lunes, 3 de marzo de 2014

El feto también es nuestro paciente

 

En las puertas del Hospital La Paz de Madrid ha tenido lugar un evento importante. Más de 200 profesionales de la sanidad se han concentrado para proclamar que el feto también es su paciente. Esto, que es una obviedad, muchos españoles no lo comprenden puesto que apoyan mayoritariamente partidos políticos que promueven, de una forma u otra, el aborto.

Los médicos, enfermeros y demás personal de sanidad reconocen que su deber es poner todos sus conocimientos al servicio del ser humano que vive en una situación de debilidad. Y añaden: La sociedad no puede cerrar los ojos a los conocimientos actuales sobre la gestación humana. A la hora de debatir sobre esta cuestión es preciso tener en cuenta la realidad de la formación humana intrauterina. Se comete un grave error al valorar la legalidad o no del aborto sin tener en cuenta dichos conocimientos (Manifiesto de la Plataforma Batas Blancas por la Ciencia).

Por último, los profesionales de la sanidad reivindican algo que me parece fundamental: el derecho a la objeción de conciencia. Nadie puede ser obligado a participar en la matanza de un ser humano, aunque ésta esté legalizada y se denomine eufemísticamente interrupción del embarazo. Los médicos y enfermeros que atienden a la mujer embarazada en riesgo de abortar realizan un acto médico y debe ser respetado su derecho a la objeción de conciencia sin que eso signifique que se la deja de atender. 

4 comentarios:

Sancho dijo...

El aborto también se financia con nuestros impuestos, y aunque ahora se cambie la ley y el aborto no se considere un derecho, al haber de hecho un derecho a abortar el mismo Estado tiene que proveer de este servicio. Señor Gallardón: menos hipocresía.

Aquiles dijo...

Las leyes no pueden legitimar crímenes contra la vida humana, aunque desgraciadamente lo hacen actuando en contra de la misma razón y además son aceptadas por la sociedad, que no es un ente, sino que somos todos.

Es una alegría escuchar a los médicos decir que antes de escribir una ley que permite acabar con un embarazo hay que escuchar a la ciencia, que tiene mucho que decir.

eligelavida dijo...

Las leyes que atentan contra la vida no crean ninguna obligación de conciencia (Evangelium vitae). Lo que conocemos por la objeción de conciencia no es sólo un derecho, sino también una obligación grave.


CHARO dijo...

Un bravo por estos auténticos profesionales de la sanidad, estoy con ellos y les apoyo en todas sus reivindicaciones.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).