martes, 9 de septiembre de 2014

Dignidad humana en el sufrimiento


En los últimos tiempos se ha generalizado una idea perversa: la calidad de vida (valorada evidentemente según unos parámetros subjetivos), estaría por encima del derecho a la vida. Si aceptamos ese presupuesto son millones las vidas que se ponen en peligro, en concreto, todas las que no cumplen los caprichosos parámetros de nuestra sociedad hedonista.

Enfermos, discapacitados, ancianos son los primeros en esta fila macabra. Los partidarios de la eutanasia y el suicidio asistido se está movilizando y ya han logrado convertir varios países europeos en paraísos turísticos para suicidas con billete sólo de ida.

Los que piden ser ayudados a morir se encuentran siempre en encrucijadas difíciles: han perdido la salud o han sido diagnosticados de una enfermedad que saben que les llevará a la muerte. ¿Puede decirse de ellos que son libres al pedir el suicidio asistido? Lo lógico es pensar que se encuentran deprimidos y emocionalmente trastornados ante su situación.

Pongamos por ejemplo el caso de un anciano que comienza con Alzheimer. Sabe que perderá la memoria, que llegará un momento en el que no reconocerá a sus seres queridos. ¿De verdad hay quien pretende que para él sea una opción ser ‘suicidado’ por una empresa especializada? Quisiera creer que si algún día sufro una enfermedad semejante, encontraré a mi lado quien me de cuidados, amor y ternura, alguien que se comunique conmigo a través de gestos afectuosos cuando ya no pueda hablar, alguien que crea que, a pesar de lo durísima que es esta enfermedad para los pacientes y para sus familias y cuidadores, mi vida aún sigue mereciendo la pena.

En el vídeo, una mujer con Alzheimer tiene un momento de lucidez y reconoce a su hija. Le dice que a veces se siente confusa y su hija le pregunta: “¿En qué piensas ahora mismo?” Ella responde: “¡Te estoy queriendo!” (min. 1:23). Ahí está todo dicho.



4 comentarios:

Teresa dijo...

Totalmente de acuerdo. El vídeo me ha conmovido, gracias por este post.

martina dijo...

Un video commovente! Sono d'accordo con ciò che hai scritto. Di questi tempi si ha la tendenza a pensare che l'essere umano abbia dignità solo se sano, bello, ricco, famoso, potente, con un lavoro e senza difetti fisici, tutti gli altri non valgono nulla. Dobbiamo lottare perché si riaffermi nei cuori e nella società la civiltà dell'amore che Dio ci ha donato.
Un abbraccio e buona giornata

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. No me había fijado en la maléfica perversión del asunto de la calidad, en efecto, no busca el bien sino la justificación técnica, medible, científica del mal que se busca realizar. Muy aguda, ¡me encanta chica!.Un abrazo

Anónimo dijo...

Sería genial que se descubra la cura del Alzheimer, y estoy seguro que muchos científicos de buena fe están investigando... Bueno al menos ya se tiene cierto conocimiento del mecanismo de la enfermedad...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).