica: la imposición de un ‘estado del bienestar’ que conlleva la muerte de sus hijos. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).