martes, 16 de septiembre de 2014

Inmoralidad de la inseminación artificial y de la FIVET


 

La tradición de la Iglesia y la reflexión antropológica reconocen en el matrimonio y en su unidad indisoluble el único lugar digno de una procreación verdaderamente responsable. Así lo dice la Instrucción Donum vitae y así lo piensan muchos no cristianos que han llegado a esa misma conclusión por sentido común o, como afirma la instrucción, realizando un razonamiento puramente antropológico.

Esto significa, entre otras cosas, que acto conyugal y fecundación deben ir unidos. La inseminación artificial homóloga o heteróloga y la FIVET, es decir, la Fertilización in vitro homóloga o heteróloga son técnicas inmorales en cuanto a que desnaturalizan el acto conyugal y su significado unitivo y procreador.

Pensad por un momento en el mejor de los casos posibles: la inseminación artificial homóloga. Se trata de una técnica relativamente sencilla que se realiza para lograr la concepción humana mediante la transferencia a las vías genitales de la mujer del semen de su marido. Lo propongo como el caso menos malo ya que lo que se pretende es que la mujer conciba de su marido, sin intervención de donantes de semen u óvulos ni recurso a la fertilización in vitro. Aún en este caso, se disocia el acto sexual del acto procreador. El hijo no es concebido en un acto de amor de sus padres, sino que es creado por la tecnología de los médicos. No digamos otros casos, como el de la fertilización in vitro heteróloga donde se recurre a la utilización de gametos de terceras personas, se implantan varios óvulos para garantizar al menos un nacimiento, se congelan embriones, se realizan ‘reducciones embrionarias’ o abortos selectivos y se recurre  muchas veces a la llamada ‘maternidad subrogada’ o vientre de alquiler y a otras prácticas contrarias a la dignidad de la vida humana.

2 comentarios:

CHARO dijo...

Lamentablemente cada vez son más las parejas que recurren a estas prácticas para tener hijos......¿hasta donde llegaremos?
Besicos

Norma dijo...

Es un tema muy personal, no tengo hijos, tampoco se me ocurrió adoptar. Son lindos los niños. Cariños.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).