jueves, 27 de febrero de 2014

La vida no está al arbitrio del hombre


La Biblia relata la historia de siete hermanos israelitas que fueron apresados junto con su madre para que renegaran de la fe verdadera. Fueron torturados para que hicieran lo que la religión prohíbe, pero con gran valentía aguantaron los insultos y las flagelaciones para, finalmente, acabar quemados vivos sin renegar de su religión.

Uno por uno, fueron muriendo ante los ojos de los que aún quedaban vivos. Cuando sólo quedó uno, su madre le dijo: «Yo no sé cómo aparecisteis en mis entrañas, ni fui yo quien os dio el aliento de vida, ni tampoco organicé yo vuestros miembros. El Creador del mundo, el que modeló al hombre en su nacimiento y proyectó el origen de todas las cosas, os devolverá misericordiosamente el espíritu y la vida, si ahora no miráis por vosotros mismos sino que por amor a sus santas leyes la despreciáis» (2 M 7, 22-23).

Con estas palabras, la madre de los siete hermanos profesó su fe en Dios afirmando que es Él quien da la vida y la forma desde el momento de la concepción, y quien continúa dando la vida, la nueva vida, más allá de la muerte.

A propósito de este texto, dice Juan Pablo II: ¿Cómo se puede pensar que uno solo de los momentos de este maravilloso proceso de formación de la vida pueda ser sustraído de la sabia y amorosa acción del Creador y dejado a merced del arbitrio del hombre?

5 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. En el pasaje le dice al reyezuelo ese que no resucitará para la vida. ¡Qué gran responsabilidad la de semejantes actos! Volver a la vida para vivir la muerte eterna, por asesinar al más indefenso de los hombres al comienzo de esta vida pasajera que hemos de terminar un, Dios quiera, buen día. Un abrazo.

eligelavida dijo...

Así es. Luego hay gente que te pregunta: ¿Dónde dice la Biblia que no se debe abortar?

Un abrazo!!

CHARO dijo...

Interrumpir la obra de Dios es una aberración.Besicos

MariCarmen dijo...

Que valentía y humildad la de esta madre que en medio de su dolor con abnegación y fe reconoce que Dios da la vida, por eso ninguno de nosotros puede disponer de la vida.

Abrazos.

gosspi dijo...

Uf Elige, has tocado a la madre de los Macabeos que no me deja nunca indiferente y la tengo como Luz en mi vida para saber bien a qué atenerme con los hijos que Dios me ha dado.....
Si el mundo viera esta Verdad....la de cosas que se evitarian...pero sin la Luz de la Verdad esta historia escandaliza...y ahí está nuestro combate.....un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).