viernes, 28 de febrero de 2014

Por los que viven, trabajan y mueren en Nirmal Hriday


ORACIÓN DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II EN LA CASA DE LOS MORIBUNDOS INDIGENTES NIRMAL HRIDAY DE CALCUTA

Lunes 3 de febrero de 1986

Dios todopoderoso y sempiterno, Padre de los pobres, consuelo de los enfermos, esperanza de los moribundos.

Tu amor guía cada instante de nuestras vidas. Aquí, en Nirmal Hriday, en este sitio de cuidado amoroso para los enfermos y los moribundos, elevamos nuestras mentes y nuestros corazones en oración.

Te alabamos por el don de la vida humana y especialmente por la promesa de la vida eterna. Sabemos que estás siempre cerca de los afligidos y de los marginados, de los débiles y de los que sufren.

Oh Dios de ternura y compasión, acepta las oraciones que te ofrecemos por nuestros hermanos y hermanas enfermos. Incrementa su fe y su esperanza en Ti. Confórtalos con tu presencia amorosa y, si es tu voluntad, devuélveles al salud, dales una fuerza renovadora de cuerpo y alma.

Oh Padre amoroso, bendice a aquellos que están para morir, bendice a aquellos que, muy pronto se encontrarán contigo, cara a cara. Creemos que Tú has hecho de la muerte la puerta que nos conduce a la vida eterna. Mantén a nuestros hermanos y hermanas moribundos en tu amor, llévalos sin tropiezo y cuidadosamente contigo a la morada de la vida eterna.

Oh Dios, fuente de toda fortaleza, asiste y protege a aquellos que cuidan de los enfermos y que atienden a los moribundos. Dales un espíritu valiente y gentil. Sostenlos en sus esfuerzos de consolar y curar. Conviértelos cada vez más en un símbolo radiante de tu amor transformador.

Oh Señor de la vida y fundamento de nuestra esperanza, vuelca tus abundantes bendiciones sobre aquellos que viven, trabajan y mueren en Nirmal Hriday. Cólmalos de tu paz y de tu gracia. Hazles ver que eres un padre amoroso, un Dios de misericordia y compasión. Amén.

3 comentarios:

José Ramón dijo...

Enternecedora estas letras, feliz fin de semana Saludos

http://creatividadeimaginacinfotosdejosramn.blogspot.com.es/

Salvador Pérez Alayón dijo...

Poco más se puede decir, pero siempre brota algo nuevo o esperanzador del corazón de cada hombre.

Padre bueno, perdona mis torpezas y egoísmos y renueva mi corazón de pecador a lleno de amor y bondad. Asístenos en la hora de nuestra muerte, sobre todo a aquellos desamparados y moribundos que sólo les queda la hora y un lugar para morir.

CHARO dijo...

Me uno a esta hermosa oración.Besicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).