domingo, 24 de agosto de 2014

La paz a pesar de la guerra, en la guerra, más allá de la guerra


Una fotografía emocionante. Un grupo de niños asirios el día de su primera comunión, en la ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak. Dan, ante todo, una sensación de paz y fortaleza. Sí, son niños, pero lo suficientemente mayores como para tener conciencia del sufrimiento que ellos mismos y sus familias están experimentando en la persecución. Y buscan la paz.

¿Cuál es esa paz distinta de la que da el mundo? Es la paz… que es más fuerte que los sufrimientos, no la paz sin guerra, sino la paz a peasr de la guerra, en la guerra, más allá de la guerra, pues la paz del alma vive por el amor totalmente en el cielo y disfruta así de la paz celestial a pesar de todo cuanto a su alrededor y contra ella puede suceder en la tierra (Carlos de Foucauld). 

4 comentarios:

Mori dijo...

Esta guerra es horrible.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Simplemente, me quedo en paz, porque como bien dices, más allá de toda ambición, origen de cualquier conflicto, reina la Paz. La Paz que siempre el Señor nos regala con su presencia y su amor.

Un fuerte abrazo en Xto Jesús, origen de toda Paz.

CHARO dijo...

Me es imposible entender el motivo de tantas guerras......si vivimos en un mundo donde hay una cantidad de religiones no me explico las causas por las cuales no nos respetamos y que cada cual sea coherente con sus propias creencias y respete a las de los demás......A lo largo de la historia han habido demasiadas guerras por las creencias religiosas y eso denigra al ser humano. Condeno todo tipo de violencia. Besicos

Cristina Acosta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).