domingo, 21 de septiembre de 2014

¡Jesucristo es el centro del cosmos!


El astrofísico Stephen Hawking ha concedido una entrevista en la que afirma:

«En el pasado, antes de que entendiéramos la ciencia, era lógico creer que Dios creó el Universo. Pero ahora la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir cuando dije que conoceríamos 'la mente de Dios' era que comprenderíamos todo lo que Dios sería capaz de comprender si acaso existiera. Pero no hay ningún Dios. Soy ateo. La religión cree en los milagros, pero éstos no son compatibles con la ciencia».

¿Puede la ciencia dar una explicación al sufrimiento? ¿Puede dar una explicación al porqué de la existencia? Hawking, con toda su ciencia y toda su sabiduría no ha comprendido aún que "el Redentor del hombre, Jesucristo, es el centro del cosmos y de la historia" (Encíclica Redemptor hominis).

Dice Stephen Hawking que, en lo que se refiere a la creación del universo, la ciencia ofrece una explicación más convincente. Me sorprende esta afirmación por parte de un científico que sabe que toda explicación acerca de la creación del universo es, al final, una mera hipótesis. Hawking afirma que la religión cree en los milagros, pero éstos no son compatibles con la ciencia. Y es que cuando sólo se acepta como fuente del conocimiento la experiencia sensible, toda realidad trascendente queda excluida.

Hay una excesiva totalidad en las certezas de los científicos, pero también un gran vacío, un auténtico agujero negro en sus interrogantes. Las cuestiones sin resolver se van agrandando hasta el infinito en una búsqueda de la verdad que sólo puede hallarse en la Verdad misma. San Agustín, tras años de búsqueda decía al Señor: "Tú estabas dentro de mí. Y yo estaba afuera". 

Ante el oscurecimiento de la fe de Stephen Hawking sólo cabe decir: ¡Jesucristo es el centro del cosmos!

3 comentarios:

Rafael Hidalgo dijo...

En su defensa hay que decir que nadie da lo que no tiene. Él no oculta su ateísmo, su falta de fe (religiosa, se entiende, porque en otras cosas sí "cree").

José Miguel dijo...

La Física sirve para explicar los fenómenos físicos y Stephen Hawking es un gran físico. El problema surge cuando él intenta extrapolar el método científico a la teología. Y en ese error solemos caer muchos físicos.
Para entender a estos físicos cuánticos hay que tener presente que no es lo mismo el vacío físico que la nada filosófica. Mientras en la nada filosófica no hay materia ni espacio, en el vacío físico hay radiaciones y espacio. Por lo cual del vacío físico es lícito pensar que se puede extraer materia, mientras de la nada filosófica no se puede extraer nada. Tan sólo Dios es capaz de crear de la nada.

CHARO dijo...

Me quedo con la frase de San Agustín.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).