viernes, 26 de septiembre de 2014

Al PP le cae otro ‘premio’

 

Al Partido Popular le siguen patinando las neuronas, ¡y de qué manera! ¡Éramos pocos, y parió  la abuela! La alcaldesa de Zamora, del PP y licenciada en medicina para más señas, muy en su papel de mujer progresista de derechas, acaba de afirmar que toda menstruación es un aborto. Rosa Valdeón, que así se llama la pobre, dice que es ‘científico’ que “todo óvulo que no concibe es un aborto. Es decir, cualquier menstruación de una mujer es un aborto incipiente”. ¡Ahí queda eso! 

Todos sabemos, porque lo vivimos, que las mentes pensantes del PSOE no eran muy boyantes, pero el partido Popular nos la está dando con queso y ha situado en puestos de responsabilidad a unas lumbreras que dan miedo. Aunque me pregunto si a esta señora hay que ponerle las orejas de burro o darle el premio a la manipulación de los ídem.

5 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

De todos modos, lo que hay que oír, y en pleno siglo XXI, madre mía. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

releante dijo...

Justificar lo injustificable con estupideces es algo intrínseco de este partido. El burro delante para que no se espante, pero parece que todos quieren estar delante para salir en la foto y quedar retratados... como unos auténticos gil.... Un abrazo

AMALIA dijo...

Vivir para ver...

Besos. Feliz fin de semana,

José Miguel dijo...

Esta noticia es propia del 28 de diciembre. Pero, he comprobado en internet que no es una inocentada ¿Dónde ha obtenido el título de Medicina esta señora?

CHARO dijo...

Vamos esto es "pa" morirse de risa ¿seguro que se licenció en medicina o le regalaron el título? Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).