viernes, 12 de septiembre de 2014

Ante la profanación de un templo, las Femen libres y la Iglesia condenada


En febrero de 2013 nueve feministas del grupo Femen entraron en la catedral de Notre Dame, en París, semidesnudas, con los cuerpos pintados con consignas ofensivas y gritando “¡no queremos al Papa!” Además de las ofensas a los sentimientos religiosos, la profanación de un lugar sagrado y la incitación al odio religioso, dañaron una antigua campana expuesta con motivo de los 850 años de la catedral.

Hace unos días, las feministas iconoclastas han sido absueltas mientras que los guardas de seguridad que las echaron de la catedral han sido condenados por ‘sujetar a las mujeres con demasiada fuerza’.

La absolución no tiene nada de extraño si pensamos que, para empezar, el fiscal no acusó a las mujeres de profanar un lugar sagrado o atentar contra los sentimientos religiosos, sino únicamente de dañar la campana expuesta, cosa que, según el Tribunal, no se ha podido probar.

En resumen, atacar y ofender a los cristianos sale gratis, no sólo en países islámicos, sino también en el centro de Europa donde los ateos depliegan con violencia su cristofobia. Las Femen, con intención de provocar, han declarado: “Sólo lamentamos una cosa: que la cálida relación que tenemos con Notre-Dame termine, pero estamos seguras de que encontraremos una forma de renovarla”. 

Me resulta muy curioso este ateísmo anticristiano que tiene la necesidad de radicalizarse, de usar la violencia (véase las feministas que atacan y escupen a los defensores de la vida que rezan ante la iglesias) y cuya finalidad está tan oculta que ni los mismos ateos pueden explicarla. Y sí, creo que ya lo he comentado en otras ocasiones, me apenan estas mujeres de existencia vacía pero no por ello la sociedad debe permitir que cometan sacrilegios impunemente.

6 comentarios:

mori dijo...

Es muy preocupante la falta de educación religiosa que tiene nuestra sociedad. Yo creo que aunque una persona no sea creyente debería ser capaz de comportarse en un lugar sagrado con respeto (iglesia, mezquita, sinagoga....)el derecho a profesar con libertad una religión o no hacerlo básica en una democracia violentar a las personas en el ejercicio de esa libertad es un acto de autoritarismo repugnante.
Necesitamos educación religiosa básica, no encaminada a convertir a quien no desea ser convertido sino a no ser unos cafres para ser capaces de comprender que el hecho religiosa es un derecho básico que nadie y como tal debe se respetado.
Otra cosa las femen NO son feministas, yo personalmente creo que van en contra del feminismo y ellas pueden decir que son lo que quieran.

eligelavida dijo...

Mori, ellas se llaman a sí mismas feministas, aunque coincido contigo en que este grupo hace daño a la mujer y, en realidad, practica un antifeminismo radical pues avergüenza a cualquier mujer que se precie de serlo. Su discurso es machista y violento. Realmente son ellas mismas las que cosifican sus cuerpos y los exponen como carteles anunciadores al más puro estilo machista. No me extrañaría nada que tras estas pobres desgraciadas hubiera una mente machista y retrógrada.

eligelavida dijo...

En cuanto al tema de las religiones, se trata de una mínima educación cívica. A ninguno se nos ocurriría entrar así en una sinagoga. Ahora bien, esto no es falta de educación, es un ataque directo a la Iglesia.

Un abrazo!

AMALIA dijo...

Pienso que es fundamental el respeto y ser educados.

Esas formas de actuar no me parecen nada correctas.

Un beso. Feliz fin de semana.

CHARO dijo...

Son personas demasiado resentidas contra la Iglesia y es algo que no puedo entender ya que no es necesario ir contra algo que no crees y menos todavía atacarlo con violencia.Besicos

eligelavida dijo...

Así es, Charo. En realidad, Femen se está convirtiendo en un atajo de sacrílegas. Cuánto más escandalizan, más contentas se quedan. ¿Sus objetivos? Que se vea el odio a la Iglesia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).