lunes, 24 de febrero de 2014

La Alianza de las Civilizaciones se frota las manos


A raíz de la tentativa de la Junta de Andalucía para apropiarse de la catedral de Córdoba, he leído un antiguo artículo de Juan Manuel de Prada en el que afirma que Gadafi pronosticaba hace años una gran victoria islámica en Europa sin necesidad de recurrir al terrorismo. ¿Cómo pensaba hacerlo? Simplemente esperando a que los europeos nos autodestruyéramos mientras los casi sesenta millones de musulmanes que ya viven en Europa van implantando su cultura y su religión. Así de sencillo y fácil. Lo curioso es que eso es exactamente lo que está sucediendo. Los promotores de la llamada (eufemísticamente) Alianza de las civilizaciones se frotan las manos. 

3 comentarios:

eligelavida dijo...

No encuentro ahora mismo el enlace al artículo de Juan Manuel de Prada. Por favor, si alguno lo conoce, que lo ponga aquí pues era muy interesante. Gracias!!

Aquiles dijo...

Estoy de acuerdo con Prada. No necesitamos que nos ataquen cuando ya nos destruimos nosotros mismos, aunque en concreto la petición de que la Mezquita-Catedral deje de pertenecer a la Iglesia es un ataque frontal y masón. Estoy esperando a que los obispos se manifiesten y me extraña que se queden tan callados ante una pretensión como esa.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Así es, el mundo es ahora un paraíso para el Maligno. En el Evangelio de ayer decía Jesús que esta clase de espíritu maligno sólo se vence con la oración y el ayuno.

Y creo que es lo que debemos hacer, al margen de todas las acciones que podamos. Continuo con mi compromiso de rezar el santo Rosario cada viernes como anuncio en el blog.

Este viernes me olvidé, pero lo hice el sábado incluso a otra hora. El Señor está con nosotros y venceremos si nos unimos a Él, acompañados además de su Madre.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).