jueves, 16 de enero de 2014

No retiraremos los crucifijos


A los que odian a Dios, el crucifijo les duele. Saben que la Cruz es signo de la victoria de Cristo y no están dispuestos a tolerarlo. Quieren convertir a Dios en el gran ausente; quieren sacarlo de las calles, de los hospitales, de los colegios, de la universidad. Lo que ha pasado con la exposición sobre la vida y obra de la Madre Teresa de Calcuta es muy significativo. Unos han declarado sentirse ofendidos por los símbolos religiosos y otros los han retirado para no ofender.

Lo cierto es que la Iglesia de hoy no necesita católicos tibios, cumplidores de preceptos que se conformen con ser tan buenos y tan políticamente correctos que retiren crucifijos de una exposición que versa sobre la vida de una santa de la iglesia. Un absurdo y un contrasentido.

No se trata de imponer nada, sino de proclamar nuestro derecho a ser testigos de Cristo y a manifestarlo públicamente. Por negarse a quitar un crucifijo, más de un cristiano ha dado su vida. Recuerdo ahora el caso de Helen Kafka, una religiosa Francisca de la Caridad de Viena, que en 1938 desobedeció el mandato nazi de quitar los crucifijos del hospital en el que trabajaba, por lo que fue arrestada y condenada a muerte.

No, no podemos retirar los crucifijos porque a quien nosotros predicamos es precisamente "a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles" (1 Co 1, 23). 

8 comentarios:

Mori dijo...

Creo de corazón que en España hay poco laicismo y mucho anticlericalismo. Comprendo que en hospital público se quite el crucifijo, lo de la entrada anterior si que no es comprensible. Yo creo que creyentes y no creyentes tenemos que dar un paso al frente y hacer un esfuerzo por comprendernos me da mucha pena cuando en mi entorno se meten de forma general con la Iglesia o los creyentes y me da una gran lástima cuando creyentes hacen lo mismo. Tenemos que conocernos hablar y escuchar al otro y alejarnos de los gritos. Se necesita cultura religiosa que no tiene que ser moral religiosa pero si un mínimo de cultura de la religión.

ANGELO ST dijo...

Y si nos movemos en el terreno legal: Artículo 9 del Convenio Europeo de Derechos Humanos

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho implica la libertad de cambiar de religión o de convicciones, así como la libertad de manifestar su religión o sus convicciones individual o colectivamente, en público o en privado, por medio del culto, la enseñanza, las prácticas y la observancia de los ritos

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. Es sorprendente que los signos cristianos molesten en una exposición de tal naturaleza, no comprendo peor disposición para visitar una muestra o exposición.¡Qué grado de intolerancia! Un abrazo.

Sinretorno dijo...

Mucho mejor el tuyo y gracias por la cita del Papa Benedicto.

gosspi dijo...

Yo solo sé que es el diablo el que no puede ver la Cruz...y este espiritu se hace carne en personas que engañadas se alian con él....asi que solo podemos enseñarla, la Cruz es la bandera del cristiano..y es lo que debemos , con humildad impedir que la quiten, porque es nuestra esencia, nada más y nada menos....pero esto tiene como consecuencia la persecución y el desprecio..Bendita persecución que nos hace ver la salvación cada dia!!

Armando dijo...

Gracias por tus palabras de bienvenida.
Un afectuoso saludo.

martina dijo...

Dopo aver tolto i crocifissi cambieranno il nome alle cose ed alle strade, come novelli giacobini? Ma è impossibile!I segni che parlano di Cristo non sono solo nella croce, l'intera cultura europea è stata costruita sulla Cristianità. Tutto nella nostra cultura parla di Cristo, anche se, al momento attuale, sembra che ce ne siamo dimenticati. Un abbraccio

braveheart dijo...

Esto me recuerda a los políticos que juran "por su conciencia y honor" y después descubres que andan metidos en jaleos corruptos (por supuesto me refiero a los cuatro gatos de siempre, no a todos, que en seguida se escandaliza la gente). Esta claro que el ateo no tiene porqué jurar por la biblia, ni debe. Pero habría que encontrar algo por lo que merezca la pena jurar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).