jueves, 20 de febrero de 2014

La familia, patrimonio de la humanidad


Hoy ha comenzado el Consistorio extraordinario sobre la familia. El Santo Padre, en su discurso inaugural, ha hablado de la necesidad de tener siempre presente "la belleza de la familia y del matrimonio, la grandeza de esta realidad humana, tan sencilla y a la vez tan rica, llena de alegrías y esperanzas, de fatigas y sufrimientos, como toda la vida".

El Papa ha aseverado que hoy "la familia es despreciada, es maltratada, y lo que se nos pide es reconocer lo bello, auténtico y bueno que es formar una familia, ser familia hoy".

Reconocer el valor de la familia y al matrimonio son temas por los que el Papa se ha mostrado especialmente interesado desde que comenzó su pontificado. "La familia- decía Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud - es patrimonio de la humanidad, porque a través de ella, de acuerdo con el designio de Dios, se debe prolongar la presencia del hombre en el mundo".

Y hoy, con la apertura de este consistorio, pide a los sacerdotes una pastoral inteligente, valiente y llena de amor, que acompañe a las familias en sus muchas dificultades y que ayude a los cónyuges a vivir su vocación matrimonial con alegría.

4 comentarios:

martina dijo...

Bel discorso del Papa!

CHARO dijo...

Me ha gustado mucho lo que dice el Papa sobre la familia " patrimonio de la humanidad".........si hacen patrimonio a edificios y pueblos ¿por qué no hacer lo mismo con la familia tradicinal que, aparte de estar en peligro de extinción, es el gran pilar de la sociedad?.Besicos

Salvador Pérez Alayón dijo...

La familia es la expresión del verdadero amor: responsabilidad y compromiso. Y es en ella donde las personas aprenden a expresar su amor y a amar.

Donde no hay familia dificilmente habrá amor. Y un mundo sin amor podemos imaginar como será.

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. ¡Qué importante es ser familia de sangre, sobre todo de la sangre de Cristo! Un abrazo.Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).