martes, 11 de febrero de 2014

Cuando un trabajador social te dice: «Lo mejor que puedes hacer es abortar»


La Razón relata la historia de una joven madre que, debido a graves problemas económicos, se plantea abortar. Acude al Centro de salud de su localidad y allí la trabajadora social le dice que lo mejor que puede hacer es abortar y la remite a una clínica abortista.

En el abortorio le realizan una ecografía y ven que está ya fuera de plazo para abortar sin justificación legal, a pesar de lo cual le dicen que le practicarán el aborto sin problema. Le explican que antes debe acudir a un centro de la Seguridad Social y solicitar la tarjeta sanitaria que se otorga a cualquier mujer embarazada para que pueda acudir a un ginecólogo. A la salida de la clínica, unos jóvenes logran hablar con ella y le piden su teléfono con el fin de poder ayudarla. Pocos días después, la Fundación Más Futuro, una ONG que trabaja con mujeres embarazadas con problemas económicos, se pone en contacto con ella. La joven, sintiéndose apoyada, desiste de su intención.

Desde la clínica abortista la llaman continuamente para presionarla diciéndole que se está equivocando. Mientras tanto, en la Seguridad Social le ponen trabas para obtener la tarjeta sanitaria al saber que no va a abortar sino que ha decidido continuar con el embarazo. La joven tuvo que mentir y decir que quería abortar para que se la dieran.

Quisiera añadir al final de esta historia un comentario que hace Manuel Morillo en la web Infocatólica y que suscribo porque me parece muy cierto:

«El Centro de Salud y la trabajadora social, los incitadores al aborto, dependen de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid, y responden a sus políticas y control desde hace varias décadas, en las que ha consolidado el abortismo.

El abortorio depende de las inspecciones y del control de la Comunidad de Madrid (de los que también reciben el pago de más de la mitad de los abortos que realizan) y se puede permitir saltarse la ley porque sabe que esa inspección es cómplice (el aborto no se ha realizado gracias a las organizaciones provida y el acto ilegal se ha denunciado por una organización privada, no por la inspección de la CAM)».

4 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hay muchos implicados y señalados como autores también del crimen. Más que defender el aborto deben proponer condiciones laborales que ayuden a la mujer embarazada a ser madre. Eso descubre muy claramente que el problema es el egoísmo de no dar amor.

Quizás tendremos que empezar a pensar que hay muchas madres que no tienen amor, se le ha matado. Y lo que no se tiene no se puede dar.
Sería bueno desenterrar esa capacidad de amar en esas madres.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

CHARO dijo...

Gracias a Dios una vida se ha salvado por la ayuda generosa de esta ONG........Besicos

MariCarmen dijo...

Esa es una de las razones por las que no he podido trabajar aquí en Montréal, como "intervenant sociale".
Me gustaria mucho colaborar con la buena labor de las ONG.
Guardo la fe en siempre seguir mis convicciones.

Alfonso dijo...

Triste historia con final feliz. Que pena de Administración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).