lunes, 15 de septiembre de 2014

El verdadero artista puede intuir algo de la 'emoción' con la que Dios miró la obra de sus manos


Todos sabéis que Juan Pablo II fue, además de sacerdote, actor y poeta. La editorial Ciudad Nueva ha publicado, en colaboración con la Fundación Juan Pablo II, una serie de meditaciones inéditas dirigidas por Mons. Karol Wojtyła a un grupo de artistas reunidos en la iglesia de Santa Cruz de Cracovia en la Semana Santa de 1962.

En el mismo libro titulado El Evangelio y el arte, como apéndice, encontraréis la Carta a los artistas de Juan Pablo II, escrita 38 años más tarde, en la Pascua de 1999.

«Que para el hombre de hoy, para el artista de hoy, el Evangelio vuelva a ser fuente de inquietud creadora, fuente de inspiración (de inspiración literaria, de inspiración en la pintura, en la música y en el arte del teatro). De un modo nuevo, bajo formas nuevas» -decía el santo Papa.

«Toda inspiración auténtica encierra en sí cierta vibración de ese “soplo” con que el Espíritu creador impregnaba desde el principio la obra de la creación… Es una especie de iluminación interior que une la tendencia al bien y a la belleza… Que vuestros múltiples senderos, artistas del mundo, puedan llevar a todos a ese océano infinito de belleza donde el asombro se convierte en admiración, embriaguez, alegría indecible».

Comentando las palabras del génesis, «vio Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno/bello» (pues es sabido que el hebreo tôb contenido en aquel juicio divino es un adjetivo ético y estético a la vez, por lo que todo el cosmos es ‘bueno y bello’), afirma San Juan Pablo II que «nadie mejor que vosotros, artistas, geniales constructores de belleza, puede intuir algo del pathos con el que Dios, en el alba de la creación, miró la obra de sus manos».

2 comentarios:

Cristina A dijo...

Me encantó esta entrada !!!! Es cierto la Biblia es una verdadera fuente de inspiración...cantar de los cantares, los salmos, proverbios, eclesiastés, ...y la palabra del Evangeliio en el NT.
Sería muy interesante tener alcance al libro mencionado.
Enhorabuena por post de hoy y hermosa misión de este blog.
Un abrazo

eligelavida dijo...

Juan Pablo II, como artista que fue, siempre comprendió el punto de vista del artista que busca expresar la belleza:

«...nadie mejor que vosotros, artistas, geniales constructores de belleza, puede intuir algo del pathos con el que Dios, en el alba de la creación, miró la obra de sus manos».

Gracias Cristina. Un abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).