lunes, 1 de septiembre de 2014

Esterilizaciones masivas en Colombia


Más de 150 mujeres de bajos recursos han accedido a participar en un programa de esterilización puesto en marcha por la alcaldía de Medellín, en Colombia. Como explica una de las promotoras de esta esterilización en masa, “los requisitos necesarios para acceder a este servicio es que las mujeres sean mayores de edad, que hayan tenido uno o más hijos y no quieran concebir más. También se realiza a personas que tengan algún tipo de problema mental”. Así de triste.

La esterilización directa es aquella que tiene como fin imposibilitar la procreación. En el caso de las mujeres puede realizarse de distintas formas. La más común es la ligadura de las trompas de Falopio, lo cual impide el encuentro entre el espermatozoide y el óvulo.

La noticia dice: “Medellín Solidaria ha brindado a 151 mujeres de bajos recursos la posibilidad de decidir sobre su reproducción”. Lo que han hecho en realidad es mutilarlas, probablemente con carácter irreversible. Para promocionar estas esterilizaciones masivas ponen el ejemplo de una mujer casada, con once hijos y pocos recursos que pide esterilizarse para ‘ser mejor madre’. ¿No sería mucho más lógico que estas mujeres recibieran formación acerca de los métodos naturales de planificación familiar de forma que pudieran ‘controlar su reproducción’ sin forzarlas a pasar por el trance de atentar contra su integridad física y contra su dignidad haciéndolas estériles? 

La procreación no es algo ajeno a la libertad de los esposos y por ello es lógico que éstos se planteen si existen motivos razonables para distanciar el nacimiento de un nuevo hijo durante un tiempo o indefinidamente haciendo uso de los métodos naturales de planificación familiar, pero sin necesidad de violentar el cuerpo y la dignidad de la mujer dejándola estéril. 

En otras palabras, la esterilización es una mutilación, y aunque algunos moralistas se apartan de la enseñanza del magisterio que afirma que la esterilización directa es siempre una grave violación de la ley moral, la Iglesia es muy clara al respecto. La Congregación para la Doctrina de la Fe afirma que la autoridad pública no puede invocar, de ninguna manera, la necesidad de la esterilización para el bien común, porque sería lesivo para la dignidad e inviolabilidad de la persona humana (Documento Sobre la esterilización).

7 comentarios:

ANGELO ST dijo...

Esto se parece más cada día a lo que hacen con los animales.
Un abrazo querida amiga

martina dijo...

Mai come in questi tempi così bui e secolarizzati, la vita nascente è stata vista come un intralcio, un problema da eliminare!
Un abbraccio

Salvador Pérez Alayón dijo...

¿No sería mejor apoyarlas, protegerla y dales oportunidades para educarse y educar a sus hijos?

¿No sería esa la mejor utilización del dinero público?

eligelavida dijo...

Así es. En cualquier caso, una mutilación nunca es una solución.

CHARO dijo...

Esto va contra la dignidad de las personas.Besicos

Angie Chan dijo...

¿Pierdo la dignidad como persona por decidir esterilizarme? ¿Qué tipo de pensamiento retrógrada tienen ustedes? Nadie está en la obligación de reproducirse ni de mantenerse fértil. Cada cual tiene derecho a acceder a los métodos y tratamientos médicos que permitan controlar el nacimiento de nuevos y nuevas bebés.

Si para ustedes la dignidad de una hembra está en su capacidad de parir, siento demasiada lástima por ustedes.

PD. Hembra, sexo biológico; mujer, construcción social.

eligelavida dijo...

Una mutilación o esterilización es, con toda lógica, considerada un drama. A veces, por razones terapéuticas es necesaria. Otras, son debidas a enfermedad o accidente. Pero mutilarse o esterilizarse voluntariamente es, cuanto menos, un acto contrario a la moral.

La fertilidad es parte de la salud, aunque hoy se considere en ocasiones una enfermedad. ¿Quién puede desear practicarse una operación para eliminar una función sana y fundamental de su cuerpo?

No digamos nada de la inmoralidad de las esterilizaciones forzadas, tan extendidas por el mundo, esterilizaciones eugenésicas impuestas a disminuidos psíquicos para evitar embarazos o la esterilización demográfica , para evitar el crecimiento de la población.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).