miércoles, 5 de febrero de 2014

Es preciso devolver a la familia su valor


Hace falta que los europeos se rehagan y devuelvan a la familia su valor como elemento primero en la vida social. Estas palabras, pronunciadas por el Papa Juan pablo II hace veinticinco años ante el Consejo de Europa, siguen perfectamente vigentes hoy para Europa y para el mundo.

En general, todas las sociedades modernas, imbuidas en el relativismo, han desoído las advertencias acerca del peligro que suponen la ideología de género y el homosexualismo político, doctrinas que pretenden crear un nuevo concepto de familia, donde ésta queda en realidad olvidada y es sustituida por otras entidades que de ninguna manera alcanzan a cumplir con el gran servicio social que la familia lleva a cabo.

La familia es sujeto de derechos. Y por ello, es preciso, en palabras de Juan Pablo II, crear las condiciones que favorezcan su estabilidad y que le permitan acoger y dar la vida generosamente.

3 comentarios:

gosspi dijo...

asi es...Esto como lo hago desde mi lugar? custodiando mi familia y transmitiendole la fe. Rezando, y en la naturalidad del dia a dia hacer TODO por el que dió su vida por mi...solo así, es atrayente la familia. Hay que defenderla sin cansarse, atento a las embestidas del maligno que está por la labor de destruir todo lo que suene a Unidad.

CHARO dijo...

Tengo muy claro que sin la familia tradicional esta sociedad irá de mal en peor........hay que seguir rezando.Besicos

Salvador Pérez Alayón dijo...

Destruir la familia es destruir los pueblos, porque si antes hablamos de las diferencias del matrimonio y las nuevas uniones que quieren serlo, la familia es el resultado del vínculo, compromiso de unidad y vida, de un hombre y una mujer, y que ese compromiso de amor y unidad dará en general la procreación de hijos.
Pero sin hijos no hay familia sino matrimonio.

Queda claro y al descubierto que los que quieren formar otra unión con hijos fabricados en laboratorios, adoptados o de alquiler será otra cosa, pero nunca familia unida por el vínculo de la sangre.

Y esto pone en peligro la unidad familiar y el nacimientos de los pueblos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).