jueves, 7 de agosto de 2014

La mentalidad de la Izquierda arraiga en la Derecha


La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, del partido Popular, defiende el aborto, el ‘matrimonio homosexual’ y quiere que el ‘Orgullo de Alicante’ sea tan importante como el circo que se organiza todos los años en el ‘Día del Orgullo Gay de Madrid’. Podría tratarse de una política que, excepcionalmente, se aparta de los postulados de su partido, pero no es así.

Desde hace ya muchos años el PP juega a todas las cartas y lo que defiende la alcaldesa alicantina no es, ni más ni menos, que el «discurso histórico» del Partido Popular.

Como afirma Juan Manuel de Prada, “la mentalidad que impulsa el partido de izquierdas, arraiga y se consolida gracias al partido de derechas”. Sonia Castedo es una buena representante de los políticos que forman parte de este pensamiento único. Los partidos se alternan en el poder, pero el veneno que insuflan en la sociedad es el mismo.

4 comentarios:

Pepe dijo...

No me sorprende...

eligelavida dijo...

Por desgracia, a mí tampoco me sorprendió. Es más que previsible.

CHARO dijo...

Desde hace ya demasiados años los políticos de turno estan envenenando las mentes de los ciudadanos.Besicos

Mori dijo...

Esta señora esta implicadisima en casos de corrupción. La escena del beso es solo para que se olvide que ha robado, manipulado y apobrechado de su cargo. Por eso intenta ser polémica. Marear que algo queda. A mi lo del matrimonio homosexualidad me parece muy bien pero los políticos que vengan visados de su casa. En la comunidad Valenciana los casos de corrupción son un escándalo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).